CÓMIC PARA TODOS

‘Einstein. El salto cuántico’, de Jordi Bayarri

Editorial: Anillo de Sirio.

Guión: Jordi Bayarri.

Dibujo: Jordi Bayarri.

Páginas: 48.

Precio: 12 euros.

Presentación: Cartoné.

Publicación: Marzo 2019.

Cada nuevo número de la Colección Científicos de Jordi Bayarri obliga a lanzar elogios parecidos a los que recibió el libro anterior, porque forma parte de una iniciativa que es tremendamente elogiable, la de recordar a los lectores más jóvenes el poder didáctico que tiene el cómic para engancharles a lectura y conocimiento al mismo tiempo. Einstein. El salto cuántico es el homenaje de Bayarri al responsable de la teoría de la relatividad, y tiene un reto al que hasta ahora no se había enfrentado el autor de esta serie de tebeos. Albert Einstein, además de un ilustre científico, es un icono visual. Hasta quien no sepa entender, explicar o referir los logros investigadores de Einstein sabría reconocerle en una fotografía. El reto de Bayarri está en que buena parte de su cómic elude ese aspecto más popularizado, porque esto no deja de ser una biografía que se asoma a años anteriores. El salto cuántico encuentra así un escenario de originalidad y, como ya es habitual, un torrente de hechos, ideas y anécdotas que mucha gente desconocerá sobre el protagonista de este libro. El gran mérito de Bayarri es que sabe hacer virtud de lo teóricamente mecánico. Ha encontrado una fórmula, un marco, un continente para contar las vidas de los más insignes científicos de la humanidad, y no necesita salirse ni un ápice para ajustar ese formato a las vidas de sus investigadores escogidos.

Y es curioso, porque lo que parece un corsé es al final el elemento con el que Bayarri consigue la mayor cercanía con el lector. Así y, claro está, con su más que reconocible estilo de dibujo. Puede parecer que con la sencillez está dirigiendo su trabajo solo a los más pequeños, y es cierto que su serie está pensada para despertar en los niños la curiosidad por la ciencia y la lectura, pero tampoco se puede decir que la cosa se quede ahí. Hay en El salto cuántico escenas que nos recuerdan que Einstein fue uno de los científicos que tuvo que dejar a Europa por la Segunda Guerra Mundial, y llegamos a ver a Hitler en una ominosa viñeta. Bayarri también sabe de puesta en escena y de ver escenarios en los que se puedan mover los personajes a los que con tanta facilidad parece diseñar y dibujar. El libro, como sucede con toda la Colección Científicos, se forma a pinceladas, porque es imposible trazar biografías exhaustivas de figuras tan colosales en tan poco espacio. Lo interesante es que esos huecos que Bayarri deja entre sus secuencias es justo lo que más anima a los jóvenes lectores a investigar sobre los protagonistas de esta serie. Con Einstein lo hace particularmente bien, porque deja caer muchos elementos de su vida personal que no son tan conocidos. Y eso hace que la Colección científicos siga creciendo con el mismo acierto de siempre.

El contenido extra lo forman un portafolio de personajes y bocetos.

4

En nuestra galería de Facebook podéis acceder a todas las páginas que mostramos de todos los títulos que comentamos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Información

Esta entrada fue publicada en 3 abril, 2019 por en Anillo de Sirio, Jordi Bayarri y etiquetada con , , .

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 306 seguidores

Archivos

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: