CÓMIC PARA TODOS

‘Kelly Green’, de Leonard Starr y Stan Drake

Editorial: Ponent Mon.

Guion: Leonard Starr.

Dibujo: Stan Drake.

Páginas: 272.

Precio: 32 euros.

Presentación: Cartoné.

Publicación: Noviembre 2019.

Cuesta encontrarle problema alguno a Kelly Green. Tiene un tono de historieta clásica de acción y aventuras al que es muy difícil resistirse. Quizá, siendo muy quisquilloso, podamos pensar a priori que es una historia más de protagonista femenina en el tono descrito, pero no hay que pasar muchas páginas para darse cuenta de que Stan Drake y Leonard Starr hicieron algo diferente a lo que estábamos acostumbrados a leer. Sí, tenemos una heroína sensual (¿tan políticamente correctos nos hemos vuelto como para que haya que pedir perdón por eso?) y el thriller como escenario y género, pero la manera en la que Starr encuentra algo diferente es tan natural que casi parece inverosímil. No, no estamos ante un remedo de Modesty Blaise, aunque por momentos parezca un referente claro. Kelly Green es, para empezar, una mujer físicamente normal en cuanto a su capacidad de pelear. No es una atleta, ni tampoco una agente de ninguna clase. Es la mujer de un policía, con un pasado tremendamente rico que por desgracia no llego a explorarse del todo en una serie que se quedó en cinco álbumes pero que podría haber llegado a los que hubiera querido y que, simplemente, reacciona a lo que le sucede en la vida y se lanza de lleno a un mundo que desconoce. Eso lo hace fascinante.

También lo es por la forma en la que trabajaron sus autores, y que se detalla con todo lujo de detalle en los extras del libro. Kelly Green salió de dos mentes y cuatro manos, pero la escribió Starr y la dibujó Drake. Su primera historia, La intermediaria, es un relato de origen modélico que sienta más bases del personaje para que funcione a todos los niveles. Tiene el toque de thriller, el de venganza, el de misterio, el de sensualidad. Hay unos secundarios notables que encajan de manera episódica, pero tambien recurrente si así lo necesitan los autores. Kelly es una mujer fuerte, libre y liberada. Feminista en muchos sentidos. Y todo ese coctel deviene en un cómic adulto y maduro, que sabe encontrar tramas para que funcione, ¡hasta con la Comic Con de San Diego de fondo en el último de los álbumes de la serie, Crímenes entre viñetas! Y funciona con escenarios exóticos y urbanos porque la personalidad de Kelly Green está por encima de todo. Puede parecer un tebeo más de su época sí no quiere profundizar demasiado, pero el paso de las páginas deja la sensación de ser algo especial que tristemente, no pasó del contenido de este volumen. Quizá con esta nostalgia que ahora domina la industria del entretenimiento alguien se acuerde de la heroína de Drake y Starr, pero por ahora tendremos que conformarnos con estas cinco historias, que no es poco.

A los méritos que tienen las historias, siempre bien explicadas, incluso con el cierto punto de ingenuidad que puede haber en la explicación de los misterios, que si hay que reconocer que puede haberla, hay que sumar un dibujo muy atractivo, que se materializaba gracias a referencias fotográficas que dan a sus páginas un toque de gran realismo. La violencia no se esconde, y es una violencia además que podría verse en peleas reales, alejadas de la gracilidad y el juego limpio y estético de los agentes secretos. Recordemos, Kelly Green no es nada de eso, y la forma en la que Drake y Starr nos lo dejan claro ya desde el primer álbum es uno de sus puntos fuertes. El toque erótico que desprende la protagonista en los lápices de Drake, desde su aspecto y también desde su comportamiento, es innegable, pero a la vez más que correcto para la propuesta de la serie, y su apuesta tiene mucho que ver con lo real, no con la fantasía erótica que a menudo envuelve a protagonistas como esta, por muy sensual que sea el dibujo, que lo es. Puede que no haya grandes innovaciones narrativas o visuales, es cierto que no es este uno de esos tebeos que vienen con facilidad a la memoria de los lectores, pero es uno que, una vez leído, permanece, se queda con gusto en la estantería para ser recuperado de cuando en cuando porque hay mucho disfrute en sus páginas.

El volumen incluye las historias de Kelly Green publicadas originalmente en la revista Pilote y que después Dargaud publicó como álbumes entre abril de 1982 y octubre de 1987. El contenido extra lo forman una introducción de Neil A. Hansen, unas notas finales de Charles Pelto, las portadas originales de los álbumes y una serie de ilustraciones y bocetos.

Kelly-Green-inside-pages-F-21-copia

En nuestra galería de Facebook podéis acceder a todas las páginas que mostramos de todos los títulos que comentamos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

Información

Esta entrada fue publicada en 23 diciembre, 2019 por en Leonard Starr, Stan Drake y etiquetada con , , .

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a 352 seguidores más

Archivos

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: