CÓMIC PARA TODOS

‘Buckson’, de Víctor Araque

portada_buckson_comicEditorial: Grafito.

Guión: Víctor Araque.

Dibujo: Víctor Araque.

Páginas: 104.

Precio: 16 euros.

Presentación: Rústica con solapas.

Publicación: Noviembre 2016.

Dicen que está todo inventado, y probablemente sea así. Es posible que ya no haya historias nuevas que contar, género que reinventar o personajes con los que sorprender a cualquier tipo de público. Pero si lo que se puede ofrecer en ese escenario es algo tan fascinante como Buckson, ¿a quién le importa todo lo demás? Víctor Araque crea un mundo futuro que se mueve en coordenadas que pueden recordarnos, salvando las distancias estilísticas y narrativas, a los de películas como eXistenZ, Origen o Minority Report. Y a la vez encuentra una manera única de abrirnos las puertas de su mente y de la del protagonista, Yannick, un anestesista que va a trabajar a una clínica clandestina cuyos clientes son de la peor calaña. Así se desencadena una historia que sabe moverse en el género negro, en la ciencia ficción y hasta en el gore, pasando por la aventura onírica en la que no todo es como parece. Quizá, y más con esos referentes mencionados, que igual ni siquiera se le han pasado a Araque por la imaginación, la sensación más fuerte que deja Buckson es que se trata de un guion extraordinario no sólo para un cómic sino también para que algún avezado talento cinematográfico en España se dé cuenta por fin del filón de ideas e historias que hay en nuestras viñetas. Y eso es un elogio en todo regla para el trabajo de Araque.

Muchas veces, cuando se trata de exponer escenarios de ciencia ficción, se nota que el autor quiere contarlo todo, demostrar lo mucho que se ha trabajado el proyecto antes de ponerse a dibujar. Araque no lo necesita en Buckson. Su primera secuencia, ocho páginas que arrancan con tres en las que prácticamente no hay diálogos, son tan brillantes que, por sí solas, ya han conseguido atrapar al lector. Ahí hay algo que merece la pena leer. Y el resto no defrauda en absoluto hasta el punto de funcionar como una excepcional historia cerrada pero dejando elementos suficientes como para que el lector, después de cerrar el volumen, siga imaginando cómo es este mundo futuro que nos ha planteado el autor. O, incluso, si al final de todo ha asistido a una historia real o a una soñada, muy a la manera del Desafío total de Paul Verhoeven o del relato original de Philip K. Dick en que se basaba, Podemos recordarlo por usted. Ese juego entre lo vivido y lo imaginado, entre unos recuerdos entre dolorosos y nostálgicos y una realidad oscura y turbia, la que se acerca al mundo del crimen y también a la de las repulsivas criaturas que dan título a la obra, es innegablemente atractivo. Lo es desde la sinopsis, pero mucho más desde que se empieza a descubrir este relato, mucho más complejo de lo que parece a primera vista por la cantidad de elementos que maneja.

El dibujo de Araque tampoco se queda atrás. Desde el principio sabe combinar un estilo que no necesita un realismo firme para resultar palpable con los elementos más fantásticos de su planteamiento. La clave inicial está en el diseño del Buckson, un animal literalmente asqueroso pero que no chirría en este mundo futurista. Si eso no hubiera funcionado, probablemente la historia se habría derrumbado. Pero funciona. Y de qué manera. Tanto en esa escena inicial como en el brutal giro de los acontecimientos que Araque plantea en su siguiente aparición. A partir de ahí, el autor plantea un ritmo trepidante al que da vida con sus dibujos, creíbles en la acción pero también en el pensamiento, muy hábil a la hora de mostrar el cambio de escenario mediante la luz y el color y todo ello sin eludir hasta un desnudo frontal masculino bastante intenso y médicamente justificado a las mil maravillas, sin falsos e innecesarios rubores. Ni siquiera el sangriento festival que prepara Araque hace que se pueda apartar la mirada de las viñetas. Buckson es una sorpresa tremendamente agradable porque sabe aportar algo original al tan trillado mundo de la ciencia ficción. Y lo que aporta no es sólo imaginativo, trepidante o atractivo. Es, sobre todo, inteligente. Y eso, en este género en realidad destinado a fascinar desde esa vía de la mente más que desde la de los sentidos, no tiene precio.

El único contenido extra es un portafolio comentado de bocetos.

Podéis ver imágenes de este título aquí y aquí. Y en nuestra galería de Facebook podéis acceder a todas las páginas que mostramos de todos los títulos que comentamos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 17 octubre, 2016 por en Cómic, Grafito, Víctor Araque y etiquetada con , .

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 235 seguidores

Archivos

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: