CÓMIC PARA TODOS

‘Portales’, de George R. R. Martin y Stefano Martino

portales_portada_gEditorial: Aleta.

Guión: George R. R. Martin.

Dibujo: Stefano Martino.

Páginas: 104.

Precio: 14,95 euros.

Presentación: Cartoné.

Publicación: Noviembre 2013.

Gracias al éxito de los libros de Canción de hielo y fuego y la serie de televisión que se basa en ellos, Juego de tronos, el nombre de George R. R. Martin es uno de esos que ya se coloca en letras de gran tamaño en los títulos y en las cubiertas de cualquiera de las obras en las que esté involucrado. Y esto es así porque el nombre vende por sí solo. Es el caso de Portales, un cómic escrito por el hoy famosísimo escritor. Reescrito, habría que decir, porque cómo él mismo explica en la introducción que contiene el libro estamos ante el guión de un episodio piloto para una serie de televisión que no tuvo suerte. Y más que reescrito, reinventado, porque Stefano Martino le pone ilustraciones sin conocer el referente audiovisual, que se llegó a editar en vídeo hace años. Sería fácil la loa a Portales por los méritos del escritor que hoy es George R. R. Martin gracias a su saga literaria de fantasía, pero sería injusto tomar ese camino. Y es que Portales no tiene nada que ver con Juego de tronos, ni por género, ni por tono, ni por personajes. Sí en algunos pasajes por calidad. Portales es una historia espléndida, un perfecto entretenimiento incluso a pesar de algunos tópicos que maneja.

La historia arranca con una misteriosa mujer, Gata, que aparece de la nada y acaba herida en el hospital. Allí es atendida por el doctor Thomas Mason, que por esa casualidad se ve arrastrado en su viaje a través de tierras paralelas, huyendo de un peligroso grupo de criaturas que busca dar caza a Gata. No hace falta conocer mucho más sobre la historia para asumir que la fantasía es un elemento fundamental del guión de Martin. Muy en la línea de lo que escribía el autor en aquellos años, antes y después de probar fortuna en el mundo de la televisión, y por mucho que eso pueda asombrar a quienes sólo le conozcan por Canción de hielo y fuego. De Portales gusta el entorno de ciencia ficción y fantasía, en el que Martin se mueve muy a gusto a pesar de que pasados unos años tras la gestación de la historia ya no sea especialmente novedoso, y gusta también la construcción de los personajes. Arquetípicos en algún caso y explotando roles muy conocidos (la atractiva heroína, el héroe a su pesar, la niña rebelde, el anciano sabio, el villano despiadado), pero impecablemente desarrollados, con mucho carisma en sus personalidades y con incontables posibilidades abiertas. No hay que olvidar que, aún siendo una miniserie completa, no deja de ser un episodio piloto. El cliffhanger final, tan obligado como divertido.

Stefano Martino da una dimensión espléndida al guión de Martin y hace que crezca su historia. El autor lo explica en la introducción, que las viñetas le daban la posibilidad de hacer que todo fuera más espectacular de lo que puede lucir en televisión (y más en la televisión de hace una década) y el ilustrador italiano lo entiende a la perfección. Tirando también de arquetipos en el diseño de los personajes, permite que se reconozca al instante a los buenos y a los malos, pero incluso así la ambientación es uno de sus principales éxitos. Los elementos más fantásticos funcionan a la perfección y encajan en el mundo real que muestras en los dos primeros números. Y brilla mucho en algunas viñetas, como por ejemplo en la página final del segundo número o en las que ilustran los movimientos de combate de Gata especialmente en el cuarto. Con esos elementos, Martino contribuye a que la historia planteada por Martin sea divertida, entretenida y espectacular. Y eso es justo lo que pretende un cómic que se lee con una sencillez impresionante y que amplía el universo creativo de un autor que hoy está en boca de casi todos. Aunque sólo fuera por eso, y en realidad lo merece por más cosas, ya sería una lectura interesante. Pero lo que es una pena es que sea sólo eso, un episodio piloto, porque es una saga de posibilidades infinitas.

El libro incluye los cuatro números de George R. R. Martin’s Doorways, publicados originalmente por IDW entre noviembre de 2010 y febrero de 2011. Además de la mencionada introducción de George R. R. Martin donde explica los orígenes de esta historia, el libro contiene como extra las ilustraciones de cubierta originales realizadas por Stefano Martino (la del número 3 es la que abre la edición española; las de los tres primeros también en su versión en blanco y negro), y las alternativas que dibujó Rebecca Wrigley. De estas, aunque realizó una para cada uno de los números, no aparece reproducida la del cuarto y último.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Información

Esta entrada fue publicada el 25 noviembre, 2013 por en Aleta, Cómic, George R. R. Martin, IDW, Novedades, Stefano Martino.

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 306 seguidores

Archivos

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: