CÓMIC PARA TODOS

‘X-O Manowar’ 17-18, de Matt Kindt y Trevor Hairsine

Editorial: Medusa.

Guión: Matt Kindt.

Dibujo: Trevor Hairsine.

Páginas: 36 cada uno.

Precio: 2,50 euros cada uno.

Presentación: Grapa.

Publicación: Diciembre 2018 / Febrero 2019.

Con estos dos números se cierra Bárbaros, el arco argumental con el que Matt Kindt ha evitado en X-O Manowar la participación del personaje en Harbinger Wars II, y que ha servido para rememorar sus años en el Imperio Romano, antes de que la armadura cambiara la vida de Aric para siempre. La comparación con la larga epopeya espacial que vimos en el arranque de la serie (aquí, reseña de su primer número) sería bastante injusta, inevitable pero injusta, porque los objetivos de ambos instantes son totalmente dispares, pero es verdad que para quien se haya enamorado de X-O Manowar con aquellos números iniciales este tramo puede resultar algo más escaso, incluso aunque haya un festín de gladiadores para satisfacer a los aficionados de la cultura clásica que está en la base del personaje. Lo bueno es que Kindt ha sabido tratar este relato como lo que es, un interludio que aporta pero que no condiciona, que tiene la virtud de ser autoconclusivo, de enganchar con el presente del personaje y a la vez de no necesitar lo que venía antes ni lo que vendrá después, logrando algo complicado dentro de una etapa, y es que se acepte la desconexión de quienes prefieran otro tono, pero a la vez se comprenda como ese paréntesis claro que supone y que queda finalizado con el decimoctavo número de la serie.

A Kindt se le podrán discutir muchas cosas, pero no la eficacia de sus historias. Esta alcanza también ese punto, de la misma manera en que lo había hecho su ascenso de soldado a emperador en una cultura intergaláctica de los primeros números de X-O Manowar pero ahora con un escenario muy distinto a aquel. El caso es que, de una forma bastante sutil, Kindt convierte esta en una historia significativa, de esas que ayudan a entender cómo se forjó el carácter de Aric, por muy alejada que esté del momento actual. ¿Intrascendente? Puede serlo, lo es en algunos aspectos, también por la presencia de Sabbas, un personaje secundario que por momentos parece principal y que, incluso con flashbacks para contar su historia, da la impresión de estar algo más desdibujado de lo que requería lo que Kindt nos cuenta. En todo caso, se nota que al escritor le apetecía mucho llevarnos al Imperio Romano y contarnos una historia de gladiadores que explorara posibilidades que no sorprenderán a los conocedores de la leyenda del Coliseo en toda su extensión pero que seguro impactarán a quienes crean que allí no había más que sencillos combates cuerpo a cuerpo. Eso, junto a su final, aunque es verdad que es bastante sencillo, es lo que mejor funciona de este arco argumental que arrancó en la decimoquinta entrega (aquí, su reseña).

La comparativa con anteriores números tampoco es una buena manera de evaluar este arco argumental, porque Trevor Hairsine poco tiene que ver con Tomás Giorello o Doug Braithwaite por citar dos de los ilustradores que definieron el aspecto de X-O Manowar. Pero no olvidemos que el protagonista aquí es Aric, y de lo que se trata es de encontrar humanidad y realismo sin perder espectacularidad. Hairsine, sin necesidad de grandes artificios, cumple bastante bien con los propósitos que le encomienda el guion de Kindt. La sencillez con la que configura los espacios juega a veces en su contra, y eso se nota especialmente en el Coliseo, escenario del que un dibujante con más amor por el detalle podría haber sacado partido de otra manera bien distinta, pero es a la vez una de sus bazas para que la narrativa no se pierda en las bondades de la ilustración cuasi fotográfica de otros dibujantes. X-O Manowar, en todo caso, sigue enganchando como debe de hacerlo, en base a su protagonista principal y no solo a través de ese elemento de ciencia ficción salvaje que es su armadura. Hasta ahora Kindt ha sabido jugar con los dos elementos, hombre y máquina, y es agradable que de vez en cuando quiera centrarse solo en uno para romper un poco el ritmo e introducir elementos menos previsibles. Eso tiene su riesgo en una historia tan marcadamente de ciencia ficción, pero el resultado no ha sido nada malo.

Valiant publicó originalmente los números 17 y 18 de X-O Manowar en julio y agosto de 2018. No tiene contenido extra.

3

En nuestra galería de Facebook podéis acceder a todas las páginas que mostramos de todos los títulos que comentamos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Información

Esta entrada fue publicada en 20 febrero, 2019 por en Matt Kindt, Medusa, Trevor Hairsine, Valiant y etiquetada con , , .

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 306 seguidores

Archivos

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: