CÓMIC PARA TODOS

‘The Evil Dead. Posesión infernal. Edición 40º aniversario’, de Mark Verheiden y John Bolton

Editorial: Diábolo.

Guion: Mark Verheiden.

Dibujo: John Bolton.

Páginas: 126.

Precio: 19,95 euros.

Presentación: Cartoné.

Publicación: Marzo 2022.

Hay películas que se miran con un cariño a veces hasta difícil de explicar y The Evil Dead, traducida en España como Posesión infernal, el primer filme de Sam Raimi, encaja perfectamente en esa definición. Realizada, literalmente, con cuatro duros, fue el título que llevó a la fama a su director y a su protagonista, Bruce Campbell, e inauguró una saga de tres películas a cada cual más peculiar. En su momento, Dark Horse hizo una adaptación al cómic de esta película que sigue siendo una incluso más perturbadora que el filme de terror del que hablamos, y ahora nos llega una edición que celebra sus cuatro décadas de vida y que resalta todo lo bueno que tiene la historia. El cómic de Mark Verheiden y John Bolton no es, ni mucho menos, una simple traslación a las viñetas de lo que podemos ver en la pantalla. Recordemos que el ínfimo presupuesto de la cinta bastaba para que unos modestísimos efectos visuales dieran el pego en la creación de esas criaturas a las que se enfrenta el ya mítico Ash en la emblemática cabaña perdida del bosque, pero no para los flashbacks en otros escenarios, y ahí es donde el cómic consigue encontrar un hueco más que válido. No es tanto una adaptación, que también, sino una ampliación de la historia, una que aporte un contexto, y sobre todo más emociones al festival sangriento de Raimi.

Verheiden tiene claro que el cómic debe ser complementario con la película para aprovechar los muchos huecos que irremediablemente dejó la modestia de medios cinematográficos de The Evil Dead. Tenemos mucho más Ash en esta versión, él es hilo narrativo conductor, es quien con sus palabras va tratando de encontrar explicaciones al sinsentido que le toca vivir en estas vacaciones que debían ser idílicas y se convirtieron en la más extraña de las pesadillas. Y todo lo que aporta tiene mucho sentido. No sabemos qué pensará Raimi de su trabajo, pero tendría que estar muy satisfecho de que su película diera el salto al cómic de una manera tan respetuosa con el material original, que entiende tan bien a sus personajes y que lo único que hace es aprovechar todas las rendijas abiertas que quedaron en el filme de culto del que estamos hablando para asentar su contenido con mucha habilidad. Ash es un personaje formidable, cambiante a lo largo de la trilogía de Raimi según iba modulándose el tono de las películas, y Verheiden le trata con el mismo respeto… y con la enorme ventaja de haber visto ya las tres entregas cinematográficas, porque todas van dejando poso en la versión de cómic, hasta el punto de que no es descabellado decir que quien narra The Evil Dead es quien ya ha vivido incluso El ejército de las tinieblas, el capítulo final de la serie.

El esfuerzo de Verheiden es notable, y hemos querido destacarlo con fuerza, porque para su desgracia (o su beneficio) lo que destaca de una manera apabullante en este cómic es el dibujo de John Bolton. Su hiperrealismo, sus acuarelas, la forma en la que entiende los horrores de The Evil Dead es impresionante. De alguna manera, no parece que esté dibujando la película, sino lo que el filme le hizo sentir, y tiene tanta categoría en el terror que es como si hubiera querido hacer The Evil Dead con los medios visuales de su secuela, que en España conocidos con el rocambolesco título de Terroríficamente muertos. Bolton logra una inmersión absoluta en la historia, nos lanza a un festival de horror tremendo en el diseño de las personas poseídas pero también en una ambientación que se puede hasta respirar y saca todo el partido posible a los modelos fotográficos que utiliza para que se sienta la humanidad que tiene que haber en los personajes para que nos importe la pesadilla gore que les toca vivir. Larga vida a The Evil Dead, larga vida a un cine hecho con tanto cariño por el género que sabe superar todos los contratiempos presupuestarios y larga vida a una forma de entender la adaptación al cómic como se hace aquí, porque así es como un lector siente que está pagando por un añadido, no por algo que tiene el título de una franquicia en la portada y nada más.

Dark Horse publicó originalmente The Evil Dead entre enero y abril de 2008. El contenido extra lo forman las portadas originales de John Bolton, un epílogo de Mark Verheiden, el epílogo del escritor a la edición de 2008 y un portafolio de bocetos y páginas a lápiz de Bolton.

evil-dead1

En nuestra galería de Facebook podéis acceder a todas las páginas que mostramos de todos los títulos que comentamos.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Información

Esta entrada fue publicada en 21 abril, 2022 por en Dark Horse, Diábolo, John Bolton, Mark Verheiden y etiquetada con , , , .

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 401 suscriptores

Archivos

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: