Cómic para todos

‘Cita en Phoenix’, de Tony Sandoval

e6ec2b1e-9f04-4418-9da7-ba1c34d370b7Editorial: Dibbuks.

Guión: Tony Sandoval.

Dibujo: Tony Sandoval.

Páginas: 80.

Precio: 18 euros.

Presentación: Cartoné.

Publicación: Octubre 2016.

Acostumbrados a ver los mundos de fantasía oscura y turbia que hasta ahora nos había presentado Tony Sandoval, en obras como La serpiente de agua (aquí, su reseña) o Mil tormentas (aquí, su reseña), Cita en Phoenix, su nuevo trabajo, es muy agradecido cambio de registro. No porque hubiera llegado a un punto de agotamiento, en absoluto, pero sí porque añade una muestra de versatilidad a la obra de Sandoval, algo que resulta esencial para que un autor sea capaz de atraer a públicos muy diferentes incluso manteniendo un claro estilo visual. Cita en Phoenix es una obra autobiográfica, es la historia del propio autor en el momento en el que decidió atravesar ilegalmente la frontera entre México y Estados Unidos para reunirse con su novia y tratar de lanzar su carrera como creador de cómics. Sin dramatismos artificiales, sin buscar situaciones demasiado rebuscadas y aún conociendo el final de la historia, Sandoval consigue mostrar de una manera bastante gráfica un trozo de su historia y también una situación dramática que, al parecer, ha dejado de sensibilizar por lo cotidiano que resulta. Y si un cómic contribuye a seguir haciendo visible el drama de tantas y tantas personas, ya tiene algo bueno. En el caso de Cita en Phoenix hay más cosas, pero con ese punto de partida ya tiene mucho ganado.

No es fácil conjugar un relato autobiográfico y la necesidad de contar los pormenores de un drama como el que se vive en la frontera norteamericana. Sandoval lo hace con mucha calma y asentando la mezcla en una sencilla frase de la página 3: “todo empezó cuando me negaron el visado”. Cuando llega ese momento, ya hemos visto la cara amarga pero no dramática de la inmigración ilegal. En esa escena vemos que pueden ser muy cercanas las razones para cruzar una frontera, algo que debería ser accesible en este mundo globalizado en el que vivimos y que en realidad es una traba a las vidas de muchas personas. Y a partir de ahí vemos el mundo y la sociedad que nos rodea, lleno de trampas, de peligros, de injusticias y, también afortunadamente, de personas capaces de preocuparse por los demás. Cita en Phoenix es un drama pero es también la historia de un sueño. O, mejor dicho, la historia del primer paso hacia un sueño. Y al mismo tiempo, es un relato de las barreras que el mundo nos pone para que hagamos realidad esos sueños. Sandoval no es que cuente una historia real, algo que se presupone con el término “autobiográfico” encabezando el relato, sino que es muy realista. Es fácil meterse en la piel del autor en su faceta de protagonista porque lo que cuenta, aunque nos pueda parecer de otro mundo, es completamente realista.

Precisamente por esa razón, Sandoval metamorfosea su estilo. Sigue siendo reconocible y propio, pero no es idéntico al que protagoniza sus ilustraciones oníricas y fantásticas, las que le han convertido en un autor destacable en el género. Las pretensiones de Cita en Phoenix son muy distintas y eso tenía que notarse en sus viñetas. Pero sigue destacando en lo mismo, en que las emociones y sensaciones que tiene que transmitir cada dibujo son muy intensas y entendibles incluso sin diálogo. Su conversión en personaje es notable, y esquiva fácilmente el riesgo de caer en maniqueísmos artificiales eludiendo convertirse en un héroe granítico. El Sandoval personaje es un hombre de carne y hueso, que acierta, fracasa, sueña, se ofusca y llora como lo podemos hacer cualquiera. Y esa es la sensación más satisfactoria que deja Cita en Phoenix, la de que, en realidad, permite una identificación inmediata y fácil con el protagonista. Da igual que se viva ajeno a los problemas migratorios que azotan a buena parte del mundo. Da igual que el dinero o el idioma nunca hayan sido una dificultad para el lector. Y mucho menos importa que las fuerzas de la ley hayan podido ser vistas como enemigas en nuestra experiencia. Lo que cuenta Sandoval es trascendente, pero lo es social y personalmente. Lo es también artísticamente, y sirve para que Sandoval siga creciendo.

Paquet publicó originalmente Rendez-vous a Phoenix en junio de 2016. El único contenido extra es un portafolio de bocetos e ilustraciones de Tony Sandoval.

Podéis ver imágenes de este título aquí y aquí. Y en nuestra galería de Facebook podéis acceder a todas las páginas que mostramos de todos los títulos que comentamos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 20 octubre, 2016 por en Cómic, Dibbuks, Paquet, Tony Sandoval y etiquetada con , .

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 231 seguidores

Archivos

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: