CÓMIC PARA TODOS

‘Noches oscuras. Death Metal’, de Scott Snyder y Greg Capullo

Editorial: ECC.

Guion: Scott Snyder.

Dibujo: Greg Capullo, Yanick Paquette, Bryan Hitch.

Páginas: 238.

Precio: 37,50 euros.

Presentación: Cartoné.

Publicación: Agosto 2022.

Desde que DC reinició su universo con los Nuevos 52, uno de los dúos creativos más insignes es el que forman Scott Snyder y Greg Capullo. Y una de las líneas editoriales que más fuerte pegó,o al menos que más repercusión y marketing ha venido logrando, es la del Multiverso Oscuro del que sobresale el Batman que ríe. Noches oscuras. Death Metal encaja ahí, y nos ofrece una doble lectura. La primera, la más obvia, consiste en dejarse llevar por el sentido del espectáculo que caracteriza a Snyder y Capullo, que no solo es grandioso sino tremendamente entretenido. Tanto, que a veces da igual hasta lo que uno está leyendo, porque exige un frenético salgo de página en página, esperando la siguiente secuencia, seguramente de una escala todavía más grande que la anterior. Ahí está la segunda forma de entrar aquí. ¿El problema? Que hemos llegado a un punto en el que casi hace falta un cursillo previo para saber qué lecturas y que conocimientos hay que tener para comprender todo lo que nos lanzan los autores. Y es mucho, más todavía si entendemos que esta historia en concreto sirve como homenaje a determinados nombres de la música metal. El debate está servido cuando hay tanto marketing, que puede sonar incluso por encima de la historia, pero no se puede mejor la diversión ni tampoco que esto es el devenir natural de los tiempos en los que vivimos.

A Snyder le encanta ser grandilocuente, no vamos a descubrir eso ahora. Y su ambición pesa, sobre todo si queremos estar en ese selecto grupo de lectores que pillen cada referencia, cada evento previo, cada recoveco del universo DC que explora. Pero a la vez es lo que le libera como escritor, lo que le da opciones de revisar desde lo más cósmico, poniendo en riesgo no solo el destino del universo sino el del multiverso, a lo más humano, empezando por la casi  siempre infalible relación entre Clark, Bruce y Diana, que acaba siendo el eje emocional básico de la historia. Viendo el salvaje nivel de acción que ofrece Death Metal, salvaje de verdad, cuesta creer que hay una base de esa naturaleza tan humana y cercana, pero la hay, y por eso seguramente Snyder hace reposar el viaje sobre los hombros de Wonder Woman, algo que lleva al extremo emocional en el último episodio. Y es tal la adrenalina que hay en estas páginas que llega a dar igual todo lo necesario para comprender más. Es importante, claro, aconsejable para sacar todo el partido posible a lo que estamos leyendo, pero Snyder se basta con lo que tiene para hacernos entender que lo que leemos es trascendente en sí mismo. Y es tal el desfile de personajes, que parece difícil escaparse al componente más emocional de todo lo que les rodea.

Estamos también ante un escritor que entiende que el cómic necesita expresarse en lo visual al menos con idéntica contundencia que en sus historias, y por eso sabe cuándo tiene que dejar espacio a ese otro lado de la narración. Quizá por eso hace tan bien equipo con Capullo. Ellos se entienden y nosotros disfrutamos, eso es algo casi innegable. El ilustrador tiene una capacidad enorme para que sintamos los cambios que introduce en cada personaje como naturales en extremo. Da igual que Batman, Superman, Wonder Woman o cualquiera de los actores secundarios de Death Metal, que son cuantiosos, haya cambiado de aspecto, a veces incluso en elementos fundamentales, porque de alguna manera les reconocemos sin problema. Y la acción es brillante, descomunal, a veces incluso desmesurada, pero desde luego parte fundamental del disfrute que proporciona Capullo en cada proyecto que acomete. Este no es ninguna excepción y cada página parece llevarnos a rincones todavía más inexplorados que la anterior. Lo que cuesta entender algunos aspectos de Death Metal ppr falta de conocimientos previos se compensa con creces con la locura narrativa y visual que nos propone, una gozada para los sentidos y un festival con un desfile inagotable de héroes conocidos y entidades nuevas. ¿Marketing? Desde luego, pero también mucha diversión.

El volumen incluye los siete números de Dark Nights: Death Metal, publicados originalmente por DC Comics entre agosto de 2020 y marzo de 2021. El contenido extra lo forman las portadas de Greg Capullo,Doug Mahnke, Juanji Guarnido, Werther Dell’Edera, Timpano, Mathieu Lauffray, Rafael Albuquerque, Santi Casas, Marco Mastrazzo, David Finch, Francesco Mattina, Stanley Lau, Puppeteer Lee, Ian McDonald, Jerome Opeña, Kendrick Lim, Riccardo Federici, Alex Garner, Kael Ngu, Lucio Parrillo y Jae Lee, además de un portafolio de bocetos de Capullo.

dark-nights-death-metal-1-5-1211690

En nuestra galería de Facebook podéis acceder a todas las páginas que mostramos de todos los títulos que comentamos.

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 401 suscriptores

Archivos

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: