CÓMIC PARA TODOS

‘Superman contra Depredador’, de David Michelinie y Alex Maleev

Editorial: ECC.

Guión: David Michelinie, John Ostrander.

Dibujo: Alex Maleev, Graham Nolan.

Páginas: 200.

Precio: 20,50 euros.

Presentación: Cartoné.

Publicación: Abril 2019.

Es bastante evidente que Superman y Depredador no juegan en la misma liga en cuanto al poder físico e individual de cada uno de ellos. Con Batman es otra historia, y por eso sus crossovers (aquí, su reseña) son trepidantes y bien hilados. ¿Superman contra Depredador? Mucho más complicado de manejar, de eso no hay duda, por esa distancia que hay entre los dos personajes, por mucho que formen parte de universos de ficción que puedan casar. Eso sí, hay que reconocer que David Michelinie, con dibujo de Alex Maleev, encuentra caminos bastante inteligentes para complementar su enfrentamiento, breve y con un Superman lógicamente mermado de alguna manera para perder fuerza, y que no parezca algo demasiado forzado, por mucho que su final inevitablemente caiga en ese terreno. Más rocambolesco es el relato que completa este libro, Liga de la Justicia contra Depredador, en el que John Ostrander y Graham Nolan se lo pasan bien, pero en el que no hay mucha más ambición que vestir el mundo de los Depredadores de colores y poderes extraños para que puedan estar a la altura de la Liga y, por lo menos, ofrecer una leve excusa para el entretenimiento pasajero. Este relato adolece justo de todo el envoltorio de subtramas que dan empaque, o al menos algo más que un simple envoltorio de acción, a la propuesta de Michelinie.

El escritor apuesta por un virus que nos deja a un Superman enfermo. Tiene sus poderes, pero a muy bajo rendimiento, lo que hace que toda su participación en la historia esté dotada de un heroísmo un poco más humano de lo habitual. Es verdad que así es menos Superman, pero el relato lo pide, por lo que se puede entender este como un camino bien pensado. Sorprende más que el título, Superman contra Depredador, no se vea realmente realizado hasta el tramo final de una larga historia de tres números. Y es que Michelinie tiene claro que esa excusa no puede ser lo único que proporcione el tebeo, y se agradece. De esta forma, consigue dar forma a una trama que plantea un interesante debate sobre la mejora genética de la humanidad y las fronteras que casa uno estría dispuesto a sobrepasar para acabar con esas anomalías. La trama secundaria, porque la principal en lo que avanza el título, se diluye al  final, convertida simplemente en un rayo que alguien tiene que parar, lo necesario para un clímax espectacular. Son estos pequeños detalles que no afean prácticamente en nada un muy buen desarrollo, incluso teniendo en cuenta que esta es más historia de Superman que de Depredador, sobre todo en su primer tercio, que es precisamente cuando cobran enjundia todos los temas que van a hacer valido el encuentro entre el Hombre de Acero y el cazador alienígena.

Alex Maleev no es una elección demasiado evidente para una historia de estas características, porque tiene un estilo sucio y directo, nada tiene que ver por ejemplo con el que Graham Nolan aporta a Liga de la Justicia contra Depredador, tan obvio para el espectáculo que quiere ser como logrado dentro del juego que propone. Pero se gana la historia a pulso desde la debilidad de Superman, centrándose en personajes y escenarios, haciendo todo más terrenal de alguna manera, y coronando su esfuerzo con la manera en la que da forma a las leyendas que sustentan los viajes pasados del Depredador al lugar en el que se desarrolla la historia. De hecho, las splash pages, pocas, y grandes viñetas de Maleev ya dejan bien a las claras que estamos ante una aproximación que busca algo más que simples poses espectaculares, algo que entra mucho más en el terreno de Nolan, sin que eso suponga una crítica hacia su siempre estimulante trabajo. A diferencia de lo que sucedía con Batman, o incluso de los encuentros del propio Superman contra Aliens (aquí, su reseña), da la sensación de que con este relato queda bastante agotada la vía del crossover para el Depredador y el proyector de Metrópolis, pero eso no limita la sana diversión que propone y los esfuerzos por hacer algo más que un cruce de disparos y puñetazos.

El volumen incluye los tres números de Superman vs. Predator y el número único de Justice League vs. Predator, publicados originalmente por DC Comics y Dark Horse entre mayo de 2000 y febrero de 2001. El único contenido extra son las portadas originales de Alex Maleev y Graham Nolan.

superman-vs-predator-aed8e156-0353-4fe4-b51b-23eaa496c76-resize-750

En nuestra galería de Facebook podéis acceder a todas las páginas que mostramos de todos los títulos que comentamos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 309 seguidores

Archivos

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: