CÓMIC PARA TODOS

‘Star Trek. Picard: Countdown’, de Kirsten Beyer, Mike Johnson y Ángel Hernández

Editorial: Drakul.

Guion: Kirsten Beyer, Mike Johnson.

Dibujo: Ángel Hernández.

Páginas: 88.

Precio: 13,95 euros.

Presentación: Rústica con solapas.

Publicación: Agosto 2021.

Desde que Star Trek volvió a los cines con el reboot de J. j. Abrams, los cómics de la franquicia tomaron un camino predominante: el de la precuela. Las viñetas nos han mostrado los momentos previos al arranque de todas las películas y las series de los últimos años, siempre con la garantía de contar entre sus autores con fiables custodios del legado trekkie, y Picard no es ninguna excepción. Countdown, que recupera un título que ya hemos visto en las prolongaciones de cómic de la franquicia anteriormente, nos enseña lo que le pasó al capitán del Enterprise de La nueva generación antes del arranque de la serie que le lleva a sus años de retiro. La mejor garantía de que estas precuelas tienen interés está en que se ocupan de ellas personas que saben lo que hacen. En este caso, Kirsten Beyer y Mike Johnson se ocupan del guion, y Ángel Hernández, que ya ha demostrado lo que le gusta este universo, es su dibujante. El resultado es notable. Cubre el objetivo de mostrarnos quién es Picard, en el marco de una historia que le encaja y como preludio a lo que vimos en la serie, es fiel al universo de Star Trek, y es tan entretenida como cabe esperarse de este título, con esa idea de valores universales presente de fondo para complementar las aventuras espaciales. Y sirve sin haber visto Picard, incluso sin conocer La nueva generación o sus películas.

Lo bueno del camino emprendido por Star Trek en el cómic, aún con las notables excepciones que buscan otras vías, es que aúna el escenario de confort que tan bien le sienta a una franquicia con la frescura de ser algo nuevo que a la vez actúa de nexo con la referencia que toma. Detrás de este aparente galimatías, lo que queda claro es que Beyer y Johnson hacen un trabajo notable y entretenido, un homenaje al protagonista, con el que juegan de una manera admirable y sencilla, con un buen punto de partida y un final que invita a pensar en el carácter autoconclusivo de la historia que otros preludios del universo Star Trek no han tenido. Picard queda muy buen retratado en estas páginas, y esa es la mejor de las noticias, sobre todo porque el vacío que hay entre la serie que lleva su nombre por título y el final de los viajes de La nueva generación es un espacio temporal muy, muy amplio. Pero hay mucha naturalidad en el escenario escogido, en el juego con razas conocidos y conflictos claros. Es Star Trek en estado puro, aunque eso sea algo cada vez más difícil de definir ante los distintos escenarios que están planteando los nuevos productos audiovisuales. Este, desde luego, es uno que bucea en esa mezcla clásica entre la aventura y el descubrimiento, sin dejar de lado la posibilidad de conflictos galácticos.

En general, de todos modos, es un Star Trek muy dialogado. No porque haya ingentes cantidades de texto sino porque hay una presencia muy frecuente de cartuchos de texto y bocadillos en comparación con las contadas y bastante contenidas escenas de acción. Quizá por eso tiene todavía más mérito el dibujo de Hernández, que sabe sacar mucho partido a la puesta en escena de cada conversación, colocando bien a los interlocutores y disfrutando de vestuario y ambientación para que estemos convencidos de estar en un entorno de ciencia ficción. Es verdad que el planteamiento de Picard obliga a un exceso de primeros planos que aboca a cierta monotonía en algunos momentos, sobre todo con el propio Picard, pero el acabado es tan bueno en general que este detalle se minimiza bastante durante la lectura. Hernández, de hecho, consigue sacarle partido a la enorme cantidad de viñetas horizontales que hay en el tebeo, una elección bastante inusual para una aventura de ciencia ficción espacial como está. Lo que está claro es que, si el personaje goza de nuestro cariño, asimilamos con facilidad el entorno de esta aventura e incluso si tenemos ganas de sacar ciertas metáforas políticas aplicables a nuestro mundo, este Countdown funciona mucho más allá de lo que se pretende con el título y es algo más completo que un simple prólogo a una serie de televisión. Star Trek sigue muy, muy viva, también en el cómic.

El volumen incluye los tres números de Star Trek: Picard – Countdown, publicados originalmente por IDW entre noviembre de 2019 y enero de 2020. El contenido extra lo forman las portadas originales de Michael Pangrazio y Sara Pitre-Durocher, fotografías de la serie y una entrevista con Kirsten Beyer.

ST-Picard-Pag17-1024

En nuestra galería de Facebook podéis acceder a todas las páginas que mostramos de todos los títulos que comentamos.

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 401 suscriptores

Archivos

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: