CÓMIC PARA TODOS

‘En la palma del diablo’, de Mathieu Mariolle y Kyko Duarte

Editorial: Yermo.

Guión: Mathieu Mariolle.

Dibujo: Kyko Duarte.

Páginas: 104.

Precio: 25 euros.

Presentación: Cartoné.

Publicación: Noviembre 2016.

Si un noir consigue una atmósfera notable, tiene buena parte del camino recorrido. Porque a partir de ahí, simplemente con ir colocando lo que funciona en el género de una manera suficientemente hábil, lo normal es que salga una buena historia. Eso es lo que sucede con En la palma del diablo, una obra que respeta la idiosincrasia del género una vez que escoge un escenario muy atractivo, el que se forma después de que un agente del FBI se infiltre en la mafia de Los Ángeles simulándose ser un productor de cine novato que sigue los pasos de un padre con el que ya no se habla. Tenemos el Hollywood de los años 40, los entresijos del mundo del cine, los rincones más oscuros del crimen organizado de la ciudad y, por supuesto, mujeres fatales, de esas que se convierten casi sin que nos demos cuenta en el motor de las acciones de un protagonista que hace ley aquello de que la carne es débil. Mathieu Mariolle, quizá complicando excesivamente la trama en algunos momentos, consigue que todo avance hasta llegar a un buen final y Kyko Duarte le da una forma espléndida al relato, captando no solo la importancia del escenario sino también la de los mismos personajes. Y así, En la palma del diablo se convierte en uno de esos cómics recomendables para quienes disfruten del género, porque lo tiene todo para que les convenza.

La verdad es que fácil enamorarse de un cómic que nos llega al Los Ángeles de 1946 y arranca con un glamouroso estreno de cine, de los que atraen el brillo de las estrellas, los focos y el gran Teatro Chino. Pero es igualmente cierto que Mariolle crea a partir de ahí un buen planteamiento en el que el brillo de los sueños de celuloide se combina con el humo de los puros, el ruido de las pistolas y la violencia de quienes se sienten con todo el poder en sus manos. Las manos del diablo, como apunta el título. Según se va complicando la trama, hay momentos en los que no es del todo fácil seguir los pasos de Mariolle, y las mismas dudas del protagonista sobre lo que realmente quiere hacer, detener a los malos, quedarse con la chica o hacer su película, se ciernen sobre la misma historia. Pero hay que reconocerle también que se recompone muy bien, que solventa las dudas y que acaba firmando lo más difícil en este tipo de historias, un muy buen final en el que todo encaja y que no traiciona nada de lo que hemos leído hasta ese punto. En la palma del diablo sabe moverse bien con los tópicos del género para que, en el fondo, no sintamos que ya hemos leído esta historia, combinando los ineludibles aspectos personales con la investigación detectivesca. Lo que viene siendo género negro puro, contado de manera inteligente incluso en lo que pueda ser previsible.

Duarte, por su lado, aporta mucho a la puesta en escena de la obra. Sabe sacar partido del glamour del Hollywood dorado, sabe hacer que sus mujeres sean irresistiblemente hermosas y sexuales, que los tipos duros efectivamente lo sean, que las armas se sientan como las herramientas de muerte que son, que la violencia forme parte de manera natural de este mundo y que hasta la lluvia adopte un papel en las escenas en las que aparece, sean a plena luz del día o para ocultar besos furtivos de amantes condenados a la tragedia incluso aunque tengan tiempo del disfrute carnal antes de que la trama les lleve a vivir momentos dramáticos. Duarte dibuja todo eso y lo hace francamente bien. Los dos álbumes del relato se publicaron con tres años de diferencia, pero se aprecia una agradable uniformidad entre las dos mitades de la historia, quizá con detalles mucho más conseguidos en la segunda parte, porque se ve a Duarte cada vez más cómodo con el relato, hasta llegar al clímax, francamente bien narrado, atropellando las viñetas cuando la tensión lo exige, sabiendo sacar partido de cada primer plano. En la palma del diablo no aspira a ser la obra definitiva del género, pero desde luego aporta su granito de arena para que el noir no se pierda y, al contrario, tenga nuevas obras contemporáneas con las que seguir en plena forma.

El volumen incluye los dos álbumes de Dans la paume du diable, L’Usine à Rêves y Les mirages de Bugsy, publicados originalmente por Glénat en marzo de 2013 y mayo de 2016. El único contenido extra es un portafolio de bocetos y diseños de Kyko Duarte.

Podéis ver imágenes de este título aquí y aquí. Y en nuestra galería de Facebook podéis acceder a todas las páginas que mostramos de todos los títulos que comentamos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 27 marzo, 2017 por en Cómic, Glénat, Kyko Duarte, Mathieu Mariolle, Yermo y etiquetada con , , .

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 231 seguidores

Archivos

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: