CÓMIC PARA TODOS

‘Wonder Woman. La guerra de los dioses’, de George Pérez

Editorial: ECC.

Guión: George Pérez.

Dibujo: George Pérez, Cynthia Martin, Jill Thompson, Russell Braun, Romeo Tangahl, Joe Phillips, Pablo Marcos, Vince Giarrano, Scott Hanna, Rick Bryant, Alan Kupperberg, Phil Jiménez, Gordon Purcell, Dick Giordano, Frank MacLaughlin.

Páginas: 304.

Precio: 29,50 euros.

Presentación: Cartoné.

Publicación: Abril 2017.

Es indudable el papel que tuvo George Pérez para convertir a Wonder Woman en el personaje que es hoy. La forma en la que supo reinventar su mitología tras Crisis en Tierras infinitas (aquí, su reseña), de hecho de una forma bastante tardía con respecto a lo que se hizo con otros personajes de la editorial como Batman o Superman, es imprescindible. Pero eso no significa que todo lo que toque George Pérez en relación a Wonder Woman sea oro puro. La guerra de los dioses no lo es, porque se trata de uno de esos macroeventos que no funcionan. Tiene cierta gracia pensar en que los dioses de diversas mitologías se enfrenten con el duelo entre Wonder Woman y Circe de por medio, pero lo que vemos en este volumen es un relato muy farragoso y al que no se le termina de pillar nunca un hilo conductor interesante y definitorio. Pasan cosas, desfilan incontables personajes por sus páginas, pero todo de una manera bastante atropellada y sin carisma. Es decir, justo lo contrario de lo que sucedía en el arranque de Pérez en Wonder Woman (aquí, su reseña). Quizá por eso choca tanto esa diferencia, porque de uno de los mejores autores de la historia de Diana cabe esperar lo mejor y este relato está lejos de serlo, algo a lo que tampoco contribuye el dibujo, ni siquiera con una Jill Thompson que daba sus primeros pasos.

Hay que reconocer que este volumen supone un reto mayor para el lector porque omite buena parte del evento. Solo incluye los números de la miniserie central, la que da título a la historia, La guerra de los dioses y los números que involucran a Wonder Woman en la historia. De ahí que la participación del resto de personajes del universo DC quede prácticamente reducida a cameos o papeles a medio contar. Es lo malo que tienen estos macroeventos, que siempre es fácil que al lector se le escapen muchas cosas entre los dedos. Pérez, en ese sentido, está tan centrado en lo que le interesa que muchas veces no consigue que nos sintamos involucrados con más personajes que los relativos a Wonder Woman. Y a veces es complicado incluso eso, porque la sensación de confusión es frecuente a lo largo de la lectura. A pesar de las cerca de 300 páginas de historieta, no se tiene la sensación de tener un todo en las manos, y eso es difícil de superar. Cierto es también que hay momentos climáticos bastante interesantes y que siempre se puede disfrutar con las versiones de dioses mitológicos del universo DC, pero hasta la propia Wonder Woman se mueve en ocasiones dentro de este gigantesco follón como una simple secundaria. Sin un hilo conductor claro, Pérez no consigue domar esta enorme bestia que intenta presentarnos.

Y siendo Pérez el escritor, lo que consigue es que le echemos en falta como dibujante. Su visión de Wonder Woman es tan icónica que se echa en falta en estas páginas. Y aunque hay páginas estimulantes en el interior de este largo volumen, ninguno de los muchos dibujantes que prestan su talento a La guerra de los dioses consigue acercarse a las sensaciones que dejó Pérez cuando nos presentó a su Wonder Woman. El hecho de ver muchas viñetas en bitonos, en colores primarios, añade un toque arcaico al volumen que, en realidad, no se corresponde con la fecha en que se publicó originalmente, a comienzos de los años 90. Lo mejor del libro, desde luego, se condensa en el primer número de la miniserie, el que sí logra mostrar sensaciones similares a los que Pérez imprimió a Wonder Woman, pero eso no se prolonga demasiado. Es una curiosidad ver el trabajo de Jill Thompson, pero es difícil reconocer en muchos de sus dibujos a quien después ha dado con un estilo tremendamente personal y sobresaliente. Salvo en momentos contados, de hecho, el texto devora al dibujo, y hasta los momentos más espectaculares hay que verlos en viñetas de reducido tamaño. Eso tampoco contribuye a que La guerra de los dioses pegue el salto que seguro que estaba pensado cuando se planificó este evento, uno que no deja un recuerdo demasiado grato.

El volumen incluye los cuatro números de War of the Gods y los números 58 a 62 de Wonder Woman, publicados originalmente por DC Comics entre septiembre de 1991 y enero de 1992. El contenido extra lo forman las portadas originales de George Pérez y Jill Thompson y una galería de ilustraciones de Chris Sprouse.

Podéis ver imágenes de este título aquí y aquí. Y en nuestra galería de Facebook podéis acceder a todas las páginas que mostramos de todos los títulos que comentamos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 242 seguidores

Archivos

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: