CÓMIC PARA TODOS

‘El teatro escalofriante’, de Hideshi Hino

Editorial: La Cúpula.

Guión: Hideshi Hino.

Dibujo: Hidsehi Hino.

Páginas: 212.

Precio: 13,95 euros.

Presentación: Rústica.

Publicación: Mayo 2019.

En cada uno de los cuatro relatos que forman El teatro escalofriante, y como ya es costumbre en la obra de Hideshi Hino, la figura del monstruo está en el centro de sus obsesiones, como eje de historias que se asoman al terror desde una perspectiva valiente. En todos menos en uno. El día que las grullas echaron a volar es la excepción y, probablemente, el más hermoso cuento que hemos podido leer de un maestro del horror como es Hino, además de la mejor muestra de una versatilidad esencial para no caer en la repetición, el tan temido enemigo de cualquier autor prolífico. Algo de eso puede haber en El monstruo terrorífico con respecto a otros títulos del mangaka como El niño gusano (aquí, su reseña), pero esta antología es, en sí misma, bastante variada y muestra un intenso e interesante universo de fantasía, oscura casi siempre con la brillante excepción mencionada al principio, que no defraudará en absoluto a los seguidores de Hino. La razón es porque muestra muchas de las características que hacen de él uno de los autores más atractivos del terror japonés, con su estilo de dibujo tan característico y perfecto para explotar lo grotesco de sus personajes y criaturas, que forman una espectacular galería de víctimas, ya que los monstruos de Hino son sólo aterradores en su aspecto.

Esa, de hecho, es la moraleja que deja el relato final de El teatro escalofriante, El ogro Gongoro, cuyo protagonista comete la temeridad de enamorarse de una joven humana, ciega, que sí es capaz de ver la bondad que hay en él, al contrario que el resto del pueblo, que se quedan con el prejuicio y conspiran de una manera cruel, rozando con lo salvaje, para evitar que ese amor fructifique. Es la mejor manera de ver el cuento oscuro de Hino. También hay una criatura de aspecto siniestro en El monstruo terrorífico, el más extenso de los relatos de este libro y el que más nos puede dejar la sensación de que estamos pisando un territorio ya conocido en la bibliografía de Hino, a pesar del obvio homenaje a Godzilla que hay en sus páginas. La mano izquierda se acerca a otro tipo de relatos de terror, más propios de la revista de género norteamericana como Creepy, por su desarrollo y también por su maravillosa e inquietante manera de darle final. Pero la joya de este volumen, como decíamos, es El día en que las grullas echaron a volar, en cuyas páginas Hino desciende con claridad al terreno de la fábula mostrándonos la historia de un niña tan enferma que no puede salir de su casa y que hace de las grullas del exterior y las de papel en las que vuelva sus sueños la única manera de mantenerse animada y feliz.

Las historias de Hino apuestan habitualmente por personajes grotescos, parias maltratados por la sociedad, y su trazo como ilustrador suele ser reflejo de esa manera de entender a sus protagonistas. Por eso es tan sorprendente lo bien que también sabe capturar la belleza, la natural y la onírica, que hay en El día en que las grullas echaron a volar. Sus páginas son tiernas, cercanas y luminosas, e incluso en sus momentos más dramáticos no se pierde la belleza, ni siquiera con la evidente conexión que hay en su forma de dibujar con relatos de temática y actores mucho más siniestros. Hasta con El ogro Gongoro, que a simple vista parece divertido y jovial, acaba cayendo a los pozos más oscuros del alma. Y siempre es de la humana, porque los monstruos de Hino, por feos y repulsivos que puedan ser, siempre despiertan algún buen sentimiento. Mi mano izquierda también busca esas sensaciones del género, a pesar de ser el único relato que prescinde de una amenaza externa y pone el foco en la misma psicología de su protagonista, un niño aterrado porque su mano actúa con libertad y va cometiendo fechorías cada vez más indecorosas y turbias. Todo lo que hay en este libro contribuye así a seguir enriqueciendo el universo de un autor muy singular, uno que domina el género con mucha solvencia.

No tiene contenido extra.

Hideshi-Hino-El-teatro-escalofriante-de-Hideshi-Hino-Tripa-186

En nuestra galería de Facebook podéis acceder a todas las páginas que mostramos de todos los títulos que comentamos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

Información

Esta entrada fue publicada en 16 julio, 2019 por en Hideshi Hino, La Cúpula, Manga y etiquetada con , .

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 323 seguidores

Archivos

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: