CÓMIC PARA TODOS

‘Eutanautas’, de Tini Howard y Nick Robles

Editorial: Medusa.

Guión: Tini Howard.

Dibujo: Nick Robles.

Páginas: 136.

Precio: 17,50 euros.

Presentación: Cartoné.

Publicación: Marzo 2019.

La muerte es el gran viaje de la humanidad, aquel que todos haremos, y sin embargo del que menos sabemos. Por eso es un tema tan recurrente en la ficción, por eso nacen obras como Eternautas. La novedad, no absoluta pero sí infrecuente del cómic escrito por Tini Howard y dibujado por Nick Robles, está en lo que sugiere el título, la concepción de la muerte como un terreno a explorar mediante el saber y también la aventura. A medio camino entre la ciencia y la fantasía, y esquivando de manera inteligente la fácil salida hacia el terror, estamos ante un tebeo que supone un auténtico reto para el lector. Primero por su temática, porque en el fondo nunca es fácil leer sobre la muerte cuando se hace desde un punto de vista de cierto tono realista. Después, porque es una historia compleja y ambiciosa, con muchos detalles a los que prestar atención. Con esos detalles es como se va construyendo, más que un simple relato, la base de un universo apasionante e infinito, continúe o no después de este arco argumental. Puede que Eutanautas requiera de una segunda lectura para llegar a entender todo lo que propone, porque es mucho y a muy distintos niveles, pero lo que parece evidente desde el primer vistazo es que estamos ante un título que impacta desde la primera secuencia, en la que desenmascara sin tapujos sus pretensiones.

Ese es el mejor salvavidas al que se agarra Howard. Busca complejidad y ambición, eso es obvio en todo momento, pero su erudición no esconde ni las pinceladas de realidad ni tampoco la fascinación inmediata por su manera de entender la muerte. La primera herramienta de la que se vale para enganchar al lector es su minuciosa creación de personajes, a los que dota de carisma y personalidad, a los que lleva a expresarse con diálogos certeros y creíbles, incluso cuando cae en jerga técnica y científica. No importa no seguirla de una manera absoluta a la primera y en el ritmo que pide el cómic, se entiende por los personajes, por cómo hablan y reaccionan. Pero es que además plantea Howard una muerte fascinante y atractiva, una cuyos secretos no vamos a desvelar aquí pero que desde luego nos hace partícipes de la obsesión de todos los personajes en liza para desentrañar sus misterios. La escritora consigue que nos sintamos partícipes de la experiencia, y hasta que empaticemos con las posiciones más radicales en esta pelea por el conocimiento, algo que resulta evidente que tiene que formar parte de un relato que se articula en torno a la muerte. Hay ideas muy interesantes en la propuesta, y muchas cosas que todavía se pueden desarrollar de este marco. Teniendo en cuenta su ambición, no agotarlo a la primera es otro acierto de Howard.

Hemos hablado de fascinación muchas veces ya en estas líneas, y tenemos que seguir haciéndolo para valorar el dibujo de Robles. Tiene una puesta en escena brillante que coge por sorpresa con inusitada facilidad (ojo a cómo acaba el primer encuentro entre las dos teóricas protagonistas del libro), y sabe aprovechar los cambios de página con mucha inteligencia. Pero es que a veces coge desprevenido al lector incluso de viñeta en viñeta, y eso no es nada fácil con una historia que despierta el ansia de saber qué va a suceder a continuación como lo hace Eutanautas. La manera en la que plasma lo que hay en el viaje hacia la muerte le da pie a construcciones de página narrativamente muy interesantes, y el carisma que tienen todos sus personajes les coloca a la misma altura de los fondos. Impresiona lo bien acabado que está el conjunto, y lo bien que sabe equilibrar su parte más realista con la más fantástica para que ninguna de las dos, aunque siempre sea más fácil destacar la segunda, sobrevuele por encima de la otra. Eutanautas es compleja, y eso mismo coloca al lector en esa deliciosa posición de asomarse a un libro en el que cada página ofrece algo nuevo. Quizá está misma ambición sea el peor enemigo de este relato, pero lo que está claro es que está pensado para impactar de muchas maneras y eso lo hace.

El volumen incluye los cinco números de Euthanauts, publicados originalmente por Black Crown entre julio de 2018 y enero de 2019. El contenido extra lo forman un prólogo de Scott Snyder, las portadas originales de Nick Robles, Mark Buckingham, Caitlin Yarsky, Cara McGee, Katie Skelly y Marley Zarcone.

3

En nuestra galería de Facebook podéis acceder a todas las páginas que mostramos de todos los títulos que comentamos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Información

Esta entrada fue publicada en 27 marzo, 2019 por en IDW, Medusa, Nick Robles, Tini Howard y etiquetada con , , .

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 318 seguidores

Archivos

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: