CÓMIC PARA TODOS

‘Harmony’, de Mathieu Reynes

Editorial: Dibbuks.

Guión: Mathieu Reynes.

Dibujo: Mathieu Reynes.

Páginas: 192.

Precio: 28 euros.

Presentación: Cartoné.

Publicación: Abril 2019.

A estas alturas es bastante evidente lo complicado que es encontrar una historia que podamos considerar genuina y completamente original. Saber eso, porque resulta evidente que los autores tienen ese conocimiento por su faceta de lectores, les lleva a contarnos las historias que tienen en la cabeza de otra forma. Los que triunfan los que saben aprovechar todas las influencias que les han llegado, de las que nadie puede escaparse viviendo en este mundo globalizado. Y Mathieu Reynes es lo que hace en Harmony, enorgullecerse de saber que su relato hay un poquito de los X-Men y un poco de los Jóvenes Titanes, mucho de la primera temporada de Héroes, antes de que la serie se desviara de su magnífico espíritu, toques de Star Wars e incluso pinceladas de Akira. Y podríamos seguir, porque el propio Reynes habla en el libro de otros títulos que le condicionan y en realidad cada lector podrá aplicar su propio bagaje personal para crear en su cabeza el puzle que supone Harmony. Pero, siendo una lectura tan entretenida, es también obligado decir que Reynes la construye de una manera ejemplar, cerrando un primer ciclo de forma hábil con los tres álbumes que contiene este volumen integral y demostrando que la inteligencia y el entretenimiento son armas que no se pueden menospreciar en esta búsqueda de historias notables.

Lo primero que hay que valorar de la propuesta de Harmony es su orden. El primer álbum nos introduce en la vida de una adolescente cuya vida esconde secretos que ella no recuerda y nosotros desconocemos Eso se va aclarando ya en ese primer álbum y sobre todo en los dos siguientes, que van jugando con la introducción de nuevos elementos en la trama mientras se van cerrando los anteriores. Por eso, incluso sin spoilers, es importante haber leído al menos el primer álbum antes de volver a estas líneas, porque el escenario cambia radicalmente pero de una manera tan natural que casi parece mentira. De lo que habla Reynes, y ahora si ya hay un pequeño gran spoier, es de una adolescente que manifiesta poderes telequinéticos y al principio de la historia no recuerda ni quién es. Es brillante el paso atrás en el tiempo que da el autor para que ya desde el segundo álbum sepamos exactamente todo lo que está pasando y estemos tan metidos en el relato que resulte complicado dejarlo. ¿Grandes sorpresas? No hay demasiadas, aunque alguna sí, pero Reynes no comete el error de buscar el salto mortal con tirabuzón con tal de anonadar al lector, y simplemente apuesta por la fluidez natural de lo que nos está contando, sabiendo dar voz tanto a personajes adolescentes e infantiles como a adultos de muy distinta personalidad. Todo encaja. Y así da gusto.

Además, dibuja de una manera muy atractiva, dando al libro un respaldo visual muy poderoso. Dado el tono que adquiere la serie en su primer álbum, jugando con el misterio y un entorno cotidiano en el que Harmony se obliga a estar alerta para entender lo que le está sucediendo, era imprescindible que los personajes enamoraran desde el principio. Y viendo la evolución en los bocetos que hay en el libro, por lo menos los de Harmony, que acaba con una figura tremendamente estilizada y unos ojos de gran tamaño, se agradece el trabajo preparatorio de Reynes. Espectacular en la puesta en escena, y da igual que sea para conversaciones o enfrentamientos entre chavales de muy distintos poderes, y con personajes muy bien trazados en la mesa de dibujo pero también en el procesador de textos. Harmony es uno de esos tebeos en los que da gusto prestar atención al cuadro general pero también al detalle, en el que a nivel visual no se le puede poner más pero que el hecho de que hay precedentes para casi todo lo que vemos. Pero ni la historia ni el dibujo defraudan, al contrario. Cuando se cierra el libro, después de asistir a un clímax clásico del género al que honra con más claridad la serie, el de superhéroes, hay ansia de más. De un segundo ciclo, de un tercero, de un nuevo salto en el tiempo y de cualquier cosa que se le ocurra a Reynes.

El volumen incluye los tres primeros álbumes de Harmony, Memento, Indigo y Ago, publicados originalmente por Dupuis en enero y septiembre de 2016 y septiembre de 2017. El contenido extra lo forman un portafolio comentado por el autor de bocetos e ilustraciones.

Harmony-Ciclo-1-Page-2

En nuestra galería de Facebook podéis acceder a todas las páginas que mostramos de todos los títulos que comentamos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Información

Esta entrada fue publicada en 26 marzo, 2019 por en Dibbuks, Dupuis, Mathieu Reynes y etiquetada con , .

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 318 seguidores

Archivos

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: