CÓMIC PARA TODOS

‘Supergirl’ 4, de Steve Orlando, Jamal Campbell y Robson Rocha

Editorial: ECC.

Guión: Steve Orlando, Vita Ayala, Jody Houser.

Dibujo: Jamal Campbell, Robson Rocha.

Páginas: 56.

Precio: 6,25 euros.

Presentación: Rústica.

Publicación: Enero 2019.

Hasta aquí llega Supergirl, con este cuarto número de la edición española acaba la serie y nos despedimos de la prima de Superman, como siempre será seguro un hasta luego, con la sensación de que siempre hay elementos de interés pero también cuestiones en las que los autores parecen quedarse a medio camino. Es muy interesante que Steve Orlando, con la ayuda primero de Vita Ayala y después de nuevo con la de Jody Houser, analice quién puede ser Supergirl en nuestra sociedad. En este mundo diverso, la joven rubia y blanca (se habla con un valor tremendo en estos términos en el propio tebeo) ya no es el único ideal, ni siquiera uno que despierte la admiración incondicional de antaño. Supergirl, también lo dice ella misma, no es perfecta, y es ahí donde Kara se convierte en adalid de la personalidad propia, lleve hasta donde lleve. Hay muchos superhéroes, y por supuesto superheroínas, que pueden salvar el mundo, pero no tantos son creíbles en un escenario más íntimo y personal. Ahí es donde Supergirl tiene un terreno abonado para expandirse y que podría haber complementado a la gran trama conspiratoria que tenía la serie, trama que pierde buena parte de su interés en esta despedida en favor de lo más pequeño y cercano, gracias también al más que apresurado final que se le da en estos números.

Quizá por eso se disfruta más de la primera de las dos historias que leemos. Es la que tiene un valor social y humano más intenso, es la que sitúa a Kara en un escenario en el que es verdaderamente única, hablando de identidad con alguien de una edad parecida y con problemas de género y de acoso. Es verdad que Orlando se siente en la lógica obligación de incluir escenas de acción que ponga a prueba los poderes de Supergirl, pero se antojan algo olvidables, con personajes que volverán más pronto que tarde pero que aquí no han encontrado todavía un lugar destacado o una motivación que les haga destacar. Prima lo emocional, lo que vemos en el primer número y también la declaración de intenciones con la que Supergirl pone el punto y aparte en su andadura. Por desgracia, eso es lo que al final trasciende con más fuerza de estos números, el hecho de que suponen una despedida, y por eso mismo se antoja apresurada y menos argumentada de lo que cabía esperar. Puede que fueran estos los planes de Orlando y sus coguionistas, pero la sorpresiva etiqueta de “Último número” de la portada invita a pensar que no, que los escritores recibieron el aviso de que este sería el último número sin demasiada antelación y con la obligación de dar un cierre más o menos digno a todo lo expuesto. Y lo hacen, que no es poco.

Tampoco sorprende, porque esa ya es la dinámica habitual de DC, que Supergirl sea otra serie que va incorporando dibujantes a una velocidad asombrosa. Casi podemos sentirnos satisfechos con el hecho de que cada número lo dibuje por completo un solo ilustrador. Y eso, se quiera o no, sigue hablando mal de una serie en la que importa más una fecha de entrega que lo que proporciona al lector. En todo caso, e igual que hablábamos del trabajo de Orlando, Ayala y Houser, los dos dibujantes que desfilan en esta entrega final cumplen con su cometido. Mejor Jamal Campbell, que se beneficia de que su historia destaca más y saca partido a ese entorno íntimo y realista en el que tiene lugar sin olvidarse de que su protagonista es una superchica de Krypton, a la que de hecho presenta volando desde el suelo y con una significativa distancia con respecto a los mortales. A Robson Rocha le queda la parte más espectacular, y sabe sacarla adelante. Hay algunas de sus viñetas de combate que son bastante atractivas, aunque a sus rostros, sobre todo al de Kara, le falte algo del encanto necesario para conectar con los personajes. Es un cierre, sí, pero no es el mejor de los cierres precisamente porque deja expectativas sin cumplir y ganas de haber seguido caminando junto a esta Supergirl. Volverá seguro al camino, más pronto que tarde.

El volumen incluye los números 19 y 20 de Supergirl, publicados originalmente por DC Comics en marzo y abril de 2018. El único contenido extra es un porfolio de ilustraciones de Stanley Lau.

1

En nuestra galería de Facebook podéis acceder a todas las páginas que mostramos de todos los títulos que comentamos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 318 seguidores

Archivos

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: