CÓMIC PARA TODOS

‘Giant Days’ 5, de John Allison y Max Sarin

Editorial: Fandogamia.

Guión: John Allison.

Dibujo: Max Sarin.

Páginas: 112.

Precio: 10 euros.

Presentación: Rústica.

Publicación: Junio 2018.

En este quinto volumen de Giant Days llega a su fin, ya del todo, el primer año universitario de nuestras protagonistas, Susan, Daisy y Esther. En realidad, el curso ya casi había acabado en la cuarta entrega (aquí, su reseña) y en estas páginas asistimos a lo que les sucede en verano y en la búsqueda de una casa para compartir de cara al segundo año. Sobra decir, sobre todo a los lectores veteranos de la serie, que John Allison, también Max Sarin en el dibujo, ofrecen un relato divertido y exagerado, en el que lo cotidiano se convierte en un cómico drama para lograr esa peculiar tergiversación de la realidad a partir de bares realistas. Las primeras prácticas, los trabajos de fin de carrera, la preparación del siguiente curso, hasta los amores universitarios y cómo olvidarlos, todo forma parte de un juego que bebe de la nostalgia, seguramente hasta de los propios recuerdos de Allison o alguien cercano y que, aunque se vayan sucediendo los números y sean más o menos lúcidos en su comedia, no pierde nunca el tono de sana diversión que preside Giant Days desde su arranque. La frescura de la serie, incluso aunque se puedan sentir los normales y lógicos síntomas de agotamiento en algunos aspectos, no se ha perdido. Puede que no cambie la vida de nadie, pero desde luego la refresca de una manera agradable y bien construida.

El gran triunfo de Allison en Giant Days es la conjunción de sus tres personajes protagonistas. Cuando las tres confluyen, las historias crecen. Por eso el primer número, en el que cada una de ellas va por su lado, aún siendo divertido, invita a pensar que el verano que nos muestra en esta quinta entrega va a ser menos interesante que el curso que hemos visto hasta ahora. Pero la manera en la que nos despide este volumen, con nuestras heroínas (sí, los son, aunque sus hazañas estén circunscritas al terreno de la adolescencia y los primeros pasos de la vida adulta), con Daisy, Susan y Esther preparando su casa para el nuevo curso, excursión a Ikea incluida, nos recuerda todo el potencial de buen rollo y diálogos inteligentemente realistas que tiene la serie. Y es que Allison ha conseguido que la dramatización funcione muy bien con ellas, que todo lo exagerado lo podamos aceptar como parte de la vida realista aunque no del todo real que nos está enseñando, la voz de cada una de ellas es auténtica y encaja bien en el perfil que el escritor ha ido creando desde el primer número (aquí, su reseña), y así es mucho más fácil seguir enganchado a lo que le pueda pasar a estas tres muchachas en su periplo universitario. La serie sabe moverse, además, en ese delgado equilibrio que hay entre el recuerdo del lector que despierte empatía y la comedia exagerada.

Ahí, desde juego, juega un papel muy importa te el dibujo de Mac Sarin. Conviene recordar que no fue él el dibujante que inició la serie, ese fue Lissa Treiman. Pero haberla hecho suya con tanta facilidad y casi desde el principio evidencia que está haciendo un buen trabajo. Ha sabido siempre ser fiel a los diseños originales, que son obviamente parte esencial de los personajes, a los que siempre es más fácil recordar con la primera impresión que nos producen, pero al mismo tiempo es difícil no considerar la comedia que vemos en estas páginas como una creación eminentemente personal. El Scott Pilgrim de Bryan O’Malley es una referencia constante en este tipo de cómics, y más cuando Allison y Sarin se entregan a momentos fantasiosos (el más divertido, cuando Daisy se crece ante su profesor en las prácticas de arqueología), pero nunca se pierde la idea de que estamos ante algo que busca ser original. La frescura se mantiene, sí, y Giant Days llega en buena forma al comienzo del segundo año universitario. Puede que ahí veamos la capacidad real de Allison sobre todo para seguir encontrando ideas nuevas y evitar la repetición, pero por ahora muy pocas quejas se pueden expresar de lo que nos han enseñado. Nunca viene mal recordar tiempos pasados y echar unas risas, y esa es justo la idea de Giant Days.

El volumen incluye los números 17 a 20 de Giant Days, editados originalmente por Boom! entre agosto y noviembre de 2016. El contenido extra son las portadas originales de Lissa Treiman y una galería de bocetos de personajes de John Allison.

giant-days-5-1

En nuestra galería de Facebook podéis acceder a todas las páginas que mostramos de todos los títulos que comentamos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

Información

Esta entrada fue publicada en 17 julio, 2019 por en Boom!, Fandogamia, John Allison, Max Sarin y etiquetada con , , .

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 323 seguidores

Archivos

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: