CÓMIC PARA TODOS

‘El baile del vampiro. Redes’, de Sergio Bleda

Editorial: Autoedición.

Guión: Sergio Bleda.

Dibujo: Sergio Bleda.

Páginas: 64.

Precio: 18 euros.

Presentación: Rústica con solapas.

Publicación: Mayo 2020.

El baile del vampiro de Sergio Bleda tiene una virtud de la que no podemos sustraernos. Cuando uno lee cada uno de sus capítulos, sea en el integral que vio la luz hace unos años (aquí, su reseña) o ahora en esta nueva entrega, Redes, da la sensación de que estamos ante algo que podría durar años, ser una serie regular, la base de una adaptación televisiva más que cinematográfica precisamente por la amplitud que tiene. Y sin embargo, como tenemos la industria que tenemos, el del El baile del vampiro es un mundo que nos llega a cuentagotas, sin que pueda ser algo rentable para editoriales o autor y que al menos ha encontrado una vía de salvación a través del crowdfunding. Bienvenida sea, porque desde el punto de vista del autor estamos ante un placer gigantesco, ante una espléndida obra vampírica patria, que se mueve igual de bien por las calles de Barcelona que por las de Valencia, y que nos deja la sensación de ser una de esas obras de ambientación contemporánea que muestra una gran agilidad en los diálogos y que sabe manejarse de una manera espléndida en los códigos del género. Si no supiéramos nada de El baile del vampiro, Redes podría ser un magnífico episodio piloto, y para los que ya tenemos algo de conocimiento es una gozada volver a este mundo de sangre y violencia que nos propone Bleda.

Porque, ojo, sobra decir que El baile del vampiro es violento. Mucho. Y no es una violencia solo vampírica, sino real y actual. En Redes vemos el uso más peligroso de las redes sociales, hay sexo en su vertiente más peligrosa y sí, por supuesto, hay también violencia física. Muy física. Pero eso, de alguna manera, no hace más que meternos con una mayor profundidad en la historia. Martga y Gabby, dos muchachas que casi parecen antagónicas y que sin embargo son amigas, chocan por su visión de una red social de vampiros. ¿Es real? ¿Es peligrosa? ¿Es una manera de engañar a la gente? Es algo que Bleda sabe hacer que sintamos como un elemento que podríamos encontrar en nuestros móviles. Podéis probar los hashtags que aparecen, aunque ya os avisamos que no daréis con esta red social en concreto, porque eso es el primer elemento de normalidad que nos encontramos en esta anormal historia. Anormal por su fantasía oscura, porque sus dos protagonistas son cercanas. Sus diálogos lo son, tienen referencias de hoy en día, de una generación que sí podría tener esta misma fascinación por el vampiro. Y ese es, al final, el elemento esencial de Redes, como también del otro relato que completa la obra, La primera vez, dos pinceladas de ese universo más amplio que el autor y los lectores nos merecemos que continúe.

Bleda ya ha demostrado en sobradas ocasiones que le gusta cambiar de registro, que su estilo, siendo reconocible, no es para nada cerrado e inmutable. El de El baile del vampiro sí es propio, y en las páginas de Redes vivimos sensaciones muy parecidas a las que provocó, por ejemplo, Inés 1994, primera de las historias de esta franquicia que tan pocas entregas ha tenido para nuestra desgracia a pesar de tener ya más de 25 años de vida. El dibujo de Bleda para sus vampiros, y para los personajes que no lo son, sabe ser actual y urbano, conoce las vías para generar inquietud cuando el momento lo requiere, otorga al vampiro una capacidad sexual que sentimos asociada al arquetipo pero que no siempre se ve con tanta claridad como aquí. Lo turbio, lo insano, la curiosidad, todo se siente a través de los personajes y de los escenarios de una forma que impresiona y hasta apabulla. Y no hace falta la explosión del rojo sangre que sí nos muestra la portada para que su dibujo puntuado nos mande de nuevo a las mismas sensaciones que aquel proyecto de 1993 comenzó a ver la luz. El mundo es de los valientes, de los que saben que tienen una buena historia y luchan por encontrarle salida. Bleda, desde luego, forma parte de este grupo y todos debiéramos entender la espléndida noticia que es que 284 mecenas hayan hecho posible esta continuación.

El contenido extra lo forman unas notas finales de Sergio Bleda, bocetos de personajes y una galería de autores invitados formada por Andrés Carrasco, Borja Carcayú, J. I. Broto, Samuel Hernández, Alejandro Ortega, Joseph Lind Solomon, Paco Roca, Atilio Gambedotti, Eric Hartmann, Chapu, Vucente Cifuentes, Ángel Muñoz, Iván Gil y Juan Álvarez.

bvr01

En nuestra galería de Facebook podéis acceder a todas las páginas que mostramos de todos los títulos que comentamos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

Información

Esta entrada fue publicada en 17 junio, 2020 por en Autoedición, Sergio Bleda y etiquetada con , , .

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a 355 seguidores más

Archivos

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: