CÓMIC PARA TODOS

‘Superman. El nuevo milenio: Regreso a Krypton’

Editorial: ECC.

Guión: Jeph Loeb, Joe Casey, Mark Schultz, Joe Kelly, Greg Rucka.

Dibujo: Ed McGuinness, Duncan Rouleau, Doug Mahnke, Kano, Coy Turnbull, Dale Keown, Steve Lieber, Ian Churchill, Kevin Maguire.

Páginas: .

Precio: 13,95 euros.

Presentación: Rústica.

Publicación: Junio 2019.

Cada vez es más difícil leer un macroevento desgajado de las series a las que afecta, pero lo que vemos en Regreso a Krypton es que es aún más difícil leer las serie sin los eventos que influyen en ella. Al margen de la historia que da título a este libro de Superman. El nuevo milenio, el quinto, hay que tener en cuenta el Batman de Greg Rucka con el que se cruza (aquí, reseña de ese volumen), Nuestros mundos en guerra (aquí, su reseña) y Joker. Quien rie el último (aquí, su reseña), pues con todos ellos se cruza. Casi nada. Tonos diferentes, objetivos tremendamente dispares y muchos huecos que rellenar. Y, claro, muchos autores dando vida a estos relatos. Los aspectos más persónales de Superman, no obstante, son lo que se abre camino entre tanto cambio y escenarios tan distintos. Convence la aventura en el pasado de Krypton que permite a Superman ese añorado reencuentro con sus padres biológicos, pero también las consecuencias de Nuestros mundos en guerra que afectan directamente a los Kent. En ese viaje, además, siempre está presente Lois, que en muchos sentidos se encuentra en lo más interesante de estos números de Superman. Y todo ello sin olvidar el enésimo cambio de traje del Hombre de Acero, quizá el más sutil de los que ha vivido pero suficientemente significativo como para que sea algo más que un capricho momentáneo o editorial.

Entre Jeph Loeb, Joe Casey, Mark Schultz y Joe Kelly dan vida a Regreso a Krypton. Se nota el sello de cada uno en cada preciso momento, y eso da pie a una historia que, si bien tiene una excusa bastante artificial y difícil de comprar, deja momentos bastante logrados y que repasan con acierto todo lo que Krypton significa para la leyenda de Superman. Es la mejor manera de entrar en este volumen, una que no deja de ser aventurera y emotiva, pero que da paso a tonos mucho más siniestros. Quizá la metáfora de ese viaje esté en el fantástico número que escribe Loeb con Krypto como protagonista, que empieza de una manera y termina de otra muy diferente. Ese es el punto de inflexión, y es tan sencillo que resulta curioso que nadie haya pensado algo así antes. Como la también brillante idea de llevar al Hombre de Acero al psicólogo, demostrando que los superhéroes también tienen momentos duros y dando un antecedente bastante claro a Tom King y su actual Héroes en crisis (aquí, reseña de sus primeros números). Y si a eso añadimos El correo electrónico de Metrópolis, otra emotiva historia que habla de la dimensión más humana de Superman, podremos concluir que este volumen destaca por lo más pequeño, no necesariamente por grandes heroicidades o proezas físicas solo al alcance del alter ego de Clark Kent.

Hay todavía más variedad en cuanto a dibujantes que en lo que respecta a guionistas, algo que tampoco sorprende y que, si hoy es una constante bastante difícil de evitar, ya era una costumbre en DC a comienzos de siglo, años a los que corresponden estos números. El desenfadado divertimento que proporciona Ed McGuinnes sigue mereciendo estar entre lo destacable de los volúmenes de El nuevo milenio, y casi parece lógico que él sea el escogido para presentarnos el nuevo uniforme de Superman en acción. Su versión de Krypton es también sobresaliente. Como, en general, casi todo lo que vemos en este volumen, por el que desfilan autores como Doug Mahnke, Kano o Kevin Maguire, contrastando mucho con los vestigios noventeros que Ian Churchill deja sobre todo en las primeras páginas del número que le toca dibujar. No estamos ante números antológicos de Superman, pero hay que reconocer que el nivel de entretenimiento es bastante alto, sabiendo además proporcionarlo mientras se juega con los elementos más básicos de la mitología del Hombre de Acero, incluyendo a un Lex Luthor que, no lo olvidemos, está en este punto en la Casa Blanca y es el centro de la historia que reúne a Superman y Batman y, viendo el final del volumen, de muchas cosas que estaban entonces por venir.

El volumen incluye el número 776 de Action Comics, el 589 de Adventures of Superman, los 166 a 168, 170 y 174 a 177 de Superman, el 111 de Superman: The Man of Steel y el 756 de Detective Comics, publicados originalmente por DC Comics entre enero y diciembre de 2001. El único contenido extra son las portadas originales de Ed McGuinness, Paul Rivoche y Dave Johnson.

647461013283046cd8c6981370616678-SX1280-QL80-TTD

En nuestra galería de Facebook podéis acceder a todas las páginas que mostramos de todos los títulos que comentamos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 306 seguidores

Archivos

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: