CÓMIC PARA TODOS

‘Los mentores’, de Zidrou y Francis Porcel

Editorial: Ponent Mon / Catarata.

Guion: Zidrou.

Dibujo: Francis Porcel.

Páginas: 96.

Precio: 22 euros.

Presentación: Cartoné.

Publicación: Abril 2021.

Hay muchos elementos que hacen de Zidrou un autor especial, del que siempre cabe esperar algo sugerente, pero después de leer Los mentores nos vamos a quedar con dos. El primero es el caudal de ideas que tiene, inagotable y siempre sorprendente. No hay barreras para él a la hora de construir una historia desde bases formidables, propuestas sugerentes y brillantes, que incluso desde perspectivas de género como la de esta obra tienen un ancla en la realidad que casi siempre sabe enganchar al lector. El segundo, su versatilidad. Zidrou es un narrador gigantesco, que se amolda a todo, puede escribir cuentos, folletines, novelas, y a todo sabe darle la forma adecuada para que queda en el lenguaje del cómic. Puede que a Los mentores le falte una pizca de ambición como conjunto, algo que no es muy habitual en el escritor, pero sobre todo el primero de los dos álbumes es magnífico. Es una de sus muchas ideas grandiosas, es una muestra más de cómo convierte en algo aparentemente sencillo la titánica labor de crear personajes sólidos, y es una narración brillante de un misterio que nace en el robo de bebés, algo que, sí, se asoma de cuando en cuando a los titulares de prensa. No de esta forma, claro, porque ahí es donde Zidrou y Francis Porcel nos llevan a lugares inesperados y muy disfrutables, pero ahí está nuestra ancla en la realidad.

Hay en Los mentores unas ganas tremendas de contar algo novedoso sobre este tema, y para ello Zidrou no duda en colarnos estrategias de género que casi pasan inadvertidas. Esto es una fantasía, sí, una que empieza con un aspecto tecnologizado, casi de ciencia ficción a tenor de lo que vemos en su portada, y que acaba desviándose a terrenos muy distintos que no vamos a desvelar para dejar que sea el lector quien los descubra al ritmo que marca el escritor belga. Y para conducirnos por este relato, Zidrou nos presenta a dos personajes principales, dos mujeres muy distintas en todo. Con ellas sería suficiente para darnos cuenta de lo bien escrita que está la obra. Damos por sentado que cada actor tenga voz propia, pero hacerlo, y hacerlo tan bien como aquí, es algo que hay que reconocer. Las dos hablan según su edad, según su experiencia, según sus miedos, y merece la pena seguir los caminos de ambas, que se encuentran y se separan, porque las dos tienen mucho que decirnos sobre el mundo de Los mentores. Sí puede dar la impresión de que la historia se resuelve con demasiada rapidez, a pesar de que tiene dos álbumes para desarrollarse, o incluso que autolimita el alcance que podría haber tenido, pero no se puede negar que Zidrou siempre deja algo interesante para que el lector mantenga en su memoria la historia que nos está contando.

Y, claro, luego entra en escena Porcel y mejora todos estos planteamientos. No es un ilustrador nuevo en la trayectoria de Zidrou, ya hizo con él Bufón (aquí, su reseña), y quizá eso le da una soltura mayor para dar forma a un mundo que bebe de tantas influencias distintas pero que, como decíamos, parte de la realidad. Si la clave de Los mentores está en esas dos mujeres que protagonizan este viaje, es también porque Porcel las diseña con un mimo impresionante. Son muy distintas entre sí, desde luego, en todo, también en lo físico, y se nota desde el primer momento, porque en los lápices de Porcel ambas transmiten mucha información antes incluso de que las conozcamos realmente. Los aspectos más fantasiosos del relato están también muy bien dibujados para ser creíbles, accesibles, pero personales, juega con mucho acierto con los escenarios, con los reales y con los realistas, pone mucho énfasis en las miradas, y cuando tiene que cambiar el tono de una escena, sea por su violencia inherente o por ser un flashback, nos sirve un dibujo francamente bueno. Los mentores es un peldaño más en una trayectoria, la de su escritor, que siempre resulta interesante. Puede parecer más un relato de Zidrou que de Porcel, pero no será aquí donde restemos méritos a su ilustrador, que de hecho compensa algunas de las irregularidades que deja el escritor. Buena lectura.

El volumen incluye los dos álbumes de Les mentors, Ana y Seydou, publicados originalmente por Bamboo en abril de 2019 y enero de 2020. No tiene contenido extra.

Mentores-38

En nuestra galería de Facebook podéis acceder a todas las páginas que mostramos de todos los títulos que comentamos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

Información

Esta entrada fue publicada en 14 junio, 2021 por en Bamboo, Catarata, Francis Porcel, Ponent Mon, Zidrou y etiquetada con , , .

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a 375 seguidores más

Archivos

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: