CÓMIC PARA TODOS

‘Los Fraguel. Viaje al gran manantial’, de Kate Leth y Jake Myler

Editorial: Medusa.

Guión: Kate Leth.

Dibujo: Jake Myler.

Páginas: 104.

Precio: 12,95 euros.

Presentación: Cartoné.

Publicación: Junio 2019.

Vivimos desde hace tiempo en un constante revival nostálgico, y los años 80 son el objetivo perfecto de esa operación. Por eso no es de extrañar que tengamos entre las manos cómics como Los Fraguel. Viaje al gran manantial, salto a las viñetas de los personajes de Fraguel Rock, una de las series míticas de la televisión ochenta, una de las obras del taller de Jim Henson que tantas fantasías sustentó durante tantos años. Si Cristal Oscuro, que por supuesto también ha tenido ya versiones ilustradas, demuestra con su próxima incorporación televisiva a su franquicia que las marionetas de Henson no pasan de moda, el formato del cómic da la libertad suficiente para que Los Fraguel cobren una nueva vida desde una óptica diferente pero leal. Kate Leth y Jake Myler son los encargados de dar forma a esta nueva aventura, una que nos permite recorrer buena parte del universo de estas criaturas y, a la vez, salir de los escenarios más conocidos, con lo que se cumple con la necesaria expansión del universo que utiliza. Por mucho que el entretenimiento infantil y juvenil haya cambiado radicalmente en los últimos años, es difícil imaginar que Los Fraguel pueda no convencer a niños de hoy como lo hizo con los de antes, con quienes hoy ya son esos adultos nostálgicos que pasan el testigo a las nuevas generaciones.

Porque de eso se trata, de que el legado de Los Fraguel no se pierda. Estas criaturas nacieron en un escenario muy concreto y con unas herramientas narrativas que forman parte del mensaje. Los Fraguel son marionetas, y en nuestra cabeza lo seguirán siendo. Por eso era tan importante que Leth fuera capaz de entender el espíritu de la serie en su salto al comic, y afortunadamente lo hace con bastante eficacia, aunque asuma desde el principio ese papel y prescinda de mayores ambiciones. Siendo un tebeo infantil, habrá quien piense que es fácil encontrar el equilibrio entre una narración eficacia y la satisfacción de la nostalgia, pero los lectores más versados saben que no es así. Leth, como hacía la serie, parte de los personajes, en este caso de la preocupación de Gobo por inventar algo que pueda resultar útil, para aportar después un envoltorio que funcione, en este caso encontrar el gran manantial del título que surte de agua al lugar en el que viven los Fraguel, que se ha secado por alguna misteriosa razón. La fusión entre los dos elementos es natural, fluida e inteligente, porque se plantea dar cobijo tanto a lectores que jamás hayan oído hablar de los Fraguel como a esos nostálgicos de los que hablábamo, que al final son quienes pueden emitir el mejor veredicto sobre una obra muy bien ejecutado para mantener vivo el legado de la franquicia.

El dibujo de Myler cumple una función parecida, porque tiene que convertir en ilustraciones a unos personajes de trapo y que tengan aquí al menos la misma vida que tenían en la pequeña pantalla. Y, como la historia, es eficaz en esa doble vía. El aficionado más clásico va a ver a los Fraguel de siempre, y puestos a encontrar algún defecto, las escasas apariciones de los Goris son lo menos impactante que tiene Viaje al gran manantial, y al mismo tiempo el niño que nunca haya visto Fraguel Rock va a descubrir unos personajes simpáticos, que en el trazo de Myler parecen tan animados como lo estaban las marionetas de Jim Henson. Y eso que parece fácil perder la perspectiva en un mundo de colores tan intensos como el que plantea este comic, pero el ilustrador sabe lo que hace en todo momento para que esta sea la manera correcta de dar vida a Los Fraguel, en la que formas, gestos y texturas se fusionen de una manera prácticamente perfecta. Viaje al gran manantial no deja de ser una sencilla excusa para ejercitar la nostalgia, pero cumpliendo de una manera tan eficaz con la presentación de los personajes a nuevos lectores, es muy sencillo dejarse llevar por la imaginación que hay en este tebeo, una que por supuesto bebe del universo ya existente pero que a la vez se entiende como el comienzo de una nueva era para nuevas generaciones.

El volumen contiene los cuatro números de Jim Henson’s Fraggle Rock: Journey to the Everspring, publicados originalmente por Archaia entre octubre de 2014 y enero de 2015. El único contenido extra son las portadas originales de Jake Myler.

1

En nuestra galería de Facebook podéis acceder a todas las páginas que mostramos de todos los títulos que comentamos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

Información

Esta entrada fue publicada en 11 julio, 2019 por en Archaia, Jake Myler, Kate Leth, Medusa y etiquetada con , , , .

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 323 seguidores

Archivos

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: