Cómic para todos

Entrevista con Laura Rubio sobre ‘Queronea’

Después del entusiasmo que nos despertó primero Zilia Quebrantahuesos (aquí, su reseña) y ahora el que sentimos por Queronea (aquí, su reseña), no es ningún secreto que estamos muy pendientes de Laura Rubio, una jovencísima autora que ya nos ha dado muestras de sobra para confiar en su presente y en su futuro. Hablamos con ella sobre su primera trabajo (aquí, la entrevista), y hemos querido volver a hacerlo ahora sobre Queronea, y como en la anterior ocasión nos hemos encontrado con una autora inteligente, con muchas cosas que decir dentro y fuera de las viñetas, lo que siempre es una alegría para el cómic español. Esto es lo que nos ha contado sobre el proceso de creación de su nuevo cómic.

¿Cómo llegas hasta la batalla de Queronea y cómo decides que esa va a ser la temática de su nuevo cómic?

Fue todo de una forma bastante casual. Estudio Bellas Artes, y leí sobre estos sucesos justo antes de que desde una asignatura de la Universidad, que era Taller de Ilustración, se nos propusiera como tarea hacer una novela gráfica. La historia debo decir que me apasionó desde el principio. Sentía que debía contarla y hallé en esa asignatura una buena oportunidad. Como el fruto de ese trabajo fue satisfactorio, me propuse continuarlo durante el verano, y al final no solo ha acabado resultando en el cómic final editado por GP Ediciones sino también en mi Trabajo de Fin de Grado.

Todo un salto pasar de la mitología local aragonesa, la que vimos en Zilia Quebrantahuesos, a la historia de la Grecia clásica que vemos aquí… ¿Buscabas algo completamente diferente al universo del cómic con el que debutaste y por eso optaste por algo más apegado a la realidad?

Bueno, encontré en la historia de la batalla de Queronea un filón de temas que siento muy relevantes y que quería tratar: la guerra, el amor, el otro, el hogar, la memoria, etc. Eso era lo que me interesaba y lo que en última instancia me decidió a dibujar esta historia y no otra. Realmente, esos conceptos se pueden encontrar tanto en una historia real como en una ficticia, pero la batalla de Queronea y sus protagonistas me los daban ya todos ellos hilados de una forma magistral. Eso de que la realidad supera la ficción es totalmente cierto, y cuanto más leo sobre Historia más convencida estoy de ello. Pero retomando la pregunta, es verdad que hay un cambio importante con respecto a mi primer trabajo, y yo misma tenía una cierta necesidad del mismo. Sin embargo diría que no fue algo buscado sino algo inevitable.

¿Y dónde te has sentido más cómoda, en la leyenda fantástica de Zilia o en la historia ficcionada de Queronea?

Es cierto que hacer una obra histórica te exige todavía más tiempo de investigación previa y también que muestres los hechos de una forma más rigurosa. Pensaba que eso iba a ser lo más incómodo de Queronea, pero sin embargo, ha sido una fase del proceso que he disfrutado bastante. Donde sí que veo una diferencia, es que Queronea me ha empujado a salirme más de mi zona de confort, tanto por el tipo de dibujo que finalmente he empleado como por la narrativa. En Zilia cogí y usé todo lo que había ido aprendiendo hasta el momento. Queronea, en cambió, ha supuesto más bien un proceso de abandono de todo lo que sabía o creía saber. Eso, claro está, nunca es fácil ni cómodo.

Al final del libro hay un apéndice sobre la realidad histórica de lo que aparece en Queronea, lo que invita a pensar en que hay un buen trabajo de documentación. ¿Pero cuánta libertad narrativa te dejó esa labor? ¿Qué podemos decir que es aportación de Laura Rubio y qué encontraríamos en un libro de historia?

Los libros de historia son fantásticos aportándonos datos, cifras, nombres… Pero en esta ocasión a mí no me interesaban de la misma manera. Por eso mismo, porque ya están en los libros de historia y además perfectamente explicados. Lo que me interesaba más bien era lo universal, lo humano, que pudiera esconder este relato histórico. Es decir, rescatar todas esas aristas de un suceso real y exponerlas. Por eso, quizá esa aportación personal que indicas se encuentra a lo largo de toda la historia pero no es la historia: es la forma de narrarla. Es aquí donde más libre me he podido sentir. Además de con viñetas y planos, el cómic se construye también con tiempo y espacio. Alterándolo a voluntad, puedes hacer que la experiencia del lector sea totalmente diferente. Eso sí, debo decir también que sí que me he tomado algunas libertades históricas. Fundamentalmente, me refiero a la única escena totalmente ficcionada, que es esa conversación entre el joven Filipo y Epaminondas. Es una conversación plausible, pero inventada.

A pesar de narrar una batalla, esa conversación entre Filipo y Epaminondas, que entiendo que es el corazón emocional de la obra, es un ejemplo de que hay un mensaje antibelicista claro, que también se ve en las consecuencias de esa gran contienda. ¿Fue lograr ese equilibrio lo más complicado de conseguir en Queronea?

Sí, la verdad es que tratar un tema como la guerra no se me ha hecho nada fácil. Al final y en cierto sentido, todo el cómic trata sobre la idea de la existencia de “contrarios”, pues para que exista un “enemigo”, también debe haber un “yo”. Lo que quizá Epaminondas trate de decirle a Filipo es que no existe ninguno de los dos. Por eso la guerra de la que hablo aquí no es solo la externa sino también la interna, y la frase del oráculo de Delfos con la que comienza el cómic no es arbitraria: “Conócete a ti mismo y conocerás al Universo y a los dioses”. Esos enemigos que nos empujan a la guerra muchas veces no están tanto fuera de nosotros como dentro.

Entrando en el dibujo, me parece fascinante que veamos dos tipos de dibujo muy diferentes, el que emula a la cerámica y el que se centra en la parte central del relato. No podrían ser más diferentes entre sí y a la vez del estilo que mostraste en Zilia. ¿Tenías ganas de experimentar con diferentes estilos o es una manera de no encasillarte?

Al igual que con la temática, debo decir que estos cambios no fueron intencionados o premeditados, sino que más bien diría que vienen de esa propia temática. Por un lado, partí del arte griego, en concreto del arte de vasijas, al que consideré todo un precedente por ser también una forma de narración secuencial. Una forma de cómic, en resumen. Y todo Queronea es un homenaje a esas vasijas, se podría decir. En la parte central que mencionas, eso sí, el trazo cambia. Se vuelve mucho más agresivo y violento, casi expresionista. Eso viene determinado por el uso del pincel, que me ha permitido expresar el movimiento y la fuerza de una forma mucho más palpable. Como sea, no me imagino ahora mismo dibujando durante el resto de mi vida o mi carrera con el mismo estilo de dibujo. ¡Y más siendo que me queda mucho camino por recorrer! Creo que sería un error estancarme, estar repitiendo una y otra vez lo mismo.

Viendo esos estilos tan diferentes, me gustaría entrar en la técnica. ¿Dibujas a mano, a ordenador o mezclas ambas?

Suelo mezclar ambas, y Queronea no ha sido una excepción. La línea está hecha a pincel y tinta china. Y el color, en cambio, es digital. He procurado sin embargo que no fuese un coloreado frío y uniforme, sino todo lo contrario. Que transmitiese esa misma calidez de las técnicas manuales, que por temática, era también lo más acorde.

Hay dos decisiones en el formato que me parece que dicen muchas cosas sobre Queronea, pero me gustaría que me explicaras por qué las escogiste y que aportan a la obra. La primera es el formato apaisado, porque no hay muchos tebeos que se publiquen así…

Precisamente durante el año pasado estuve realizando bastantes experimentos, tanto en clase como por mi cuenta, con el formato horizontal. Descubrí que tiene bastantes cualidades. Por ejemplo, permite contraer o expandir el tiempo de una forma mucho más extrema, es muy versátil y también muy cinematográfico. Como leemos de izquierda a derecha, este formato tiene, se podría decir, más recorrido. En definitiva, se trata de ofrecer otro tipo de experiencia de lectura, quizá desde mi punto de vista más envolvente. Además me interesaba trabajar con la idea de vacío, y las proporciones de este formato horizontal, me facilitaron darle a ese vacío el peso y la magnificencia que buscaba. De nuevo, la decisión final también vino influenciada por las vasijas griegas y por la propia temática: la batalla, los grandes paisajes… No pienso para ellos otro formato que no sea el horizontal.

…y la segunda, el color, que acepta al principio las tonalidades del arte de vasijas para después hacer una mezcla entre tierra y sangre que resulta muy sugerente…

Sí, el color, igual que el trazo o que las viñetas, también se ha empleado como un elemento expresivo y narrativo. La idea era que se fuera adaptando a los diversos momentos de la obra. Por ejemplo, como bien señalas, el color rojo, el color de la sangre, está casi ausente al comienzo del relato, y va adquiriendo cada vez más protagonismo hasta que en la última página ocupa la mayor superficie del papel. Además me he dado cuenta de que restringiendo la paleta no se empobrece el resultado, sino que más bien se enriquece de otra forma.

Y la última pregunta, ¿en qué estás trabajando ahora?

Aún no me he centrado en nada nuevo, ya que entre que estoy terminando la universidad y que Queronea ha salido a la venta hace nada, no tengo mucho tiempo libre. Además personalmente, después de terminar un cómic, sí que necesito un tiempo de descanso, aunque sea para poder pensar y reflexionar un poco sobre lo ya hecho y sobre lo que quiero hacer. Es cierto que tengo diversos proyectos planteados, pero por el momento son solo eso, proyectos. Así que prefiero ser prudente con ellos, ja, ja…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 27 marzo, 2017 por en Entrevista, GP Ediciones, Laura Rubio y etiquetada con , , .

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 230 seguidores

Archivos

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: