CÓMIC PARA TODOS

‘Paranoia Star’, de Suehiro Maruo

Editorial: ECC.

Guión: Suehiro Maruo.

Dibujo: Suehiro Maruo.

Páginas: 160.

Precio: 12,95 euros.

Presentación: Rústica con sobrecubierta.

Publicación: Febrero 2019.

Como en todos los campos de la ficción narrativa, hay tebeos que, más que historias, quieren ser experiencias. Paranoia Star, una antología de relatos cortos de Suehiro Maruo, es claramente uno de ellos. Maruo es de lo más inclasificable que vamos a encontrar, y esta colección es ecléctica de una manera radical. Lo suyo no es un thriller, pero tampoco es un drama. No es fantasía, aunque tenga elementos que puedan hacer pensar por momentos que sí lo es. Es, probablemente, algo que sí podemos relacionar claramente con su título, algo que está pensado para brillar dentro del desesperante mundo de la paranoia. Es bastante lógico suponer después de esta exposición que este es un manga complicado de asimilar y de los que obliga a entrar en sintonía con él no ya para entenderlo sino incluso para disfrutarlo. Maruo no tiene miedo alguno en exponer temas y para hacerlo con un valiente simbolismo, para meterse de lleno en la ucronía más salvaje para Japón, la de colocar al país en el bando ganador de la Segunda Guerra Mundial, o para adentrarse en la compleja mente de un joven con profundos problemas de autoestima y de sexualidad. Hay muchas cosas en esta especie de antología y probablemente la mayoría de ellas necesitan, más bien exigen, una lectura muy detenida y atenta para su pleno disfrute.

Maruo nos quiere introducir a un universo que se nos escape entre los dedos mientras intentamos cogerlo con todas nuestras fuerzas, y que mientras eso sucede nos estimule a muy diferentes niveles. También a nuestra inteligencia, porque el autor es muy osado para ciertos temas y metáforas. Paranoia Star no arranca por lo más sencillo, quizá eso sea justo El planeta de los Japos, relato en la que le da la vuelta al conflicto más violento del siglo XX y realiza con él una reformulación de la historia que profundiza en lo más salvaje de la naturaleza humana. Eso se ve en buena parte del libro, por no decir en todo, ya desde su primer segmento, Shojin, que se enmarca en sus inquietudes por la ciencia ficción. De alguna manera, se puede tener la sensación de que lo más representativo de entre lo que Maruo incluye en Paranoia Star es La hormiga eléctrica, un delirio fascinante en el que se pueden sacar muchas conclusiones que, seguramente, no coincidirán entre todos los lectores. Eso mismo parece estar en las intenciones del mangaka, que más que algo lineal propone algo en lo que bucear de muy distintas maneras, una obra tremendamente psicológica con la que asoma a la naturaleza del hombre, al que no parece tener en demasiada estima, de una manera rotunda y bastante imprevisible.

El delirio que plantea, porque eso es lo que tenemos entre manos, un auténtico delirio que además no oculta que lo es, tiene una manifestación visual muy eficaz. No hay paranoia sin que podamos verla y sentirla y eso es algo que Maruo deja claro desde la introducción del libro, una suerte de repaso con estética cercana al videoarte, y eso tiene mérito si tenemos en cuenta lo inmutable e inamovible de una viñeta. Lo fantástico, visto siempre desde un prisma turbio y violento, es probablemente lo que mejor funciona en el dibujo de Maruo, lo que hace que entremos con relativa facilidad en su concepción del hombre, aunque no ponga nada fácil la comprensión de la historia concreta. Paranoia Star es una colección totalmente impredecible, en la que no se sabe lo que puede pasar en el siguiente relato, incluso en la siguiente página, y eso es algo que fascina. Algo intangible, casi imposible de definir, que es lo que invita a coger de nuevo la obra y tratar una y otra vez de exprimirla. Probablemente eso no llegue a suceder, porque Maruo quiere estar alineado con su propio pensamiento, uno del que en realidad solo sabemos lo que suelta en cada página. Como reto, es uno atractivo el de entrar en la mente de un autor y tratar de entender un mensaje pensado para tener tantos elementos estimulantes como crípticos.

El único contenido extra es un comentario final del poeta Mutsuo Takahashi.

131

En nuestra galería de Facebook podéis acceder a todas las páginas que mostramos de todos los títulos que comentamos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Información

Esta entrada fue publicada el 17 mayo, 2019 por en ECC, Manga, Shueiro Maruo.

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 306 seguidores

Archivos

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: