CÓMIC PARA TODOS

‘Grandes esperanzas’, de Crystal S. Chan y Nokman Poon

Editorial: Norma.

Guion: Crystal S. Chan.

Dibujo: Nokman Poon.

Páginas: 304.

Precio: 18 euros.

Presentación: Rústica con solapas.

Publicación: Noviembre 2019.

Hay un elemento que resulta crucial para que una adaptación visual Grandes esperanzas funcione, uno que destaca por encima de todos los demás a la hora de interpretar la novela de Charles Dickens, y no es otro que Estella. De que sea un personaje creíble y que encaje en la visión que tiene Pip de ella depende prácticamente toda la historia, y está revisión del relato dentro de la serie Clásicos Manga que hacen Crystal S. Chan y Nokman Poon cumple a la perfección en ese sentido. Estella es tan bella y fría como la imagina Dickens y como la percibe el joven muchacho al que vemos crecer a lo largo de la obra, y eso va haciendo verosímil todo lo que se arma a su alrededor, que por otra parte es mucho y muy completo. Chan, como de costumbre, vuelve a firmar una muy buena adaptación literaria, una que se atreve a jugar con el final de Dickens, mejor dicho los finales puesto que el escritor planteó dos, una que respeta como siempre el material de referencia pero sabe llevarla a su terreno, y una que cuenta con un muy buen dibujante, que sabe contener algunos excesos visuales que sí se le cuelan en algunos momentos para enseñarnos una puesta en escena con mucho valor y un diseño de personajes sobresaliente, con Estella como decíamos siendo su principal logro, pero en el que no falla ningún personaje.

Chan ya lleva tiempo demostrando lo bien que sabe trasladar al terreno del manga la literatura clásica, mucho más la británica, que es claramente donde más cómodamente se mueve, y Grandes esperanzas no es ninguna excepción. De hecho, puede decirse que es una de las mejores muestras de su trabajo. Dickens mezcló varios niveles en su relato y el manga consigue equilibrarlos. En línea con lo apuntado anteriormente, es fácil dejarse llevarse por la capital influencia que Estella tiene durante todas sus páginas, incluso en ausencia porque siempre forma parte de las motivaciones del personaje, pero no se come a todo lo demás. Al contrario, Chan hace que haya potentes clímax emocionales en otros puntos de la historia y que el desarrollo de los personajes sea siempre modélico. Por eso convence con tanta facilidad esta historia de un chico, aprendiz de herrero, que gracias a un desconocido mecenas consigue convertirse en un caballero en Londres, porque cada elemento que sirve para configurar esa evolución está muy bien introducido y desarrollado en la trama. Hay una buena adaptación de los diálogos para que contribuyan a que esta versión de Grandes esperanzas se lea con mucha facilidad y la autora encuentra la forma de hacer hablar a cada personaje para que se diferencias ya desde el mismo lenguaje que utilizan.

Pero volvamos a Estella. No parece casual que la cubierta interior del libro sea precisamente una ilustración de una Estella idealizada, casi angelical. Es la manera en la que Poon nos muestra esa enorme contradicción que preside la obra entre la manera en que Pip ve a su amor platónico y cómo se muestra en realidad, algo que se refleja también en la forma de ser de la hermana de Pip y cómo la ve su marido, Joe. El dibujo de Poon entiende todos esos aspectos y los lleva a la página con suma eficacia. Cada aparición de Estella logra ser tan importante en el relato como lo es para Pip. Y no solo eso, Poon no baja la guardia en ausencia de esta figura femenina y consigue que nos sintamos dentro de la época y de cada uno de los personajes. Quizá el único pero que se le pueda poner en sus retratos es el de Joe, a quien cuesta percibir como una figura paterna para Pip y cuya edad nunca termina de verse realmente reflejada. Es un detalle, en todo caso, que no lastra nada el relato. Grandes esperanzas, en esta versión manga, consigue todos sus objetivos, como lo viene haciendo esta serie de clásicos tan interesante y útil para establecer una conexión con la literatura que ayudará a que jóvenes lectores se asomen a estas obras fundamentales del arte universal. Eso y su calidad como cómic son sus grandes valores.

Udon publicó originalmente Great Expectations en 2017. El contenido extra lo forman textos de los autores y un portafolio de bocetos de Nokman Poon.

INT9788467938326-GRANDES-ESPERANZAS-p4

En nuestra galería de Facebook podéis acceder a todas las páginas que mostramos de todos los títulos que comentamos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

Información

Esta entrada fue publicada en 22 enero, 2020 por en Crystal S. Chan, Manga, Nokman Poon, Norma, Udon y etiquetada con , , , .

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a 355 seguidores más

Archivos

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: