CÓMIC PARA TODOS

‘Siete para la eternidad’ 2, de Rick Remender, Jerome Opeña y James Harren

Editorial: Norma.

Guión: Rick Remender.

Dibujo: Jerome Opeña, James Harren.

Páginas: 128.

Precio: 16,50 euros.

Presentación: Rústica.

Publicación: Octubre 2018.

Ya desde su primer volumen (aquí, su reseña), daba la sensación de que Siete para la eternidad iba a ser una serie compleja de leer por la cantidad de personajes, mitos, sociedad y creencias que tienen cabida en sus páginas, y este segundo libro lo confirma. Pero es igualmente cierto que profundizar en este mundo supone disfrutarlo cada vez más. Rick Renender nos lanza a mitad de la partida, sin saber muchas de las reglas del juego que plantea, pero aún así convence porque es una historias que transcurre un universo de fantasía formidable y absorbente, de esos que invitan siempre a saber más, a ir conociendo poco a poco a los actores que tiene algo que decir en una trama en la que se intuyen relaciones cada vez más potentes, especialmente las de odio. Y sí, no es tan fácil conectar con los personajes como lo es, por citar otras series de Remender, en Clase letal (aquí, reseña de su primer volumen) o Fear Agent (aquí, reseña de su primer volumen), pero esta es, claramente, una carrera de fondo que va a tener elementos fascinantes en cada capítulo, incluso aunque sea muy complicado sacudirse la sensación de que es 8mportante releer el primer libro antes de sumergirse en este segundo o incluso que hay que estar más pendientes de lo normal para que no se escape ningún detalle.

¿Cómo compensa Remender esa mayor exigencia al lector? Con sus armas de gran escritor, las que le vemos en prácticamente todos sus trabajos. Para empezar, con los diálogos, siempre eficaces y con mucho contenido, de esos que piden ser releídos en cuanto que la trama se complica para no perdernos detalle alguno. Para continuar, con sus personajes, el escritor siempre ha prestado una gran atención a los protagonistas de sus historias, en los que siempre se ve un trabajo previo sobresaliente. Eso sí, es verdad que en Siete para la eternidad hay todavía mucho camino por recorrer para que todos tengan el carisma de otras obras del autor, y que incluso las bajas que se puedan producir no tiene el efecto emocional que podrían hacer causado en otro contexto. No es del todo justo que se evalúe esta serie en comparación con otras de su creador, pero tiene un carácter tan marcado que al mismo tiempo resulta inevitable. Con un escenario tan especial, también hay que decir que la atención la tiene Remender más que ganada. Cada escena contribuye a que la sensación sea la de estar siendo atrapado por este mundo cada vez con más fuerza, y el clímax de este segundo volumen, que no es el fin aunque esa sea la temible etiqueta que vemos en su última viñeta, no es ni mucho menos la conclusión de nada.

Jerome Opeña, ilustrador de la serie, es otra de las razones por las que merece la pena Siete para la eternidad. No sólo por su vinculación pasada con Remender, sino porque aquí hace un trabajo imaginativo y completo, una recreación en toda regla de un universo de fantasía colorista en su aspecto pero muy violento en su fondo. James Harren se ocupa de dos números y, sin que evidentemente sea culpa suya, se echa de menos en ellos a Opeña, porque las normas de esta serie son las suyas. Y esas nos remiten directamente a los juegos de rol de fantasía, espada y brujería con los que se forjaron duraderas aficiones al género pero vistos desde el prisma pesimista de Remender. Opeña sabe sacar partido como pocos de ese escenario y el resultado es sobresaliente desde el mismo diseño de los personajes hasta la manera en la que les da movimiento. En ese sentido, el clímax de este segundo volumen es brutal y lleno de narices, lo mejor que ha dado hasta la serie a nivel visual. Siete para la eternidad sigue siendo una muy buena alternativa para aquellos que anden buscando un nuevo universo de género que tenga una historia central, incluso aunque esta no parezca lo más importante de su propuesta en algunos momentos, y muchas posibilidades de seguir creciendo, con estos personajes pero también con otros y en otros tiempos y lugares.

El volumen incluye los números 5 a 9 de Seven To Eternity, publicados originalmente por Image Comics entre abril y septiembre de 2017. El contenido extra lo forman las cubiertas originales de James Harren, Phil Noto, Rafael Albuquerque, Jerome Opeña, Farel Dalrymple y Tradd Moore, y un portafolio de bocetos de Opeña.

2

En nuestra galería de Facebook podéis acceder a todas las páginas que mostramos de todos los títulos que comentamos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Información

Esta entrada fue publicada en 8 febrero, 2019 por en Image, James Harren, Jerome Opeña, Norma, Rick Remender y etiquetada con , , , .

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 309 seguidores

Archivos

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: