CÓMIC PARA TODOS

‘La traición de lo real’, de Céline Wagner

Editorial: Ponent Mon / Catarata.

Guion: Céline Wagner.

Dibujo: Céline Wagner.

Páginas: 144.

Precio: 22 euros.

Presentación: Cartoné.

Publicación: Febrero 2020.

Puede que para entender La traición de lo real sea importante saber previamente quién es Unica Zürn, protagonista de esta novela gráfica de Céline Wagner. Zürn consiguió popularidad por su poesía anagramática, fue escritora y pintora. Pero lo más importante en este trabajo es exactamente lo que dice su subtítulo: Unica Zürn, retrato de una esquizofrenia. Efectivamente, esa es la clave. Eso es lo que nos cuenta Wagner. Da igual en muchos aspectos que sea una escritora conocida o una persona anónima, lo que nos importa es la esquizofrenia de su protagonista. Y eso es lo que centra las pretensiones narrativas de la autora. La traición de lo real es un viaje por el dolor de la mente, por todo aquello que crea cuando uno ya no se puede fiar de ella, y si hay algo que consigue por encima de cualquier otra consideración es que describe esa situación por medio de Unica, sin duda, pero también por parte de Hans Bellmer, su compañero sentimental y a la vez pintor y escultor. La dinámica que se establece entre ellos es tanto o más importante que la mencionada esquizofrenia, haciendo de este libro un retrato de una etapa complicada en la vida de ambos pero que va mucho más allá de ser un típico cómic de enfermedad mental. Ni siquiera es un intento de concienciar. Es, simplemente, el retrato de un infierno emocional.

Lo curioso es que Wagner parece afrontar las situaciones que describe con cierta normalidad, como si los dos grandes actores que utiliza fueran plenamente conscientes de lo que están viviendo. Quizá por ser quienes son, porque sus vertientes artísticas hacen que haya algo incluso de onírico en la esquizofrenia de Zürn, pero hay algo abiertamente poético en la forma en la que nos cuenta la historia. Con licencias, claro, licencias que ella misma nos cuenta en el anexo que tiene la obra, pero sin esquivar el drama. Por eso, La traición de lo real es un trabajo muy emocional del que cuesta tomar distancia. Y eso es justamente lo que se necesita. No es que genere empatía por la situación específica de Unica, porque no todo el mundo sabe o entiende qué supone la esquizofrenia, pero sí se pueden entender los sentimientos que motivan todo lo que sucede en estas páginas. Eso mismo hace de esta una obra dura, compleja de leer, que incluso se mueve en la peligrosa línea de la incomprensión por lo especial que es lo que cuenta y los mismos protagonistas de lo que cuenta, pero hay un esfuerzo notable a la hora de narrar que es bueno tener en cuenta. Este es uno de esos cómics que, a pesar de manejarse con menos texto que otras obras, requiere una lectura muy pausada, comprendiendo y sintiendo a la vez.

Puede que las claves para entender los propósitos del cómic estén más claramente perfiladas en su dibujo. Ahí se aprecia ese choque frontal entre esos dos mundos, el que podemos percibir todos y el que solo está en la cabeza de Unica. El trazo de Wagner es casi tan trascendente como el trabajo de color y el estilo se difumina para que cada secuencia tenga un significado propio. Puede que La traición de lo real sea algo más sensorial que narrativo, puede que apele más a la vista que al entendimiento y puede que eso añade algo de rareza a una obra que está claramente pensada para impactar, que seguramente nace de la admiración y de la curiosidad que despierta en Wagner su personaje protagonista y que, como la propia esquizofrenia, va trazando unas ramificaciones que se antojan muy complicadas de detener. Este es uno de esos libros en los que da la sensación de que su construcción puede resultar tanto o más fascinante que su resultado final. Y es que el libro resultante es un trabajo intenso y exigente, pero darle forma a algo tan complicado de definir es algo que no resulta fácil desde el punto de visto de un autor. Es un tebeo que agobia y, por tanto, obliga a ser leído desde una paciencia algo mayor de lo habitual. Y eso no tiene que ser algo negativo, ni mucho menos, pero sí es conveniente saber dónde nos estamos metiendo, en una mente muy concreta.

La boîte à bulles publicó originalmente La trahison du réel en marzo de 2019. El único contenido extra es un texto de la autora con sus notas sobre la obra.

La-traicio-n-de-lo-real-inside-pages-CYAN-63-copia

En nuestra galería de Facebook podéis acceder a todas las páginas que mostramos de todos los títulos que comentamos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

Información

Esta entrada fue publicada en 28 julio, 2020 por en Catarata, Céline Wagner, La Boîte à bulles, Ponent Mon y etiquetada con , , .

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a 352 seguidores más

Archivos

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: