CÓMIC PARA TODOS

‘Abe Sapien 1. Oscuro y terrible’, de Mike Mignola, Scott Allie, Sebastián y Max Fiumara

Editorial: Norma.

Guión: Mike Mignola, Scott Allie.

Dibujo: Sebastián y Max Fiumara.

Páginas: 440.

Precio: 29,95 euros.

Presentación: Cartoné.

Publicación: Agosto 2019.

No debería ser ninguna sorpresa decir que Abe Sapien es una historia de monstruos, más incluso de lo que lo es Hellboy, pero quizá sí merece la pena decir que Abe Sapien es mucho más melancólica y postapocalíptica de lo que lo fue Hellboy, al menos hasta esas fases finales en las que el demonio muere e inicia un periplo por el infierno. Mike Mignola, que ha sabido crear un universo propio de múltiples ramificaciones, sabe que no todo lo que forma parte de él tiene que ser como Hellboy, y ahí es donde engancha con facilidad al lector, esquivando todo atisbo de repetición de fórmulas o incluso de ambientes. Porque Abe Sapien desciende al barro. Nada de humor como vía de escape en los guiones que coescribe con Scott Allie, nada de aventuras más o menos livianas en las que se puede vencer a un enemigo visible. No, Abe Sapien busca otro camino. Puede gustar más o menos, puede resultar agradable la redefinición visual del personaje para perder buena parte de sus rasgos humanos o preferir la línea clásica, pero nadie podrá negar que hay un intento de mostrar algo diferente. Decíamos que era una historia de monstruos, y eso empieza por el protagonista, que en estas páginas está lejos de saber quién es. Por eso, su serie, alejándole de Hellboy y de la AIDP, es también un viaje interior. Recalquemos lo de viaje, porque por ahí también van los tiros.

Si hay algo que Mignola y Allie han querido dar a la serie es diversidad. Y un tono muy cinematográfico en muchos momentos. Tiene cosas de road movie, de buddy movie, de película de terror. Es una amalgama que, aunque tenga un aspecto denso y por supuesto un encaje buscado y complejo en el universo de Hellboy (por tanto, siempre ayuda conocer lo que ha pasado por el entorno del demonio para disfrutar), se lee con mucha facilidad. Las páginas vuelan. Pueden hacerlo sin dejar en algunos momentos tanto poso como le gustaría a sus escritores, eso es cierto, porque en realidad no hay demasiados avances en este primer volumen integral con respecto a la incógnita de quién es Abe Sapien, pero no hay manera de aburrirse en estas páginas, o incluso de notar que el ritmo es demasiado lento para quien esté acostumbrado a ver a Abe en acción. Siempre parece gozoso ver a un héroe dudando, y hay mucho de eso en este libro. Puede agotar en algunos momentos precisamente porque en estos números nos quedamos lejos de obtener las respuestas que buscamos, pero el envoltorio es francamente bueno, un microuniverso cambiante de personajes todavía más rotos que Abe, que tampoco saben quiénes son o que buscan averiguarlo por los caminos equivocados.

En esa vía es donde Abe Sapien entra en el mencionado terreno de la amalgama, y da gusto ver como Sebastián y Max Fiumara, con el brutal color de Dave Stewart, saben entender el desarrollo del relato. Ambos explotan francamente bien el aspecto de Abe, mucho más bestial y menos humano que nunca, pero sus méritos se encaminan más al terreno de la ambientación. Lo aterrador luce de esa manera, lo apocalíptico también, se palpa el miedo y las escenas de acción convencen con bastante facilidad. Hay diferencias entre Sebastián y Max, eso resulta evidente cuando se cambia de capítulo, pero los dos parecen seguir un camino bastante parecido en cuanto a la búsqueda de sensaciones, y al final eso se agradece, porque Abe Sapien necesita esa unidad. Imaginarse esta serie con el habitual vaivén de ilustradores de las cabeceras de las grandes editoriales invita a pensar en un caos que habría perjudicado mucho el resultado final. Desde luego, estamos ante un Abe Sapien distinto, más maduro, mucho más apesadumbrado, en el papel de un héroe solitario y, por qué no decirlo, algo perdido, que encaja bien en el escenario descrito. No es que sea mejor ni peor, pero sí resulta diferente. Y ya se sabe que los cambios no convencen a todo el mundo, pero desde luego la propuesta es bastante interesante.

El volumen incluye los números 1 a 7, 9 a 14 y 16 y 17 de Abe Sapien, publicados originalmente por Dark Horse entre abril de 2013 y octubre de 2014. El contenido extra lo forman una introducción de Scott Allie, las portadas originales de Sebastián y Max Fiumara, y un extenso portafolio de bocetos e ilustraciones de los dos dibujantes.

6

En nuestra galería de Facebook podéis acceder a todas las páginas que mostramos de todos los títulos que comentamos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a 347 seguidores más

Archivos

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: