CÓMIC PARA TODOS

‘El arte del crimen’ 1, de Marc Omeyer y Olivier Berlion

Editorial: Ponent Mon / Catarata.

Guión: Marc Omeyer y Olivier Berlion.

Dibujo: Olivier Berlion, Éric Stalner, Pedro Mauro, Éric Liberge, Karl T.

Páginas: 244.

Precio: 44 euros.

Presentación: Cartoné.

Publicación: Octubre 2020.

Hay que agradecerle a Marc Omeyer y a Olivier Berlion que hayan sido capaces de dar rienda suelta a su imaginación en El arte del crimen, porque su concepto es ya, por sí solo, un espléndido reclamo para que nos asomemos a su propuesta. Lo que nos plantean en esta obra, recogida en dos integrales del que ahora tenemos en las manos el primero, es el relato de nueve crímenes relacionados con diferentes artes y que se van interconectando de maneras muy sutiles. En este primer libro vemos los crímenes relacionados con el cómic, la pintura, la arquitectura, la escultura y el cine. Y en contra de lo que pudiera parecer en un primer análisis de la idea, no hay nada forzado ni impensable. Omeyer y Berlion, que se ponen en manos de distintos dibujantes para cada uno de los álbumes, los configuran como si fueran unidades independientes, que se puedan leer sin conocimiento de los demás con el mismo nivel de satisfacción que si lo hacemos en este orden y en el marco de un volumen integral. Eso nos invita a concluir que es una obra pensada y meditada, que sabe explotar las razones que sirven de base a sus crímenes y que es mucho más que un sentido homenaje a las nueve artes que sirven de excusa argumental a estos bien construidos thrillers, que además se mueven en escenarios muy distintos.

Tiene mérito tratar de hilar historias que tienen lugar en contextos tan distintos. Empezamos en el Nueva York de los años 70, saltamos al París de mediados del siglo XIX, continuamos en las colonias americanas en pleno siglo XVII, retrocedemos a la Roma imperial antes de Cristo y concluimos en Arizona, en 1938. Una de las artes es la excusa de cada crimen, sí, pero es el crimen lo que importa. El crimen y sus personajes. Que no se pierda ese foco en ninguno de estos cinco relatos es lo mejor del trabajo de Omeyer y Berlion, porque eso es lo que les permite plantear escenarios atractivos y con los que resulta muy fácil conectar. Quizá cómic y cine, que son las razones argumentales del primer y del último álbum de este primer libro integral, sean los relatos mejor argumentados o, si se prefiere, los más cercanos al lector. También son los que se ambientan en el siglo XX, dando esa sensación de que es más fácil entrar en esos dos juegos. Pero en realidad se trata de pequeños matices, porque las cinco historias funcionan bastante bien, incluso aunque estemos siempre pendientes de las conexiones que puede haber entre ellas, porque los autores entienden bien las claves del género y nos conducen por cinco misterios muy bien hilvanados y que, más allá del lugar en el que acontecen, tienen claves distintas y aportan diversidad.

Cinco álbumes y cinco son los dibujantes a los que vemos desfilar por El arte del crimen. El propio Berlion se ocupa de ilustrar el primer álbum para sentar las bases visuales del proyecto y después cede los lápices a Éric Stalner, Pedro Mauro, Éric Liberge y Karl T. Y como en las historias, seguramente no por casualidad, parece que el primer y el último son los que más partido sacan a las propuestas de las que se encargan. No hay flaquezas en los otros tres álbumes, ni mucho menos, porque además hay una base de estilo que se sigue con mucha dedicación y que nos lleva de lleno a las claves más habituales del cómic francobelga, pero el tono de thriller setentero que impone Berlion, incluso a pesar del cierto estatismo que hay en sus rostros, y la precisión precisamente en los personajes de Karl T. se erigen como lo más destacable de un gran trabajo de conjunto. El arte del crimen es una buena lectura de género para quienes disfruten con crímenes y asesinatos bien estructurados y resueltos, y el pequeño homenaje de los autores a las nueve artes que les sirven de base, un divertido juego de escritura con el que es fácil conectar y disfrutar. Y eso sin olvidar que, al margen de dicha travesura, porque no deja de serlo, tenemos unas historias independientes que funcionan francamente bien sin conexiones adicionales.

El volumen incluye los cinco primeros álbumes de L’art du crime, Planches de sang, Le paradis de la terreur, Libertaria, la cité oubliée, Electra y La rêve de Curtis Lowell, publicados originalmente por Glénat entre abril de 2016 y abril de 2017. El único contenido extra son las portadas originales.

EL-ARTE-DEL-CRIMEN-tripa-17-copia

En nuestra galería de Facebook podéis acceder a todas las páginas que mostramos de todos los títulos que comentamos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a 362 seguidores más

Archivos

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: