CÓMIC PARA TODOS

‘Por un puñado de dracmas’, de Iván García

Editorial: Grafito.

Guión: Iván García.

Dibujo: Iváb García.

Páginas: 136.

Precio: 20 euros.

Presentación: Cartoné.

Publicación: Febrero 2020.

Cuando uno lee el título de Por un puñado de dracmas, lo primero que le viene a la cabeza es Por un puñado de dólares, el mítico spaghetti western de Sergio Leone que protagonizó Clint Eastwood, aunque el hecho de que el cómic de Iván García coloque a un león como antagonista de nuestros héroes de fortuna nos invita a pensar en otro referente cinematográfico algo distinto, el de Los demonios de la noche, donde dos cazadores hacían frente al mismo animal y con ciertas resonancias míticas, como efectivamente tiene este tebeo. Referencias al margen, lo cierto es que García construye un muy entretenido relato que tiene lugar en un contexto histórico determinado, el de la Grecia clásica, y que sabe aprovechar el contexto para montar una aventura imaginativa y bien llevada. No tiene mucho sentido que entremos en su precisión histórica, dado que la obra tiene objetivos bastante distintos, y de hecho apuesta por unos diálogos bastante contemporáneos, y lo más recomendable es dejarse llevar porque la propuesta merece la pena y garantiza ese buen rato que promete con una historia que aúna una buena documentación tanto para la historia como para el dibujo, un enfrentamiento que sabe jugar con el misterio y con la épica y una intriga política que encaja bastante bien en el conjunto.

García hace de Por un puñado de dracmas una aventura muy completa porque sabe jugar con bastante acierto con todos los elementos que introduce. Funciona muy bien como thiller de acción porque las apariciones del peligroso león que asalta la tranquilidad de la ciudad están planteadas con acierto. Es, igualmente, una buena buddy movie, porque sabe contraponer el contexto que tienen los dos protagonistas. Y funciona también como un buen retrato histórico y social que, sin necesidad de ser un libro de historia, que ni lo es ni quiere serlo, sí que presta especial atención a muchos detalles que le dan verosimilitud. Con eso conseguido, la historia de ficción fluye con naturalidad. La tensión es uno de los elementos con los que mejor juega García, y eso hace que en apariencia bastante básica (no deja de ser la caza de un león en una ciudad) se pueda extender más allá de las cien páginas sin perder ritmo ni interés. Ahí radica la principal virtud del cómic, porque todo eso es lo que hace que su final, que quizá pueda ser lo más arriesgado por planteamiento y escala, sea creíble. Hemos hecho referencia ya en dos ocasiones a esta característica, la de la credibilidad y la verosimilitud, y eso es algo que se puede tambalear en cualquier momento de un tebeo como este. Pero aquí no. Aquí entramos de lleno y no salimos hasta que el autor nos suelta.

El dibujo de García, bien coloreado por Ruth O’Leary, tiene el mismo objetivo: que nos creamos lo que estamos viendo. Y eso pasa lógicamente por las apariciones del león, auténtico motor del relato por razones obvias, también por supuesto por los detalles de escenarios y ropajes que nos ponen con claridad en el contexto histórico en el que se desarrolla la historia, pero sobre todo por unas relaciones entre los personajes que se antojen creíbles, lo que al final resulta más fundamental todavía en la construcción de la obra. Se apuesta por una cierta sencillez en ese sentido, por una funcionalidad que se ajusta muy bien a los objetivos de Por un puñado de dracmas, también al mismo diseño de los protagonistas y su expresividad. En el tebeo se notan muchas ganas de hacer que nada distraiga del entretenimiento que propone, y el salto que propone en cuanto a actitudes y diálogos de los personajes para darles un toque más moderno y actual no va nunca en contra de la propuesta. Buen tebeo el que ofrece García, uno que cumple con creces con la amalgama de géneros que promete, uno que sabe sacar partido de cada uno de ellos y que deja la sensación de que en el futuro, cuando volvamos a asomarnos al libro, vamos a conseguir al menos el mismo nivel de entretenimiento que proporciona en esta primera lectura.

El único contenido extra es un portafolio sobre el contexto histórico con diseños de los personajes.

000-Lamina-dracmas-comic-ciudad-esparta-hoplita-grecia

En nuestra galería de Facebook podéis acceder a todas las páginas que mostramos de todos los títulos que comentamos.

Un comentario el “‘Por un puñado de dracmas’, de Iván García

  1. Pingback: Más dedicatorias ¡… y críticas! – Ivan Garcia Cómic

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

Información

Esta entrada fue publicada en 26 mayo, 2020 por en Grafito, Iván García y etiquetada con , .

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a 356 seguidores más

Archivos

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: