CÓMIC PARA TODOS

‘Johnny Cash. I See a Darkness’, de Reinhard Kleist

Editorial: ECC.

Guión: Reinhard Kleist.

Dibujo: Reinhard Kleist.

Páginas: 224.

Precio: 19,95 euros.

Presentación: Cartoné.

Publicación: Marzo 2019.

Quienes no conocieran la figura de Johnny Cash tuvieron una espléndida oportunidad para encontrarse con él en En la cuerda floja, película de 2005 en la que Joaquin Phoenix dio vida al polémico y singular cantante. Pocos años después de aquello llegó Johnny Cash. I see a Darkness, la biografía en cómic narrada por Reinhard Kleist de una manera todavía más brillante que la película de James Mangold. No hay que olvidar que las viñetas tienen un déficit inmenso a la hora de abordar la vida de un músico, y es que no tiene más música que la que se insinué, más letras que las que podamos leer y más melodías que las que el lector tenga en su cabeza y se avenga a aportar durante la lectura. Pero Kleist nos mete tan de lleno en la personalidad y, sí, también, en la música de Cash que eso no supone un problema. Hay un cierto desequilibrio en la narración de las distintas etapas de la vida del músico, pero logra para el libro mucha personalidad del hecho de que ponga tanto hincapié en el mítico concierto de la prisión de Folsom, hasta el punto de ser en cierta forma el eje sobre el que se mueve la historia, y también de su manera de introducirnos en las letras de Cash, siempre vinculadas de una u otra manera a su vida personal. Kleist supera todos los obstáculos y logra lo más difícil, que salgamos de la lectura queriendo buscar un disco de su protagonista.

Esa es una cualidad del buen cómic musical. Y una de sus riquezas más admirables. I See a Darkness se puede leer cantando todos aquellos momentos  en los que Kleist se basa en las letras de Cash, y también puede ser el empujón para que le demos forma musical a posteriori. La obra funciona como un retrato humano de un tipo complicado, y también como la biografía de una estrella de la música maldita y con altas dosis de controversia durante toda su trayectoria.  No es fácil crear un personaje de las cenizas de un mito, y más aún de uno que es y se siente tan complicado como Johnny Cash, pero Kleist acierta en todas las decisiones que toma para configurarle, respetando su biografía y su traslación al cómic. La forma del tebeo es espléndida, por la manera en la que convierte letras en escenas, por hacer rotar la historia en torno a Folsom, por la manera en la que introduce así a un personaje de gran calado en la obra. El fondo también es sobresaliente, porque el autor pone mucho empeño en que comprendamos a la leyenda desde el principio, desde que no es más que un niño hasta que se convierte en el adulto que convierte el exceso en una forma de vida. Y sí, con música entre todos esos aspectos, porque también se trata de conocer al músico. No se puede pasar por alto la genialidad con la que las letras de Cash se cuelan en el relato de su vida.

Eso también permite a Kleist jugar con las viñetas, apostar por estilos de dibujo diferentes, construir en definitiva un cómic mucho más rico de lo que habría sido en el caso de apostar por una biografía tradicional. En ese afán de contar la vida del protagonista, no obstante, también se puede elogiar al autor. Es obvio que una biografía, por innovadora que pueda ser su forma en algunos momentos, también tiene que ser eficaz a la hora de aportar los elementos fundamentales de un relato viral. Y I See a Darkness lo hace con mucho acierto desde la base, con un retrato de personajes muy carismático y dando al blanco y negro un poder tremendo sobre toda la obra. Visualmente es una novela gráfica de un gusto exquisito, de esas que saben exactamente lo que están mostrando en cada momento. Kleist nos convierte en espectadores de lujo de una historia que muestra sin juzgar a nadie, que nos habla de Johnny Cash con una naturalidad tremenda y sin sentir la necesidad de edulcorar nada. Es, por ello, una biografía de categoría. Pero es que además es una obra narrativa espléndida. Johnny Cash podría ser un personaje inventado y eso no restaría el más mínimo mérito al trabajo del autor. Un tebeo espléndido, complemento fundamental de la vida y música de Cash, sin duda, pero espléndido también por su propia naturaleza.

Carlsen Verlag publicó originalmente Johnny Cash. I See a Darkness en septiembre de 2006. El único contenido extra es una galería de ilustraciones.

look-inside-1

En nuestra galería de Facebook podéis acceder a todas las páginas que mostramos de todos los títulos que comentamos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Información

Esta entrada fue publicada en 31 mayo, 2019 por en Carlsen, ECC, Reinhard Kleist y etiquetada con , , .

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 306 seguidores

Archivos

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: