CÓMIC PARA TODOS

‘Batman. Detective Comics. La ascensión de los hombres murciélago’, de James Tynion IV, Eddy Barrows y Álvaro Martínez

Editorial: ECC.

Guión: James Tynion IV.

Dibujo: Eddy Barrows, Álvaro Martínez, Al Barrionuevo.

Páginas: 176.

Precio: 17,95 euros.

Presentación: Cartoné.

Publicación: Febrero 2019.

Es curioso que el personaje teóricamente más solitario de todo el universo DC, que no es otro que Batman, se defina con la misma facilidad por sí mismo que por lo que hemos venido en conocer como la Batfamilia. Y, aún más, que esa Batfamilia no pare de crecer. Detective Comics pasó con Renacimiento a ser una serie particularmente extraña, porque ponía a Batman y a Batwoman al frente de una tropa de reclutas más o menos inexpertos formada por Red Robin, Spoiler, Huérfana (así se llama al personaje de Cassandra Cain)… y Clayface. No, no es esa la única sorpresa que se guarda una serie que estaba pensada para ir rememorando hechos del pasado editorial de Batman de una manera diferente, y que de hecho arranca con Azrael en un papel distinto al que vimos en el preludio a La caída del Caballero Oscuro (aquí, reseña de su primer volumen). Lo que James Tynion IV propone asombra y choca, pero no por eso entretiene menos. De hecho, es justo al contrario. Es una de las series de Batman más trepidantes que se han visto en los últimos años, y en lo que atañe a este primer volumen, La ascensión de los hombres murciélago, va claramente de menos a más. Y eso a pesar de un epílogo que se lleva por delante parte de la notable carga emocional con la que finaliza este primer arco argumental de la serie.

Lo que merece la pena tener claro es que Detective Comics, en esta etapa, no es solo una serie de Batman. Se podría decir que ni siquiera ocupa el lugar central de la acción. Y eso tiene su mérito. Tynion, acostumbrado a meternos en las conspiraciones ocultas más variadas desde que DC le dio un puesto de honor en su nómina, aquí disfruta precisamente creando la definitiva en Gotham: la que quiere acabar con el dominio de Batman en las calles inspirando además en él. La mezcla de elementos personales con los que juega Tynion es notable, y de hecho nos remite constantemente a la idea de familia que está en el centro de bastantes de las relaciones que se establecen entre los personajes. Por eso, y no solo por el hecho de estar considerado como villano, chirría tanto la presencia de un Clayface que en estas páginas todavía no terminaba de justificarse adecuadamente. Es quizá el pequeño lunar, que aún así da un tremendo juego visual, que tiene una serie intrigante y más atrevida de lo que pudiera parecer a simple vista. Es verdad que los dilemas de Batwoman ya se trataron en su propia serie, pero aún así resultan una base adecuada par a reconducir al personaje en Renacimiento y para que Detective Comics tenga esta nueva orientación, en la que se mezcla con bastante habilidad diversos conceptos.

El dibujo de estos primeros números sustenta con mucha firmeza la idea de que estamos ante una serie espectacular. Eddy Barrows y Álvaro Martínez llevan la voz cantante de una manera constante y muy eficaz, dejando espectaculares puestas en escena para que funcionen tan bien como un póster y como parte de una narración, y dando mediante las escenas de acción una personalidad notable a todos los personajes. No es simple orgullo patrio decir que Martínez está al nivel que exige la serie, ya que hace espléndidas interpretaciones de todos los personajes. Quizá el gran mérito que puedan tener estos números está en la Huérfana, un personaje al que tanto Barrows como Martínez representan de una manera bestial, convirtiéndola en el arma letal de un grupo variopinto pero muy atractivo. Las escenas del pasado que le toca dibujar a Martínez y también a Al Barrionuevo son el perfecto colofon a un buen trabajo. Detective Comics arranca esta etapa con muchos elementos de interés, tanto en su particular manera de reinventar la historia de los personajes, ya con alguna incorporación notable de acontecimientos trascendentales en su trayectoria, y dejando un muy buen sabor de boca por la adrenalina que preside su desarrollo. Quizá hay menos Batman del que cabía esperar, pero solo por su escena del último número merece la pena. Como toda la serie.

El volumen incluye los números 934 a 940 de Detective Comics, publicados originalmente por DC Comics entre junio y septiembre de 2016. El contenido extra lo forman las portadas de Eddy Barrows, Álvaro Martínez y Rafael Albuquerque, diseños de los personajes y un portafolio de bocetos y páginas a lápiz.

4

En nuestra galería de Facebook podéis acceder a todas las páginas que mostramos de todos los títulos que comentamos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 310 seguidores

Archivos

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: