CÓMIC PARA TODOS

‘Custodia compartida’, de Pablo Velarde

portada_custodiacompartidaEditorial: Dibbuks.

Guión: Pablo Velarde.

Dibujo: Pablo Velarde.

Páginas: 192.

Precio: 20 euros.

Presentación: Rústica con solapas.

Publicación: Enero 2017.

Cuando un autor es capaz de abordar un tema sensible con un sentido del humor cínico y agudo, es que algo está haciendo bien. Muchas cosas, en realidad, son las que hace Pablo Velarde en Custodia compartida. Muchísimas. La historieta, procedente de las páginas de El Jueves, es una mirada divertidísima sobre cómo sobrevive una niña pequeña, Custodia, a la forma en la que sus padres divorciados afrontan esta nueva situación. Custodia es uno de esos hallazgos que, de haber nacido en otra época en la que no había tantos personajes, podría haberse convertido en un auténtico clásico, a la altura de todos esos personajes nacidos al calor de Bruguera en los que cualquiera podemos pensar. Es así de brillante por momentos, y más si tenemos en cuenta que este libro se compone de cinco años de páginas semanales que Velarde fue entregando para deleite de los lectores de El Jueves. Leídas en un único volumen y de carrerilla, porque exactamente ese es el ritmo que pide semejante diversión, no pierden un ápice de su gracia, y son la perfecta demostración de que hay que tener sentido del humor para reírse de cualquier cosa. Lo que Custodia compartido propone es una versión extrema de algo que provocará la carcajada de cualquier que sea padre o que tenga algún niño de esta edad a su alrededor, porque Velarde encuentra temas muy cercanos para sus chistes.

Y eso no es fácil. El primer escollo es el ya mencionado, que estamos ante un tema que genera debate, controversia y muchos problemas legales. Saber reírse de eso es todo un mérito. Pero hacerlo dando a la pequeña Custodia una personalidad tan sarcástica, cínica y aguda es algo que mejora mucho la premisa, porque eso le permite hablar de cuestiones de toda índole, desde los deberes hasta sus conflictos de divorcio, pasando por el inevitable choque generacional. Cuando estamos ante un recopilatorio de esta naturaleza, la tentación es decir que este libro se puede leer en cualquier orden. Y sí, en buena medida es así, pero hay muchas tiras que continúan entre sí, las que llevan a Custodia a un campamento de verano o las que hablan de una excusión por el campo con su padre en la que ambos acaban perdidos.  Se lea como se lea, Custodia compartida es muy acertada y divertida. Y lo es porque sabe encontrar variedad, porque, a pesar de que estamos hablando de más de 180 páginas diferentes, el autor casi nunca cae en la repetición de temas. Y si lo hace, porque en el fondo esto no deja de ser una relación entre una hija y sus padres separados y eso tiene sus limitaciones, sabe encontrar la manera de que cada gag sea fresco. Y hasta se permite el lujo de usar la sátira política en una desternillante parodia a Mariano Rajoy que es la guinda del pastel.

Siendo una serie desarrollada durante años, es evidente que Velarde va evolucionando. Y para bien. Su dibujo se va refinando con el paso del tiempo, sus personajes van cogiendo una forma mucho mejor definida. La diversión en la caricatura del autor, no obstante, siempre está ahí. Su caricatura, como el uso del color, es divertida, tanto en su forma original como en la que va adoptando. Custodia compartida es, también desde su dibujo, desternillante por momentos, fácilmente comprensible en muchas ocasiones incluso sin necesidad de leer los textos. A pesar de los cambios provocados por el paso de las viñetas, lo cierto es que el diseño funciona tan bien que sólo hace falta irlo adaptando, sin necesidad de aplicar cambios radicales. Y eso lo que indica que ese diseño original es francamente bueno, el de Custodia y el de sus padres sobre todo, pero también el de otros personajes que van desfilando por estas tiras, como los abuelos o los profesores de la pequeña o las nuevas parejas de su padres, más bien novias en el caso de él y de amantes en el de ella. Custodia compartida no defrauda en absoluto. Promete mucho cinismo, y lo hay a raudales. Ver el mundo real a través de los ojos de una niña descreída y descarada no tiene precio. Y si además se hace con la inteligencia con la que Velarde arma sus viñetas, menos todavía.

El volumen recopila las historietas de Custodia compartida publicadas en El Jueves entre 2011 y 2016. El único contenido extra es una introducción de Edgar Cantero.

Podéis ver imágenes de este título aquí y aquí. Y en nuestra galería de Facebook podéis acceder a todas las páginas que mostramos de todos los títulos que comentamos.

Anuncios

2 comentarios el “‘Custodia compartida’, de Pablo Velarde

  1. Pablo Velarde
    15 febrero, 2017

    gracias mil. te debo un album dedicado

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 13 febrero, 2017 por en Cómic, Dibbuks, Pablo Velarde y etiquetada con , , .

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 245 seguidores

Archivos

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: