CÓMIC PARA TODOS

‘Érase una vez dos princesas’, de Katie O’Neill

Editorial: La Cúpula / Brúfalo Lector.

Guion: Katie O’Neill.

Dibujo: Katie O’Neill.

Páginas: 64.

Precio: 15,50 euros.

Presentación: Cartoné.

Publicación: Junio 2022.

Tan evidente es que los cuentos de hadas son bastante infalibles para contar una historia, aunque se salga de los cánones más clásicos, como que estos ya no son exactamente lo que eran. De Érase una vez dos princesas podríamos decir que encaja en las dos percepciones, y es que a Katie O’Neill le gusta moverse entre ambas fronteras. La obra parece sencilla, y sí, lo es, pero no por ello deja de colocar en la página todos los elementos que le interesan a la autora y que en ningún caso son casuales. Aquí el príncipe no salva a nadie, e incluso la princesa que necesita ser salvada dista al final mucho de ese rol clásico cada vez más superado. Que ambas princesas se sientan atraídas y que una sea blanca y rubia y la otra negra es evidente que forma parte de la raíz del tebeo. Lo que le sale a O’Neill con estos mimbres es uno de esos libros que tienen claro lo que quieren contar y que utilizan un envoltorio de aventura y fantasía que le sienta fenomenal para que el lector, de la edad que sea, asimile la normalidad de situaciones que hace no tanto tiempo estaban lejos de las dinámicas de los cuentos de hadas. O’Neill disfruta reformulando realidades para ajustarlas a los rincones por los que quiere conducirnos y, la verdad, es algo que sabe hacer muy bien profundizando en una visión feminista y queer, tan propia y personal.

Es interesante lo que hace la autora, precisamente porque esa aparente sencillez es un peligro evidente de que el mensaje pueda devorar a la forma escogida. Dicho de otra manera, si el cuento de hadas no parece que lo sea, no va a generar el impacto que busca. Y si una historia de normalización sexual y feminista no tiene la carga necesaria para sumar a la causa, tres cuartos de lo mismo. Pero O’Neill es muy hábil en ese sentido, y se siente capaz de satisfacer a las dos almas de su relato, y por ende a sus públicos, almas que además suelen presidir su obra de manera habitual, para lograr una fusión más que notable. En la autora, además, se extraen lecciones genéricas, del mismo planteamiento que escoge y que se ve de manera transparente desde el principio, puede que incluso con demasiada claridad, pero también del detalle, lo que hace que esa aparente facilidad con la que nos metemos de lleno en los mundos fantásticos que nos propone sea un arma más para que el mensaje cale. Lo feminista y lo inclusivo es cierto que forman parte de corrientes que podríamos decir que ahora mismo están de moda, pero ese componente de fábula, bonito, que redondea la obra de O’Neill hace que Erase una vez dos princesas se salga de sus corsés y sea, sobre todo, un libro francamente bonito sobre una normalidad que aún no lo es del todo.

Si hay una ventaja que el cómic tiene por encima de cualquier otro medio es aquella que caracteriza la obra de O’Neill, una belleza visual que puede nacer de la sencillez más sincera y que ayuda a nivel inconsciente a que nos creamos lo que estamos viendo, independientemente del nivel de fantasía que la autora quiera colocar en sus páginas, que es casi siempre bastante. Los personajes de la autora son adorables, especialmente las dos protagonistas, las dos princesas del título, preciosas cada una en su estilo, una con el vestido más clásico del género, otra con vestimenta más propia del príncipe, y con su aspecto ya están conseguidos buena parte de los objetivos de la obra. Esa sencillez, insistimos en que es más aparente que real, colabora a la credibilidad de la obra, al buen rollo que despierta y a que su solvencia sea notable. O’Neill no suele defraudar y aquí no lo hace porque deja una sensación de estar controlando en todo momento lo que hace, tanto si queremos disfrutar de entretenido y curioso cuento de hadas como si queremos aceptar la evidente militancia que tiene la autora cada vez que quiere que nos creamos las situaciones y personajes que maneja con tanta habilidad. Aquí, además, contribuye a que el lector vaya identificando un universo personal que, lo dicho, tampoco falla.

Oni press publicó originalmente Princess Princess Ever After en septiembre de 2016.

Katie-ONeill-rase-una-vez-dos-princesas-tripa-9

En nuestra galería de Facebook podéis acceder a todas las páginas que mostramos de todos los títulos que comentamos.

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Información

Esta entrada fue publicada en 15 noviembre, 2022 por en Brúfalo Lector, Katie O'Neill, La Cúpula, Oni Press y etiquetada con , .

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 402 suscriptores

Archivos

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: