CÓMIC PARA TODOS

‘Harbinger. Edición de lujo’ 1, de Joshua Dysart

Editorial: Medusa.

Guion: Joshua Dysart.

Dibujo: Khari Evans, Lewis LaRosa, Matthew Clark, Phil Briones, Andrew Hennessy, Barry Kitson, Lee Garbett, Pere Pérez, Alvaro Martínez, Dimi Macheras, Brian Thies, Stefano Gaudiano.

Páginas: 280.

Precio: 29,95 euros.

Presentación: Cartoné con sobrecubierta.

Publicación: Febrero 2019.

Los dos arcos argumentales que forman este primer volumen de Harbinger, la serie original, trazan un retrato perfecto de la evolución de Valiant como editorial. El primero, El nacimiento de Omega, es el clásico relato de origen que encajaría en el cómic de superhéroes de los años 90, uno muy violento y de carcasa pensada para llamar la atención, en el que se plantean muchas cosas, algunas de ellas abiertamente polémicas y con ganas de generar debate, pero sin tener la certeza de que se estén cerrando o siquiera encarrilando de la mejor manera posible. El segundo, El nacimiento de los Renegados, es la perfecta evolución de las ideas iniciales, manifestación plena de lo que es Valiant hoy en día, una editorial atrevida a la vez que deudora de los clásicos del género, que interpreta bien a los personajes y a la diversidad del superhéroe. Lo curioso es que estas dos partes del libro las escribe la misma persona, Joshua Dysart. Curioso e intrigante, porque sí que se aprecian claras diferencias entre las dos mitades del libro, ganando claramente el peso que tiene la segunda y, más concretamente, la forma en la que se desarrollan los aspectos más polémicos de la primera mitad y la introducción de personajes formidables como Zephyr, después desarrollada con brillantez en Faith (aquí, reseña de su primer número).

No es que El nacimiento de Omega falle, ni mucho menos. Es una historia coherente sobre el despertar de los poderes de un adolescente y la manera en que la Corporación de Toyo Harada quiere sacar partido de ello. Garantizando espectáculo y ese toque macarra tan noventero, sí que es cierto que resulta un batiburrillo curioso y a veces sin cabeza con el que se pasa bien por ritmo y por los personajes. Pero ahí hay algo clave. Hay una violación, no consumada con violencia pero si con poderes mentales. Y eso, que genera perplejidad y sensaciones incluso más intensas, deviene después en un punto de partido magnífico para desarrollar la historia, desde el punto de vista de Peter Stanchek, pero también del de Kris, una víctima que se convierte en mucho más que eso. Como la ingenua Faith. Dysart da tanta profundidad a la segunda parte del libro que a veces parece que el caos previo y la gran cantidad de tramas que tiene el libro, aunque a muchas no se acerque a ellos en profundidad, sí están pensados desde el principio. Interesa la huida de estos renegados, adolescentes rebeldes que están dispuestos a todo para luchar contra el poder de Harada, y Dysart sabe introducir drama, comedia y acción cuando la historia lo necesita. Sobre todo desde que aparece el origen de Zephyr, que ahí es cuando despega del todo para no volver a aterrizar.

Hay mucho espectáculo en estas páginas, y nombres de dibujantes que, no mucho tiempo después de Harbinger, han pasado a formar parte del primer escalafón de Valiant. No es que estemos ante un cómic particularmente deslumbrante en lo visual, pero todos cumplen razonablemente bien por una razón: hay muchas ganas de disfrutar a uno y otro lado de la página. Pero hay tanto baile de dibujantes que provoca una cierta pereza detenerse a identificarlos durante la lectura. Para muestra, el último de los diez números incluidos en este libro, un número mensual de una serie regular, cuenta con hasta cinco dibujantes diferentes. Demasiados como para que no haya saltos que alteren la lectura. El milagro es que la historia no se resienta, porque además hay estilos bastante diferentes. Pero sí, hay milagro. Harbinger es una serie que va de menos a más, que va evolucionando a un ritmo salvaje en la misma línea en la que el propio género de superhéroes ha ido cambiando en las últimas décadas y actúa como una buena base para el segmento de Valiant que se centra en el mundo de los psiots. Sus mutantes, vaya, porque Valiant no ha editado nunca esa comparación con Marvel de la que se siente deudora en muchos sentidos pero no prisionera ni en la historia ni en sus personajes.

El volumen incluye los diez primeros números de Harbinger, publicados originalmente por Valiant entre junio de 2012 y marzo de 2013. El contenido extra lo forman las portadas originales de Arturo Lozzi, Matt Milla, Patrick Zircher, Mico Suayan, David Aja, Doug Braithwaite, Matthew Clark, Clayton Crain, Joshua Dysart, Khari Evans, Clayton Henry, Ian Hannin, Jelena Kevic-Djurdjevic, Lewis LaRosa, Jeff Lemire, Arturo Lozzi, Emanuela Lupacchino, Rob Steen y Matthew Waite, además de bocetos, diseños y páginas de guión.

9 En nuestra galería de Facebook podéis acceder a todas las páginas que mostramos de todos los títulos que comentamos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 318 seguidores

Archivos

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: