CÓMIC PARA TODOS

‘Sexo mal’, de Carles Ponsí

Editorial: Fandogamia.

Guión: Carles Ponsí.

Dibujo: Carles Ponsí.

Páginas: 96.

Precio: 13 euros.

Presentación: Rústica con solapas.

Publicación: Junio 2020.

Reducir una obra a las polémicas que puedan rodearla supone una cierta injusticia con respecto a sus méritos y deméritos. No vamos a caer en esa trampa a la hora de hablar de Sexo mal, el último trabajo de Carles Ponsí, ni tampoco vamos a enjuiciarla, faltaría más, por las preferencias sexuales de autor o protagonista. La libertad es eso, entender que todos podemos escoger. Dicho esto, entremos de lleno en lo que nos compete, que es hablar de Sexo mal. Ponsí quiere contarnos todo aquello que puede salir mal en un encuentro sexual gay, y lo hace con mucha gracia, creaándose a sí mismo como personaje y sin que nos preguntemos durante la lectura de sus gags cuánto hay de real y cuánto de inventado en estas simpáticas peripecias eróticas que configuran el libro. Como está hecho con buen humor, es un pasatiempo agradable que poco o nada tiene que ver con la orientación sexual del lector. Es explícito, desde luego, y esa parece una frontera más evidente y palpable que cualquier otra que la polémica de turno quiera marcar, pero sabiendo lo que uno va a ver, y parece complicado no saberlo viendo el título y la portada del libro, casi parece garantizado el buen rato que se plantea Ponsí con esta colección de anécdotas y sucesos que trufan su vida sexual y, como él mismo dice, “una biografía de todos los polvos de mierda” que ha tenido.

No se puede ser más claro de lo que el autor es en esa declaración de intenciones que hace en la presentación del libro. Esto va de sexo. Sorprendente, ¿verdad? Y eso tiene connotaciones que Ponsí sabe aprovechar muy, muy bien. No es fácil mantener una línea regular en una antología de este corte, en una colección de gags y tiras cómicas que, aunque sucedan en una continuidad, se pueden leer sin problema de manera independiente. De hecho, es bastante acertado el hecho de que Ponsí sea capaz de moverse en formas de narrar muy diferentes entre sí, a veces historias cortas, a veces simples golpes de humor, a veces sin diálogos, en otras ocasiones con planos fijos. Y quizá el gran acierto del autor esté precisamente en que sabe convertirse en un personaje que despierta empatía, hay una conexión entre lo que se nos cuenta y lo que somos a este otro lado de la página precisamente por la universalidad de lo que cuenta Ponsí. Casi todo el mundo confesará, o al menos se confesará, que ha tenido sexo malo en algún momento de su vida, o incluso que se ha cruzado con personas con las que ha tenido relaciones emocionales o carnales que se asemejan mucho a las que leemos aquí, y ese detalle es más que suficiente para entender que Sexo malo es un tebeo pensado para reír, para reírse del protagonista y para reírse de nosotros mismos.

Para lograrlo, se vale de su habitual estilo de dibujo, el mismo que vimos, por ejemplo, en ¡Socorro! Mi madre tiene Facebook (aquí, su reseña), de una caricatura juguetona y clara, que sabe sacar partido de lo explícito que tiene el tebeo y que vale para las escenas de sexo y también para el simple retrato de los protagonistas. Se trata., decíamos, de hacer reír, y eso es algo que logra con bastante facilidad, incluso aunque en un primer vistazo pueda dar la sensación de que el cierto corte infantil que pueda tener lo cierto es que el sexo sale muy bien reflejado en estas viñetas de una manera además bastante amable para lo mucho que se enseña. Lo mejor de Sexo mal es que no da nunca la sensación de ser un tebeo oportunista, de esos que simplemente aprovecha una etiqueta que pueda vender para sumarse a una moda, sino que tiene un toque de sinceridad bastante agradable. Tiene sus normas, desde luego, y el tono de patetismo que desprende está pensado para un humor bastante concreto del lector, eso está claro, pero conociendo y aceptando las reglas del juego no hay nada que invite a pensar en que no se va a disfrutar con este falible personaje de dudosa pero muy prolífica vida sexual. Porque el sexo de estas páginas será malo pero en ningún momento se dice que no sea de verdad abundante…

No tiene contenido extra.

sexo-mal-2

En nuestra galería de Facebook podéis acceder a todas las páginas que mostramos de todos los títulos que comentamos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

Información

Esta entrada fue publicada en 15 julio, 2020 por en Carles Ponsí, Fandogamia y etiquetada con , .

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a 356 seguidores más

Archivos

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: