CÓMIC PARA TODOS

‘Fante Bukowski’, de Noah Van Sciver

Editorial: La Cúpula.

Guión: Noah Van Sciver.

Dibujo: Noah Van Sciver.

Páginas: 92.

Precio: 13,50 euros.

Presentación: Rústica con solapas.

Publicación: Enero 2019.

Después de lo que nos enseñó en Saint Cole (aquí, su reseña), estamos ya acostumbrados a que Noah Van Sciver nos muestre lo peor de la naturaleza humana. Fante Bukowski profundiza en esa manera de ver la vida y a quienes pasamospor ella, y lo hace con algo que está a medio camino de la loa al tipo marginal y la denuncia del mediocre venido a más. El punto en el que realmente se quede la obra dependerá mucho del lector. Habrá quien empatice con Fante, un intento de escritor con apellido robado para parecer alguien, habrá quien le vea como un fraude pretencioso que puede sumarse a un mundo para el que no tiene talento. Que las sensaciones se vuelven hacia una u otra perspectiva van cambiando y no es fácil decir por cuál de las dos se decante el propio Van Sciver, aunque su propia trayectoria y su aparente opinión sobre el ser humano parecen empujarnos con relativa claridad hacia la segunda. Sea como sea, la acidez de sus diálogos abre la puerta a una obra cínica y con mucha mala leche, que ahonda en la mediocridad de los seres humanos en los que se fija Van Sciver, casi como si estuviera construyendo con ellos una galería de horrores verosímiles e incluso hasta cotidianos si nos adentramos en este mundo literario de tan escaso nivel en el que nos sumerge.

Lo que Van Sciver hace muy bien, y eso ya se vio en Saint Cole, es que no se queda en un personaje protagonista irritante y mezquino, no se limita a mostrarnos sus miserias como si estuviera en una burbuja, sino que sabe rodearle de un mundo con el que comparte esas características a pesar de que esté en permanente oposición a sus planteamientos. Porque Fante es el prototipo de persona autoengañada. Realmente se cree un escritor de talento, piensa que sabe cómo funciona el mundillo literario y qué debe hacer para que el mundo reconozca su genio. Es el resto del universo el que no sabe ver su talento. Y por eso el choque es frontal, por eso el lenguaje de Fante es el de un niño grande, caprichoso y ambicioso a parte iguales. Pero la verdadera crítica de Van Sciver está en el envoltorio, en cómo presenta esos escollos a los que hace frente Fante y que tienen en la figura del elitista representante de escritores una manifestación casi perfecta. Desde luego, Fante Bukowski es una bofetada que muchos aspirantes a escritores entenderán de maneras muy distintas pero siempre intensas. No es Van Sciver un autor que deje indiferente, ni por su mensaje ni por la forma en la que los transmite, porque no tiene miedo a que sus páginas se adentren en un patetismo que funciona con mucha franqueza.

El dibujo de Van Sciver se amolda muy bien a esa suciedad de espíritu que tiene el mundo que observa y plasma. Se centra en los personajes, y los escenarios no son demasiado importantes para él, entra en códigos del cómic underground y en una sencillez en su trazo que, por encima de todo,  no quede nunca por encima de sus mensajes. Dentro de esa sencillez, el gran triunfo del Van Sciver ilustrador está en el carisma que aporta a su protagonista, algo imprescindible para que la historia funcionara, y al resto de freaks que hace desfilar por las páginas de su cómic. Van Sciver sabe que su fuerte está en el fondo, en todo caso, y es ahí donde se vuelca, en la idea de sorprender e impactar al lector con lo que le cuenta, hasta en un final inesperado y poco ortodoxo que profundiza en la idea de que este es un retrato de la más absoluta mediocridad personal. Es materia perfecta para este tipo de cómics, pero hay que destacar en todo caso lo bien que desciende el autor hasta el barro de la ausencia de talento literario y sobre todo personal que tienen sus criaturas. Está claro que no es este un tebeo pensado para animar a nadie a emprender una carrera literaria, al contrario, es un ataque frontal hacia la ausencia de talento, para que la percibamos en nosotros mismos antes de dejar que el mundo nos pisotee.

Fantagraphics publicó originalmente Fante Bukowski en agosto de 2015. No tiene contenido extra.

Noah-Van-Sciver-Fante-Bukowski-tripa-02

En nuestra galería de Facebook podéis acceder a todas las páginas que mostramos de todos los títulos que comentamos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

Información

Esta entrada fue publicada en 28 febrero, 2019 por en Fantagraphics, La Cúpula, Noah Van Sciver y etiquetada con , .

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 323 seguidores

Archivos

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: