CÓMIC PARA TODOS

‘Batman / Superman’ 400

Editorial: ECC.

Guión: Doug Moench, Elliot S. Maggin, Jim Steranko.

Dibujo: Steve Lightle, George Pérez, Paris Cullins, Bill Sienkiewicz, Arthur Adams, Tom Sutton, Steve Leialoha, Joe Kubert, Ken Steacy, Rick Leonardi, Brian Bolland, John Byrne, Joe Orlando, Al Williamson, Frank Miller, Marshall Rogers, Wendy Pini, Michael WM. Kaluta, Klaus Janson, Jim Steranko.

Páginas: 144.

Precio: 15,95 euros.

Presentación: Cartoné.

Publicación: Enero 2019.

Ahora que las series originales en las que aparecieron Batman y Superman, Detective Comics y Action Comics, han logrado la proeza de llegar a los mil números publicados, es todavía más curioso echar la vista atrás y ver cómo se celebraron otros centenarios de las cabeceras de estos personajes tan emblemáticos. En este caso, los números 400, que son los que recopila este volumen. Para entender los objetivos de estos dos números especiales, nos vamos hasta mediados de los años 80, justo cuando el cómic de superhéroes estaba viviendo un glorioso renacer, un momento de cambio, un salto a lo adulto. Y es curioso comprobar cómo se optó por caminos diametralmente opuestos para conmemorar la efeméride de Batman y la de Superman. Con el Caballero Oscuro se escogió una historia que reuniera a todos sus grandes personajes, aliados, héroes y villanos, y fue una especie de canto de despedida a una era que estaba a punto de cerrarse de un plumazo con El regreso del Caballero Oscuro (aquí, su reseña) y Año uno (aquí, su reseña). Para el Hombre de Acero, en cambio, se crearon una serie de relatos cortos que tenían que hablar de la leyenda de Superman, explicarla de una manera más abstracta y moderna. Son dos tebeos diferentes, ambos rebosantes de un encanto distinto, producto también de la brutal nómina de autores que lo hicieron posible.

Noche de resurrección es la historia que Doug Moench escribió para el número 400 de Batman. El paso del tiempo, también la reiteración en este tipo de relatos que unen a un número casi incontable de personajes, ha hecho que el guion de esta historia quede un poco desfasado. Simpático, dinámico y con la idea de ser una celebración más que un número trascendental en la continuidad del personaje, tiene agujeros tan grandes que sorprende que no se vieran, incluso en la época en la que se publicó originalmente el tebeo. ¿Cómo se compensa eso? Muy sencillo, a través del dibujo. Cada episodio de este relato está dibujado por uno diferente, y es bestial la lista de profesionales que dan vida a esta pequeña gran ingenuidad. Imposible no disfrutar con las páginas de George Pérez, Bill Sienkiewicz, Arthur Adams o Brian Bolland, que se queda con el clímax de la historia. La propuesta no va a cambiar la vida de ningún lector de Batman, pero si es una buena oportunidad para ver al Caballero Oscuro luchando junto a Robin en una trama urdida por Ra’s Al Ghul y en la wur aparecen el Joker, Catwoman, el Pingüino, el Acertijo, Hiedra Venenosa y prácticamente todo personaje que tenía alguna trascendencia en los mitos del protector de Gotham antes de que Frank Miller los removiera por completo.

El número 400 de Superman tiene un repertorio de autores que en nada tiene que envidiar al de Batman, pero, como hemos dicho, bajo una estructura distinta. Aquí se trata de pequeños fragmentos autoconclusivos que forman una deliciosa antología, todos escritos por Elliot S. Maggin y Jim Steranko. Lo que se busca aquí es mucho más intenso que en el especial de aniversario que abre este libro. En aquel era diversión. Aquí, explorar el significado de una leyenda. No se trata tanto de ver a Superman en acción, menos aún a sus archienemigos, sino de entender la influencia del Hombre de Acero vista desde el futuro y desde escenarios muy distintos. Dentro de este conjunto de relatos, resulta imposible no quedarse con la formidable espectacularidad que proporciona el propio Steranko en Exilio en los confines de la eternidad, un relato ilustrado que forma parte de la mejor tradición de Superman a todos los niveles. El conjunto de este número 400 no es una mala manera de recordarnos la inmortalidad de Superman como héroe y como concepto. Y el libro, una buena manera de profundizar en el contraste que siempre ha existido entre Batman y Superman, aunque la diferencia aquí entre ambos lo sea la contraposición habitual entre oscuridad y luz, sino más bien la frontera que el cómic de superhéroes se atrevió a cruzar en los 80.

DC publicó originalmente los números 400 de Superman y Batman en octubre de 1984 y el mismo mes de 1986. El contenido extra lo forman introducciones de Stephen King y Ray Bradbury, las portadas originales de Bill Sienkiewicz y Howard Chaykin, y un portafolio de ilustraciones de Mike Grell, Michael WM. Kaluta, Bernie Wrightson, Steve Rude, Brian Bolland, Jack Kirby, John Byrne, Jack Davis, Leonard Starr, Walter Simonson, Will Eisner, Steve Ditko, Moebius y Bill Sienkiewicz.

Exile1

En nuestra galería de Facebook podéis acceder a todas las páginas que mostramos de todos los títulos que comentamos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 306 seguidores

Archivos

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: