CÓMIC PARA TODOS

‘Valiant High’, de Daniel Kibblesmith y Derek Charm

Editorial: Medusa.

Guión: Daniel Kibblesmith.

Dibujo: Derek Charm.

Páginas: 128.

Precio: 13,50 euros.

Presentación: Rústica.

Publicación: Abril 2019.

Rejuvenecer superhéroes es casi un casi un deporte nacional americano. Podemos recordar X-Men Evolution o DC Super Hero Girls, series de animación en las que los personajes de las grandes editoriales se convertían en estudiantes de instituto. Pues más o menos lo mismo es lo que vemos en Valiant High. Podemos tomarnos esta serie como un respiro dentro del emocionalmente hablando atribulado concepto del superhéroe que tenemos en nuestros días y como una manera más o menos obvia de buscar el favor de un público de menor edad que, poco a poco, sí vaya entrando en la continuidad normal del universo Valiant. No hay otra manera de ver a Livewire como la chica rara del instituto, a X-O Manowar como el capitán del equipo de fútbol americano, a la Vid como el equipo rival o a Bloodshot como el profesor de gimnasia de un centro educativo dirigido, cómo no, por Toyo Harada. Y el caso es que, salvado el primer escollo de la adaptación, que seguro que estará presente en la mente de más de un lector habitual de Valiant, el invento es tan simpático y desenfadado como cabía suponer. Daniel Kibblesmith lo tiene un poco más complicado en el guion que Derek Charm en el dibujo, porque, como hemos dicho, el problema al que puede hacer frente Valiant High está en su a de adaptación, pero el conjunto es lo suficientemente agradable.

Claro que, bien visto, eso que se puede interpretar como la primera gran barrera para determinados lectores es también su razón de ser. Kibblesmith tira de ingenio y de movimientos más o menos lógicos para construir este nuevo universo Valiant, y no se puede decir que tome malas decisiones, ya que tira de conceptos más o menos arraigados en las versiones adultas de estos personajes para dar vida a sus contrapartidas adolescentes. Y hay hallazgos más que curiosos, como ese triangulo de amistad truncada que forman Livewire, Faith y Flamingo, o la socarroneria que envuelve al personaje de Colin King, nuestro conocido Ninjak. El objetivo de todo este invento es divertirse y, al mismo tiempo, ir avanzando todas las referencias que el escritor va dejando en los diálogos. No son excesivamente complicadas, no olvidemos que se trata de fidelizar al lector más joven y no tanto, aunque también, de complacer al adulto y ya versado en el universo Valiant. Ese, como en toda esta suerte de adaptaciones rejuvenecedoras, es el principal obstáculo de Valiant High, desde luego. Pero el tebeo resultante tiene la simpatía suficiente como para que no le tengan la en cuenta más licencias que se toma y, simplemente, disfrutemos con ellas. De forma pasajera y liviana, puede, pero se pasa un buen rato.

Casi parece una premonición que un tebeo de esta naturaleza lo dibuje un tipo que se apellida Charm, encanto en inglés, porque justo eso es lo que desborda Valiant High a nivel visual. El ilustrador, puede que hasta siguiendo las líneas maestras de lo que ha venido a conseguir la versión más moderna de Archie (aquí, reseña de su primer volumen), deja sobre el papel lo que prácticamente se puede ver como el storyboard de un episodio piloto de una serie de animación. Su dibujo presume de una sencillez adorable que, además, le permite fluidez en el movimiento de los personajes y mucha expresividad en sus rostros, por lo que es difícil encontrarle algún pero. La manera en la que se rediseña a los personajes, jugando muy bien con formas y colores, es fundamental para que nos sintamos siempre cerca de los protagonistas a poco que conozcamos a sus versiones adultas. Dicho todo esto, es fácil suponer que Valiant High es simpático, alegre y divertido, tiene ritmo y buenas ideas. Tiene las limitaciones obvias del producto que es, y de cuyas fronteras no se quiere salir, lo que es un acierto, pero eso no supone ningún problema para pasar un buen rato con esta idea diseñada para un público juvenil pero que hasta los más clásicos lectores de Valiant pueden encontrar graciosa y desenfadada en muchos momentos.

El volumen incluye los cuatro números de Valiant High, publicados originalmente por Valiant entre febrero y mayo de 2017. El contenido extra lo forman las portadas originales de David Lafuente, Derek Charm, Sina Grace, Irene Lee y Dan Parent, además de páginas a lápiz y tinta de Charm.

1

En nuestra galería de Facebook podéis acceder a todas las páginas que mostramos de todos los títulos que comentamos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Información

Esta entrada fue publicada en 23 abril, 2019 por en Daniel Kibblesmith, Derek Charm, Medusa, Valiant y etiquetada con , , .

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 318 seguidores

Archivos

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: