CÓMIC PARA TODOS

‘Batman. Los pecados del padre’, de Christos Gage y Raffaele Ienco

Editorial: ECC.

Guión: Christos Gage.

Dibujo: Raffaele Ienco.

Páginas: 144.

Precio: 13,50 euros.

Presentación: Rústica.

Publicación: Mayo 2019.

Con los precedentes de Injustice. Gods Among Us (aquí, reseña de su primer volumen) o de Arkham Asylum (aquí, reseña de su primer volumen), no es ninguna sorpresa encontrar un cómic que se acerque al universo propio de un videojuego basado en los personajes del universo DC. Es la misma situación que tenemos con Batman. Los pecados del padre, que rellena el hueco entre las dos temporadas de Batman. The Telltale Series. El atractivo en esta ocasión está en trastocar la razón de Bruce Wayne para ser Batman convirtiendo a Thomas Wayne en una figura nada admirable. Esa circunstancia es la explicación del título de este cómic, ya que Bruce es el encargado de limpiar las atrocidades cometidas por Thomas, por mucho que, en realidad, la historia sea un notable primer enfrentamiento entre el Caballero Oscuro y Deadshot. Ese duelo entre enmascarados antagónicos funciona bastante bien porque Christos Gage le aporta una base sólida, aunque el final de la trama sea quizá un tanto forzado. Y todo lo que obliga a ver a Bruce como una figura redentora y al mismo tiempo en shock por la destrucción de la imagen fe su padre, la pública y la personal, está contado también con elegancia, lo que hace de este un buen tebeo, incluso leído como una suerte de Otros mundos y no necesariamente como la adaptación de un videojuego.

Si estamos buscando ese duelo entre Batman y Deadshot, podríamos decir que Gage tarda un tanto demasiado en arrancar la historia. Podríamos decirlo, sí. Pero una vez que hemos acabado el cómic, son pocos los elementos que podrían sobrarnos de esos primeros números. Dicho de otra manera, que el ritmo inicial no engañe a nadie, porque Los pecados del padre es una obra bien calculada. Sus defectos, de hecho, están más bien al final, donde la situación e incluso algunos diálogos se quedan en meros intentos de dar algo más de profundidad a lo que hasta ese punto se había conducido francamente bien. Gage disfruta con ese Batman que todo lo controla, que se apresta a manejar incluso las esperanzas de los criminales por abatirle y que tiene bases muy clásicas para montar el duelo entre Batman y Deadshot, llevándolo muy acertadamente al plano personal de sus alter ego, lo que prácticamente consume uno de los seis números de la miniserie y da un componente de riesgo a su estructura que se disfruta mucho precisamente porque huye de lo más comercial, que es lo que se espera de un producto que, en apariencia, busca conseguir el dinero de quien ya conozca el videojuego. Pero no, la sorpresa es que estamos ante un tebeo sólido y con argumentos propios para disfrutar de sus dos mitades, la de acción y la de reflexión.

El encargado de dar vida visualmente a esta historia es Raffaele Einco, y el resultado es bastante apreciable. Es cierto que los personajes normales, los no enmascarados, pueden parecer algo estáticos en algunos momentos (y eso afecta sobre todo a las escenas de mayor ritmo en las que toman parte), pero ese detalle queda eclipsado por el buen Batman que dibuja. No hay un deseo rompedor ni tampoco ganas de crear algo innovador o diferente. Al contrario, el Batman de Einco, con esos pequeños detalles que modifican el diseño para que sea distintivo, es bastante humano. Si Gage quiere explorar esa faceta, es lógico que su dibujante plantee un Caballero Oscuro desprovisto de todo misticismo y que sea una a amenaza real y física para el delincuente de la calle, aunque eso pueda suponer algo negativo para quien espere algo distinto. Eso lo plasma ya desde la primera secuencia y es la tónica del tebeo. Los pecados del padre, por eso, quiere ser un buen acompañamiento al videojuego, no hay que olvidar que esa es la razón por la que nace esta miniserie, pero al mismo tiempo apuesta por enganchar a quienes no lo conozcan. No es que Batman sea un personaje que necesite de un videojuego para que nadie se acerque a sus aventuras en cómic, pero se agradece que Gage e Ienco apuesten por el seguidor clásico en primer lugar.

El volumen incluye los seis números de Batman: Sins of the Father, publicados originalmente por DC Comics entre febrero y agosto de 2018. El único contenido extra son las portadas originales de Raffaele Ienco y Guy Major.

4

En nuestra galería de Facebook podéis acceder a todas las páginas que mostramos de todos los títulos que comentamos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Información

Esta entrada fue publicada en 31 julio, 2019 por en Batman, Christos Gage, DC, ECC, Raffaele Ienco y etiquetada con , , , .

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 310 seguidores

Archivos

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: