CÓMIC PARA TODOS

‘Lucca’, de Sebastián A. Rizzo y Nicolás Armano

Editorial: Ponent Mon / Catarata.

Guion: Sebastián A. Rizzo.

Dibujo: Nicolás Armano.

Páginas: 80.

Precio: 20 euros.

Presentación: Cartoné.

Publicación: Enero 2021.

La vinculación del Tercer Reich con el esoterismo y el coleccionismo de arte ha dado pie a incontables obras de ficción. Es goloso tener a un Adolf Hitler obsesionado con toda suerte de artefactos y objetos, y lo que nos ofrecen Sebastián A. Rizzo y Nicolás Armano en Lucca va en esa línea, solo que con el propio Hitler como personaje recurrente en las aventuras del cazarrecompensas que da título a la serie. Son historias cortas, livianas y divertidas, un juego de encargos y engaños entre el Führer y su supuesto lacayo, que encuentra todas las rendijas posibles para no cumplir los encargos del dictador y genocida y que este no se entere. Lucca es una peculiar mezcla entre un sentido del humor inevitable dentro de lo que es la aventura ligera y un fondo bastante dramático que tampoco quiere ocultar lo más mínimo. Hay historias que nos pueden llevar directamente al tono de las películas de Indiana Jones, y otras que abracen el más puro género bélico. Y si acaso podemos encontrar una pega en la lectura de este volumen es que no haya más, porque da la sensación desde la enorme variedad de terrenos que toca la serie en tan poco tiempo de que podría haber mucho más que contar, a pesar de los equilibrios lógicos que hay que hacer para que Hitler no responda a los fracasos con un disparo en la cabeza de nuestro protagonista.

Lucca está bastante bien planteado para que entremos con facilidad en el juego que nos propone. Es evidente que es un tebeo de claras influencias clásicas, del género bélico de toda la vida, ese en el que los buenos eran muy buenos y los malos podían caer en la caricatura sin que nadie se ofendiera por ello. Nos dicen que es un tebeo de los años 60 y nos lo podemos creer, nos cuentan que se hizo ayer y también. Lucca es un personaje carismático, bebe de docenas de héroes de esta misma guisa y se maneja bien en su terreno. Es descarado y cínico, pero tiene el noble corazón que hace falta para plantar cara desde dentro al mismísimo Hitler. Y tiene la voluntad de meterse en cavernas inexploradas a buscar objetos místicos que ansía el régimen nazi, o mejor dicho su cabeza visible, pintado de una manera agradablemente caricaturesca, como la de ayudar a un equipo de fútbol ucraniano que nos transporta al escenario que de alguna manera ya nos presentó la película Evasión o victoria. Dentro de ese tono aparentemente ligero, Rizzo consigue deslizar episodios muy creíbles de la Segunda Guerra Mundial, dramáticos y trágicos, y eso también tiene su mérito porque añade una picaresca, una capacidad de sorpresa y sobre todo una voluntad sincera de entretenimiento que se agradece mucho.

Hablábamos de sus inspiraciones clásicas, y es difícil no ver esa voluntad también en el dibujo de Armano, ya desde su diseño para una cubierta coloreada por Ricardo Villagrán. Como sucede con casi cualquier pieza de época, hay un necesario trabajo de documentación que hace que en Lucca nos sintamos en plena Segunda Guerra Mundial con bastante facilidad. Armano aporta carisma a personajes y situaciones, sabe beber de lugares comunes y de escenarios que ya hemos visto, o que nos recuerdan a otros, y aporta un razonable movimiento a la escena para que nos creamos cosas tan diversas como el mencionado partido de fútbol o un combate aéreo. Lucca, en lo visual, es de esos tebeos en los que se entra casi sin querer, porque tienen un aspecto cercano, amable y bien ejecutado, incluso aunque los fondos tengan en ocasiones menos protagonismo que los personajes. No es nada difícil imaginar el trabajo de Armano vinculado a las clásicas series de animación de Filmation, como si Lucca fuera Flash Gordon y Hitler el Emperador Ming. De ahí, seguramente, esa sensación de estar pasando las páginas de un cómic atemporal, que logra su objetivo de entretener con bastante suficiencia y que supone un añadido más a una tradición que casi se puede considerar ya un subgénero, la del nazismo, el arte y lo fantástico.

El único contenido extra es un dossier sobre el desarrollo de una página explicado por Nicolás Armano.

Lucca-25-scaled

En nuestra galería de Facebook podéis acceder a todas las páginas que mostramos de todos los títulos que comentamos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

Información

Esta entrada fue publicada en 11 marzo, 2021 por en Catarata, Nicolás Armano, Ponent Mon, Sebastián A. Rizzo y etiquetada con , , .

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a 371 seguidores más

Archivos

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: