CÓMIC PARA TODOS

‘La chica del cementerio. Villa Lumière’, de Antonio Sachs y Ertito Montana

Editorial: Dimensionales.

Guión: Antonio Sachs.

Dibujo: Ertito Montana.

Páginas: 104.

Precio: 14,95 euros.

Presentación: Rústica.

Publicación: Marzo 2019.

¿Alguien que haya pasado por las páginas de La chica del cementerio quiere que todo acabe ahí? ¿Alguien sale del tebeo de Antonio Sachs y Eritto Montana sin ganas de más? No osaremos hablar en nombre de todo aquel que lo lea, por supuesto, porque la crítica consiste en evaluar y no en pontificar y porque no todo el mundo puede estar de acuerdo, pero es muy tentador hacerlo. Aún con sus altibajos, queremos más, sin duda. Quizá sea bueno prescindir de la contracubierta del libro, la cual, sin contener auténticos spoilers que puedan arruinar la lectura, sí que desvela algún detalle que merece la pena descubrir con la pausa con la que escribe Sachs o con la brutalidad con la que dibuja Montana. Y quizá sea, simplemente, un mejor camino optar por dejarse llevar por las sensaciones de una portada tremendamente sugerente, incluso desde un planteamiento tan sencillo, un primer plano y pocos detalles de fondo, o incluso con la versatilidad que aporta esa magnífica ilustración de contraportada a cargo de Abel García. Lo que vamos a ver, bajo la guía de Sachs, es lo de la portada, puro Montana, pero la sed que deja La chica del cementerio habla precisamente de esta variedad de caminos. El de Montana es bestial, y queremos más. ¿Pero por qué no combinarlo con el de García o el de otro autor? Cuánto hay por aprovechar en este mundo que plantea Sachs.

Centrémonos, en todo caso, es lo que tenemos, porque nadie puede asegurarnos en este precario mundo editorial en el que vivimos que vayamos a tener más de La chica del cementerio, incluso aunque su conclusión se preste a ello y en su lomo aparezca una numeración. Y lo que tenemos es un relato que juega muy bien con la sugestión. Lo hace con el escenario, con sus personajes y con la narración. Es verdad que eso mismo provoca que durante algunas páginas se pueda no percibir un rumbo claro en la historia, sobre todo en la primera mitad, pero es también la base para que el final sea tan impactante. Dicho de otra manera, Sachs nos engancha primero por lo que parece que está contando, por la atmósfera romántica y de terror, más que por la historia a la que da conclusión unas cuantas páginas después. Villa Lumière, que así se titular este primer volumen de ojalá que unos cuantos más, es una montaña rusa de pronunciados altibajos, uno que se mira primero con impaciente intriga y después con adrenalina pura. Tan pronto parece la más atmosférica de las historias como un vehículo de acción potente y dinámico. Hay muchos cambios de registro en sus páginas, incluso aunque no se trate de un tebeo de gran extensión, y eso aporta una variedad notable que no le siente nada mal a la protagonista y su mundo.

Aunque la ilustración final del libro, la de su contraportada, es completamente diferente y abre esa puerta a que esto se convierta en una serie que apueste por diferentes registros, el estilo de Ertito Montana es muy adecuado para la historia. Arranca con un terror escénico muy mignolesco y poco a poco se va llevando al relato a su terreno más personal, el que ha mostrado en obras de géneros tan distintos como Tigre callejero (aquí, su reseña) o Abraxas (aquí, su reseña). Con La chica del cementerio, Montana accede a otro nivel diferente que no había experimentado, el del terror romántico, y no se puede decir que le siente mal. Su esquematismo genera unas sensaciones bastante positivas y con el color suple de una manera interesante los escenarios, que se reducen a las piezas estrictamente necesarias. Y destaca, una vez más, en sus coreografías. Las peleas, a manos limpias o con armas muy diversas, funcionan francamente bien con el sencillo trazo de Montana. La chica del cementerio no es un tebeo perfecto, pero sí es uno que engancha por lo que propone, por la forma en que lo hace pero también por lo mucho que insinúa, dentro de este mismo relato y también en el universo que ha creado. Uno que ojalá tenga continuidad porque da la sensación de que hay todavía mucho por describir en él.

El único contenido extra es un pequeño portafolio sobre el proceso creativo.

m-chica-del-cementerio-la-2019-dimensionales-1-25533m

En nuestra galería de Facebook podéis acceder a todas las páginas que mostramos de todos los títulos que comentamos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Información

Esta entrada fue publicada en 11 abril, 2019 por en Antonio Scachs, Dimensionales, Ertito Montana y etiquetada con , , .

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 304 seguidores

Archivos

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: