CÓMIC PARA TODOS

‘Animosity 1. El despertar’, de Marguerite Bennett y Rafael De Latorre

Editorial: Planeta Cómic.

Guión: Marguerite Bennett.

Dibujo: Rafael de Latorre.

Páginas: 152.

Precio: 14,95 euros.

Presentación: Cartoné.

Publicación: Marzo 2019.

Marguerite Bennett muestra una primera virtud en Animosity que hace que la serie sea una propuesta atractiva, y es que coge una idea más o menos trillada y le da un tremendo aire de frescura. Lo que nos cuenta es la rebelión de los animales. Un buen día cobran conciencia y toman posiciones con respecto a los dominantes humanos. Esta no es una toma de conciencia progresiva como, por ejemplo, en El planeta de los simios, sino una instantánea y radical, una trama por explicar con causantes y culpables que seguro que da mucho juego en próximos números. Lo que vemos en este primer volumen es una especie de mezcla entre Y, el último hombre (aquí, reseña de su primer volumen) y The Walking Dead (aquí, reseña de su primer volumen) en el que se fusionan muy bien el mismo escenario que idea Bennett, los misterios que plantea la historia, la parte más científica y el relato de supervivencia, que en el fondo es realmente lo que Bennett nos quiere contar. Y ahí sus protagonistas son la pequeña Jesse, una niña de 11 años, y su perro, un sabueso llamado Sandor. Ellos son nuestro hilo conductor en un mundo del que poco a poco vamos conociendo las reglas pero que está sumido en un caos en el que ya resulta imposible dar nada por sentado. Y esa es la gracia, no saber hacia dónde nos lleva Animosity.

Lo que más llama la atención de este primer volumen es la estructura temporal que escoge Bennett, con amplios saltos en el tiempo hasta llegar al escenario que de verdad parece interesarle, el que nos enseña a partir del tercer número. ¿Significa eso que los dos primeros tienen menos valor? Para nada, porque es donde se cuece el escenario en el que nos vamos a mover y el que tiene grandes momentos de impacto. Bennett quiere enseñarnos el apocalipsis antes de mostrar el mundo apocalíptico, quiere que veamos el despertar de los animales, y eso es algo que se ve mejor en la serie regular que en el especial que cierra este primer volumen, antes de que empecemos a asimilar el cambio en el orden social que eso supone. Como Matthew Vaughan o Robert Kirkman en las mencionadas series de referencia, Bennett va explorando su mundo de una manera minuciosa, con personajes muy bien definidos y con un reto constante al lector, que no sabe qué esperar de cada animal. Hay comportamientos obvios, todos esperamos una amenaza de un tigre, pero Bennett se deja llevar hasta por el humor negro para explicarnos lo que vemos, también por una historia que tiene mucho de emocionante, porque al final se trata de definir en esta fábula animalista el comportamiento que tiene el ser humano con el resto de especies con las que convive.

Bennett plantea muchas situaciones atrevidas, ya desde las tres páginas dobles portentosas en las que muestra doce situaciones para explicar el momento del despertar de los animales, y da gusto lo bien que sabe interpretadas todas Rafael de La torre para hacer de esas páginas la mejor carta de presentación de la serie, donde se condensa todo el potencial que tiene. El gran mérito que tiene su dibujo es el de saber interpretar a los animales de una manera extraordinaria. Son animales, no dejan de serlo ni de parecerlo, pero les dota de emociones y actitudes humanas de una manera muy natural. No hace caricatura, ni recurre a las herramientas de la animación, pero logra que la transición entre el instinto y la consciencia se vea en cada dibujo. Juan Doe, que es quien se ocupa del especial con el que se cierra el volumen, sí cae algo más en ese terreno, pero De Latorre quiere convencernos de otra manera. Y lo hace, porque su dibujo siempre parece sobresaliente, en las situaciones más violentas, que hay unas cuantas, y también en las más tranquilas. Animosity es por el momento una propuesta atrevida más que una realidad confirmada, pero estos cuatro primeros números hablan de una senda más que interesante, de un escenario audaz y que apenas ha arrancado. La cosa pinta bien.

El volumen incluye los cuatro primeros números de Animosity y Animosity: The Rise, publicados originalmente por Aftershock entre agosto de 2016 y enero de 2017. El único contenido extra son las portadas originales de Rafael de Latorre, Marcelo Maiolo, Juan Doe, Kelsey Shannon, Michael Gaydos, Mike Rooth, Reilly Brown, John McCrea, Garry Brown, Hoyt Silva, Szymon Kudranski, Kyle Strahm, Tony Harris, Mike Rooth, Brian Stelfreeze y Francesco Francavilla.

3

En nuestra galería de Facebook podéis acceder a todas las páginas que mostramos de todos los títulos que comentamos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 318 seguidores

Archivos

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: