CÓMIC PARA TODOS

‘Gyo’, de Junji Ito

Editorial: ECC.

Guion: Junji Ito.

Dibujo: Junji Ito.

Páginas: 400.

Precio: 16,95 euros.

Presentación: Rústica con sobrecubierta.

Publicación: Septiembre 2019.

Si hay algo que se puede decir sobre Gyo sin temor a equivocarse es que se trata de una sorpresa continua. Junji Ito volcó en esta historia toda suerte de terrores y momentos de impacto turbios y muy desasosegantes. La tentación a la que probablemente todos tendríamos que sucumbir es la de no contar absolutamente nada del desarrollo de esta obra, ya que su capacidad camaleónica y sus constantes giros de guion son lo que da fuerza a una propuesta ambiciosa y compleja. Cederemos solo en la introducción a este siniestro universo, en explicar que el detonante de la historia son unos extraños peces que descubre una joven pareja. Ese es el punto de partida de una escalada imprevisible, en la que solo se puede pensar que hay un ligero exceso de explicaciones en su tramo intermedio que restan algo del misterio que tan bien funciona especialmente en el primer tercio del relato. A partir de ahí, Ito propone un crescendo tan oscuro que desemboca en un necesario final abierto dada la magnitud de la propuesta que hace. Y eso, la verdad, le sienta francamente bien al relato, que entrar así en el género apocalíptico de una manera arrolladora. Puede que la sorpresa continua no sea del todo positiva para quienes conecten con el primer tipo de terror que muestra el autor pero es comprensible.

Eso obedece a que los saltos entre los diferentes momentos de la historia, por chocantes que puedan parecer, son bastante naturales. De nuevo hay que insistir en que mantener el misterio con el que juega Ito es esencial para disfrutar plenamente del viaje, pero no por ello vamos a dejar de destacar lo maquiavélico y retorcido que es todo lo que se expone. Ito explica bien el escenario de fondo y también la historia de los protagonistas que escoge, Tadashi y Kaori. Parte de un viaje que tiene que tener mucho de ideal y lo retuerce, primero asaltando la intimidad de la pareja y después pasando a elementos más naturales del terror, el olor (¿puede notarse tanto un olor en un manga…?), lo visual, cosas que provocan horror y miedo de una manera primaria. Y después consigue que lo que parece ser una historia pequeña, al menos en su concepción, acabe convirtiéndose en algo de una escala gigantesca. Ito juega con las casualidades, apuntando horrores que no tienen por qué confirmarse, es explícito cuando la historia lo pide, de una manera progresivamente intensa, y sabe convertir también un relato de monstruos en una reflexión sobre la misma naturaleza humana. No necesita ambición desmedida para que esos elementos acaben destacando de entre el festival del horror que muestra Gyo.

Hablábamos del olor, parte fundamental de todo el espectáculo siniestro que se desata alrededor de nuestros protagonistas, y es fascinante la forma en la que Ito hace que lo percibamos también a través del dibujo. Se palpa con tanta facilidad como se siente el peligro en las escenas en las que las monstruosidades se desatan. Hay mucho de salvaje en el diseño de todo lo que Ito coloca en sus páginas, y esa sensación, además, se va agudizando según vamos avanzando en el horror que propone. Y quizá lo mejor de todo es que las sensaciones más aterradores nacen de una sugerente y enfermiza mezcla entre lo cercano, lo cotidiano, lo palpable y el elemento que da fuerza a la historia, aparentemente tecnológico pero a la vez tan extraño como para idear toda suerte de teorías sobre su procedencia. Y ojo a la puesta de escena, que funciona dentro de los códigos del género, pero también en secuencias aparentemente alejadas del mismo. Gyo, además se completa con dos relatos cortos que nos recuerdan que Ito tiene una versatilidad tremenda para conseguir terror desde los escenarios más dispares. De Gyo asombra que lo haga de una manera tan sostenida y durante tantas páginas, sabiendo hacer que sea una historia de género pero a la vez una que toca lo más cercano en muchos momentos.

Shogakukan publicó originalmente Gyo en 2002. No tiene contenido extra.

11928737-461318187374181-7528057975772376502-n

En nuestra galería de Facebook podéis acceder a todas las páginas que mostramos de todos los títulos que comentamos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

Información

Esta entrada fue publicada el 24 enero, 2020 por en ECC, Junji Ito, Manga, Shogakukan.

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a 355 seguidores más

Archivos

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: