CÓMIC PARA TODOS

‘Puta madre’, de RUN y Neyef

Editorial: Dibbuks.

Guión: RUN.

Dibujo: Neyef.

Páginas: 200.

Precio: 28 euros.

Presentación: Cartoné.

Publicación: Enero 2019.

A RUN y Neyef ya les conocemos de esa barbaridad tan divertida y gamberra que es Doggy Bags (aquí, reseña de si primer volumen). Que Puta madre no se desgaje de esa serie sino que sea un spin-off de Mutafukaz no impide que las reglas lo sean muy, muy parecidas y, por tanto, que su público objetivo sea más o menos el mismo. Puta madre es la historia de un niño condenado a prisión por el asesinato de su hermano pequeño, es la historia de cómo sobrevive a la prisión, la historia de cómo se abre camino por la vida una vez que recupera la libertad, por supuesto por el mal camino, y es también la historia de una más que peculiar redención. Sobra decir que en ese caminar, que tiene sus momentos erráticos precsiaemtne por los distintos espacios temporales que abarca, hay incontables escenas de violencia, crimen y sexo. Son Neyef y RUN, recordemos, así que las bases están claras y forman parte del acuerdo tácito que se firma con el lector cuando se asoma, con este conocimiento previo, a un volumen de estas características. Quizá estamos ante una serie demasiado larga si pensamos en el precedente de Doggy Bags, que no deja de ser una antología de relatos cortos, pero todo es tan salvaje y descarnado que se lee casi con la misma facilidad que esas pequeñas píldoras con las que estos autores se colaron en el mercado español.

Dicho esto, la gran ventaja que tiene Puta madre es, probablemente, también su mayor enemigo. Es tan distinta la historia de Jesús, que así se llama nuestro protagonista, desde que se convierte en adulto en comparación con lo que vemos en los primeros episodios que por momentos es difícil establecer una conexión entre las dos partes del relato. Más de dos, en realidad, porque va mutando de una manera bastante insospechada cuando estamos dentro de los muros de prisión con un personaje de doce años que va a pasar siete entre rejas. No se puede negar el atrevimiento que hay en ese escenario completamente irreal y por eso alocado y salvaje, y eso da pie a escenas de lo más brutales. La cárcel de RUNes tan violenta como cabría esperar, puede que incluso más en algunos aspectos, pero lo es todavía de una manera más acusada el mundo exterior, quizá porque el lector puede interpretarlo como algo más al alcance de su mano. Hay pinceladas de surrealismo, que se ven en muchos momentos pero estos explotan definitivamente en el sexto y último capítulo de la serie, que son las que permiten sostener la exageración que hay en el relato. Esa es la vía, tan descarnada como a veces cómica, con la que RUNquiere que le sostengamos la mirada a su propuesta y, por difícil que parezca en algunos momentos, nos la creamos.

El dibujo de Neyef parte de la misma base que el guion de Run, quizá por eso se entienden tan bien. Esa base está en la exageración. Nada de realismo, por mucho que en el fondo lo que se quiera hacer sentir al lector es que esto, de alguna siniestra manera, podría tener visos de realidad. Encajan muy bien el trazo sucio, los cuerpos llevados al límite en formas y movimientos, una puesta en escena que exuda violencia y peligro en todo momento, en la que se entiende el ambiente de las bandas con tanta facilidad como la intimidad de la cama. Y hay momentos, además, en los que se rompe por completo esa estética, con las portadas que tiene la serie y que lanzan homenajes a otros tipos de cómics (¡hasta al romántico más propio de los años 70!), o incluso se cambia el tono de manera radical, apostando por una comedia amable dentro de un relato de lo más cruento. Eso también forma parte del encanto de Puta madre, un tebeo que quiere mostrarnos lo peor del mundo y que, al mismo tiempo, quiere que nos deleitemos en una violencia que casi preferiríamos catalogar de irreal. Si Doggy Bags está en nuestra lista de preferencias, será difícil no entender Puta madre como una prolongación natural, con más riesgo por tratarse de una historia más larga, con más explicaciones y personajes y con más puntos en los que se tambalea, pero siendo un placer igual de culpable.

El libro incluye los seis números de Mutafukaz’ Puta madre, publicados originalmente por Ankama entre febrero y agosto de 2017. El único contenido extra son las cubiertas originales de Neyef.

Puta-Madre-Page-1

En nuestra galería de Facebook podéis acceder a todas las páginas que mostramos de todos los títulos que comentamos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Información

Esta entrada fue publicada en 26 abril, 2019 por en Ankama, Dibbuks, Neyef, RUN y etiquetada con , , .

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 306 seguidores

Archivos

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: