CÓMIC PARA TODOS

‘Mamo’, de Sas Milledge

Editorial: Astronave.

Guion: Sas Milledge.

Dibujo: Sas Milledge.

Páginas: 224.

Precio: 19,95 euros.

Presentación: Cartoné.

Publicación: Octubre 2022.

Cuando llegamos al final de Mamo, la sensación dominante que deja la obra de Sas Milledge es la de habernos hecho pasar por una experiencia muy intensa. No siempre se corresponde esto con lo que realmente nos ha contado en sus páginas, pero su ritmo está tan marcado que parece que han pasado más cosas de las que realmente hay o de las que se terminan de concretar. Puede que el objetivo de Milledge haya sido ese, el de dejar abiertas muchas cuestiones que podrían conectar con los lectores de distintas maneras, o puede, sencillamente, que haya en el libro muchos más elementos de los que se pueden abarcar en su extensión, a pesar de que prácticamente se nos lanza en medio de un contexto que hay que ir asimilando sobre la marcha. El caso es que esta historia, a camino entre la brujería y el legado, tanto familiar como local, provoca sensaciones, con sus temas y con un dibujo de enorme belleza, y se nota que eso es lo que busca por encima de todo. Y tiene una curiosa consecuencia, y es que siendo un libro pensado para ser autoconclusivo, que lo es, deja un poso poco habitual, el que lleva al lector a imaginar muchas más historias que podrían tener lugar en este escenario y con estas protagonistas, incluso aunque algún elemento pueda parecer ligeramente forzado o difuso.

Hay tres ejes claros sobre los que Milledge sustenta Mano. Por un lado, la relación entre las dos jóvenes protagonistas, la nieta de la bruja local y una muchacha del pueblo que busca su ayuda por la enfermedad de su madre. Por otro, el escenario, local, rural, modesto, que marca y mucho la historia en su ritmo y en sus temas. Y finalmente, la idea del legado, tanto a nivel familiar, con el evidente choque entre los sueños juveniles y los deseos de nuestros mayores, pero también aplicado a ese concepto que se está perdiendo de pertenencia a una comunidad. De estos tres, el más ambicioso y el que menos se concreta es el tercero porque el primero se apodera de todo con una facilidad tremenda. El logro de Milledge es el desarrollo de sus personajes o, al menos, la interacción entre ellos. La autora no solamente es capaz de pensar un pasado para las dos que se sostiene con mucha solvencia sino que comprende que son dos voces distintas que se tienen que complementar. Y lo hacen muy bien porque las dos tienen mucha personalidad, lo que hace que sean capaces de esquivar hasta una cierta sensación de que hay diálogos que se repiten con ideas que en un momento dado ya no parecen tan nuevas o tan imprescindibles para seguir lo que al final es una buena historia juvenil de género, cuya fantasía es muy creíble, más incluso sin el contexto que Milledge le quiere dar.

Todos los puntos positivo que tiene Mamo se ven mucho mejor gracias al espléndido dibujo de la autora. Es, claramente, lo mejor que nos ofrece esta novela gráfica, un placer para la vista y además en todos los sentidos. Cuando hay brujería, es fácil encontrar un punto de espectacularidad, y Mamo lo tiene cuando lo necesita, pero si hemos destacado que su punto fuerte está en los personajes es porque Milledge ha sabido darles una expresividad espectacular, casi fuera de los común, sabiendo mezclar un estilo con un toque de realismo, que se expande tambien a los escenarios y al deseo de que la naturaleza y lo rural cuenten también lo suyo en la historia, con una leve caricatura que no solo refuerce las emociones del relato sino también su parte más fantástica. Mamo, en todo caso, brilla más por lo que transmiten sus dos personajes principales, a las que casi no es necesario escuchar para entender sus emociones, que por la carcasa temática con la que se quiere blindar lo que, al final, es una experiencia emocional. No es uqe falle, pero sí hay un ligero desequilibrio en ese sentido en el que dibujo sale victorioso. Por eso, aunque pueda parecer paradójico, se coge más cariño a los personajes que a la historia, a lo que sienten estas dos muchachas que a lo que realmente está en el fondo del relato.

El volumen incluye los cinco números de Mamo, publicados originalmente por Boom! Box entre julio y noviembre de 2021. El contenido extra lo forman las cubiertas originales de Sas Milledge, Trung Le Nguyen y Veronica Fish, y un portafolio de bocetos de personajes de Milledge.

RESEG889-DOBLES-MAMO-p10-11

En nuestra galería de Facebook podéis acceder a todas las páginas que mostramos de todos los títulos que comentamos.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Información

Esta entrada fue publicada en 7 febrero, 2023 por en Astronave, Boom!, BOOM! Box, Sas Milledge y etiquetada con , .

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 402 suscriptores

Archivos

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: