CÓMIC PARA TODOS

‘Male Call’, de Milton Caniff

Editorial: Dolmen.

Guion: Milton Caniff.

Dibujo: Milton Caniff.

Páginas: 120.

Precio: 31,90 euros.

Presentación: Cartoné.

Publicación: Septiembre 2022.

Que el cómic tiene un contexto es algo evidente, como lo tiene el cine, la literatura u otra forma de contar historias. También lo es el hecho de que hoy en día, con la pujanza de las redes sociales, muchos cómics del pasado no tendrían sitio o, al menos, no estarían exentos de críticas. Viene esto a cuento a raíz de la publicación de Male Call, un libro que recopila un interesantísimo material de Milton Caniff y que juega con la figura de la mujer en tiempos de guerra. No con uniforme de batalla, claro, no como soldados ala misma altura de los hombres, sino como objeto de deseo sexual, más o menos pícaro y juguetón. Dicho de manera clara, las actitudes machistas están a la orden del día en las tiras de Caniff, las que hay de Terry y los piratas que incluyen al personaje femenino predecesor de Miss Lace, auténtica protagonista de Male Call, que es lo que representa el grueso de este libro plagado de suculento material adicional, incluidas algunas tiras que no pasaron el corte y no llegaron a publicarse. Una vez se acepta que estas tiras vieron la luz en los años intermedios de los años 40, en un mundo que nada tenía que ver con el de nuestros días en materia de igualdad, todo es más fácil de comprender. El esfuerzo que se le pide al lector es exiguo si tenemos en cuenta lo mucho que ofrece Caniff, y la mujer que representa el autor, hay que decirlo, es de armas tomar.

Cuando se dice que hay machismo en Male Call es porque lo hay, claro. Miss Lace es la única mujer que se deja ver en un regimiento de soldados, todos hombres, y eso marca el tipo de humor que desarrolla Caniff. ¿Quiere eso decir que es un cómic irrespetuoso? Para nada. Es reflejo de su época, es hijo de su tiempo, y es divertido de una manera que se puede entender con mucha más facilidad de la que se le reconocería si solo conociéramos la sinopsis de la serie. Porque Male Call, como Terry y los piratas, nace como un acto de servicios, como lo que Caniff nunca pudo hacer como militar y decidió emprender como contribución para el divertimento de los muchachos en el frente. Esa es la clave para entender Male Call, igual que Terry y los piratas, y por eso estas tiras, aunque tengan comportamientos que hoy en día nos puedan parecer inapropiados, son divertidas por encima de todo. Divertidas e ingeniosas, porque Caniff encuentra formas de dar la vuelta a lo mismo sin que parezca que se esté repitiendo. Todo gira en torno a la presencia de la chica bonita entre hombres, y sin embargo en cada una de las tiras, durante cinco años, supo encontrar formas originales de adentrarse en este universo militar. Y como se nos recuerda en este volumen, Miss Lace es antecesora de tantas y tantas mujeres de cómic que merece mucho la pena adentrarnos en este mundo.

Además, Caniff dibuja tan bien que se le puede pasar por alto cualquier otra consideración. Sus mujeres son atractivas en extremo, sus militares responden a los estereotipos más básicos del cómic bélico, pero el detallismo que hay en cada viñeta, como si no existiera esa limitación de espacio tan evidente a la que obliga la tira de prensa. Y es que una tira como Male Call, que podría ceñirse de manera exclusiva a satisfacer a los potenciales lectores con las curvas y la belleza de su protagonista femenina, es un prodigio en cuanto a su comedia o su expresividad. Hay incontables ejemplos a lo largo del libro, y si encima nos metemos de lleno en sus extras todavía más. Lo mismo sucede si nos metemos en el escenario, en el ambiente militar, en los uniformes, en los vehículos, en todo lo que hace que nos veamos trasportados al lugar en el que tienen lugar estas aventuras Qué bien dibuja Caniff, no podemos dejar de insistir en ello porque es la guinda para que Male Call sea uno de esos libros que luzca y brille en una estantería, por lo que fue, porque forma parte de la historia del cómic y porque trasciende incluso lo que hoy en día podemos ver leyendo sus viñetas. Parece mentira que algo tan aparentemente sencillo tenga un contexto tan rico, pero es que ese contexto y la maestría de Caniff son lo que hacen que este libro sea una absoluta delicia.

El libro incluye tiras publicadas originalmente entre octubre de 1942 y marzo de 1946. El contenido extra lo forman una introducción de Rafael Marín, tiras inéditas y pin ups e ilustraciones de Milton Caniff.

1

En nuestra galería de Facebook podéis acceder a todas las páginas que mostramos de todos los títulos que comentamos.

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Información

Esta entrada fue publicada en 9 diciembre, 2022 por en Dolmen, Milton Caniff y etiquetada con , , .

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 402 suscriptores

Archivos

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: