CÓMIC PARA TODOS

‘Hora Cero. Crisis temporal’, de Dan Jurgens y Jerry Ordway

Editorial: ECC.

Guión: Dan Jurgens.

Dibujo: Jerry Ordway, Dan Jurgens, Frank Fosco, Ken Branch.

Páginas: 200.

Precio: 20,50 euros.

Presentación: Cartoné.

Publicación: Marzo 2019.

Es bastante evidente que mientras DC iba sumando realidades alternativas y momentos temporales diferentes, todo ello de una manera divertida y entretenida, nadie podía imaginar el monumental e incontrolable lío que estaban formando y que, a mediados de los años 80, provocó la creación de Crisis en Tierras infinitas (aquí, su reseña) para tratar de solucionarlo. Cualquiera que conozca la historia de DC sabe que aquel evento no logró su objetivo final, pero aún así la editorial ha tirado de la misma fórmula durante mucho tiempo para aportar algo más de claridad al asunto. Hora Cero es uno de los descendientes más directos de la obra de Marv Wolfman y George Pérez. Pero aquí el reto no está en el espacio, sino en el tiempo, en la manera en la que unos personajes crecen y otros lo hacen a un ritmo diferente. El evento, con sus evidentes líneas en común con Crisis, no defrauda pero tampoco soluciona lo que se proponía arreglar. Quizá la respuesta es que ya no hay manera de reconducir lo que se ha ido creando durante tanto tiempo y la aspiración real de este tipo de historias es, simplemente, la de disfrutar de una buena crisis que afecte literalmente a todo el mundo que sirva para que algunos personajes de segunda línea cobren un protagonismo puntual que ayuda también a entender el universo de sus primeros espadas.

No podemos obviar que en Hora Cero tenemos a dos clásicos del género a los mandos, Dan Jurgens como auténtico ideologo y a Jerry Ordway para brindar los acabados. En el debe del escritor podríamos reiterar ese excesivo parecido que en el fondo tiene Hora Cero con Crisis en Tierras infinitas, con una colocación de los peones bastante similar a la que teníamos allí e incluso algunos de sus momentos emocionales más importantes cortados por patrones muy semejantes. ¿Invalida esto la propuesta? Claro que no, porque la habilidad de Jurgens está en introducir esta nueva crisis, a la que no duda en aludir de esta forma para que el lector tenga claro que estamos ante un referente obvio, en un momento muy particular de la historia de DC, sobre todo después de que Hal Jordan dejará de ser el más grande de los Green Lanterns para convertirse en Parallax, una de las mayores amenazas del universo. También resulta un acierto el regreso de Batgirl, porque es un personaje con el que DC no había sabido jugar acertadamente y que seguía teniendo potencial, incluso en plena época de protagonismo formidable de Oráculo. Hay muchos detalles que ver que, a veces, parecen incluso más importantes que la historia central, que, dicho sin acritud, no deja de ser otra Crisis de las periódicas que monta DC para remover un poco el árbol.

Jurgens tenía tan claro lo que tenía que mostrar Hora Cero que no se conformó con escribirla e hizo también los bocetos. El acabado, eso sí, es de Jerry Ordway. Por eso esta serie nos lleva a una época de transición bastante notable. Estamos ante un tebeo de corte clásico indudable, pero en el que ya se asoma la modernidad postnoventera que todavía no había arrancado. Prima más lo primero, pero Jurgens y Ordway se las arreglan para que en ningún momento tengamos la sensación de estar ante un tebeo caduco o siquiera pasado de moda. Porque los superhéroes, incluso en nuestros días, siempre tendrán hueco para lucir de esta manera. Lo bueno de este tipo de historias es que haya un dibujante que sepa poner todo el mimo del mundo a la hora de retratar a los secundarios habituales, y Ordway lo es. Podría haber descansado sobre Superman, Batman y Wonder Woman, personajes que sabe retratar de sobra y lo demuestra, pero da gusto ver como se vuelca en otros, en Waverider, en Green Arrow o en Batgirl. Y, qué demonios, sea mejor o peor el evento, siempre hay algo gozoso en estas reuniones suoerheroicas de número incontrolable y en las que, por la razón que sea, está en juego la misma existencia. Jurgens y Ordway no llevan mal del todo algo tan ingobernable, aunque estén lejos de marcar una época.

El volumen incluye los números 8 y 9 de Showcase ’94 y los números 4 a 0 de Zero Hour: Crisis in Time, publicados originalmente por DC Comics entre junio y agosto de 1994. El contenido extra lo forman una introducción de Dan Jurgens, unas notas finales de KC Carlson, material promocional, las portadas originales de Dan Jurgens y Jerry Ordway, la propuesta original de la serie y una colección de bocetos.

3

En nuestra galería de Facebook podéis acceder a todas las páginas que mostramos de todos los títulos que comentamos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Información

Esta entrada fue publicada en 14 junio, 2019 por en Dan Jurgens, DC, ECC, Frank Fosco, Jerry Ordway, Ken Branch y etiquetada con , , , , .

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 318 seguidores

Archivos

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: