CÓMIC PARA TODOS

‘Los hermanos Rubinstein’, de Luc Brunschwig, Étienne Le Roux y Loïc Chevalier

Editorial: Yermo.

Guion: Luc Brunschwig.

Dibujo: Étienne Le Roux, Loïc Chevalier.

Páginas: 200.

Precio: 12,95 euros.

Presentación: Rústica con sobrecubierta.

Publicación: Octubre 2022.

Suele ser habitual que una historia que acontece en la primera mitad del siglo XX lleve aparejada una ambición alta, y mucho más si eso supone asomarse de una manera u otra a lo acontecido en torno al genocidio judío y la Segunda Guerra Mundial. Cumple con esa premisa Los hermanos Rubinstein, de la que en este volumen vemos la mitad de la historia, sus dos primeros álbumes, porque sigue la historia de dos hermanos judíos desde su Polonia natal hasta las peripecias que acontecerán en las vidas de ambos, diametralmente opuestas. Quizá el gran problema de la historia de Luc Brunschwig pueda estar ahí, en que abarca un número elevadísimo número de temas, situaciones y personajes que puede dar la sensación de escaparse un tanto, mucho más si tenemos en cuenta que el proyecto inicial era que la serie tuviera nueve álbumes y la finalmente la historia se ha contado en cuatro. Claro que Étienne Le Roux y Loïc Chevalier firman un dibujo espléndido, uno que encaja a la perfección en los cánones esperables en el cómic europeo francobelga y que sabe sacar partido de todo lo que contiene una historia que sí consigue afrontar la parte más emocional de la propuesta y conmueve en todos sus estadios. Eso, desde luego, es clave, tanto en la lectura de estos dos álbumes como en las expectativas para los dos finales.

Brunschwig, lo decíamos, es ambicioso. Y eso genera desde el principio una atmósfera interesante. Los Rubinstein no solo son los protagonistas del relato, sino los motores emocionales de todo lo que está por venir. Lejos de quedarse en los clichés de las historias de judíos en los años de la Segunda Guerra Mundial, el escritor aprovecha circunstancias menos habituales en el retrato que se suele hacer de ellos, y eso tiene mérito si tenemos en cuenta que lo primero que vemos es uno de los trenes que conducía a los campos de concentración nazis y que la vida en él centra una de las líneas temporales de la serie. Brunschwig utiliza esa forma narrativa para que su historia se salga también de lo común, y normalmente funciona bien aunque en algunos momentos también pueda dejar algo de confusión, seguramente por la falta de conclusión del relato en estos dos primeros volúmenes. Pero el carisma que tienen los personajes y las situaciones saben solventar las carencias que pueda tener en este punto la lectura de solo la mitad de la obra. Los hermanos Rubinstein destaca precisamente por lo fácil que es conectar con los protagonistas a nivel emocional, incluso aunque por momentos podamos sentir que nos falta algo de información para saber cómo y por qué han llegado hasta ese punto los personajes.

La puesta en escena de Roux y Chevalier es espléndida, y lo es en todos los aspectos. Sobra decir que una obra histórica tiene que permitir una inmersión absoluta del lector, y ahí el trabajo es espléndido, tanto en la vida en sociedad como en la del campo de concentración, escenarios muy diversos entre sí, pero también con un magnífico trabajo de color e iluminación para que las mismas situaciones ayuden a definir el estado de ánimo en cada momento, ya sea en el interior de un cine, en los sombríos rincones de un campo de concentración en unas calles que se antojan más peligrosas de lo que tendrían que ser. El retrato de los personajes es espléndido, y la manera en la que transmiten emociones es demoledora, hasta el punto de que se puede prescindir en un primer momento del diálogo y aún así tener claro lo que está pasando. Pero eso no solo surge de los personajes, también de la elección del punto de vista o de la misma puesta en escena de cada secuencia. Los hermanos Rubinstein es un tebeo, de hecho, planificado con un mimo exquisito en lo visual. Puede tener sus carencias, pero desde luego es una lectura muy atractiva, con clichés que pueden entenderse como inevitables, pero también con elementos que se desmarcan de otras obras que se asomen al mismo periodo histórico.

El volumen incluye los dos primeros álbumes de Les fréres Rubinstein, publicados originalmente por Delcourt en febrero y septiembre de 2020. El único contenido extra son las cubiertas originales.

Rubinstein-002

En nuestra galería de Facebook podéis acceder a todas las páginas que mostramos de todos los títulos que comentamos.

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Información

Esta entrada fue publicada en 18 noviembre, 2022 por en Étienne Le Roux, Delcourt, Loïc Chevalier, Luc Brunschwig, Yermo y etiquetada con , , .

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 402 suscriptores

Archivos

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: