CÓMIC PARA TODOS

‘Dragon Ball Z. El más fuerte del mundo’, de Akira Toriyama

Editorial: Planeta Cómic.

Autor: Akira Toriyama.

Páginas: 144.

Precio: 9,95 euros.

Presentación: Rústica con sobrecubierta.

Publicación: Febrero 2019.

Se abre el debate. ¿El ansia de un completista por tenerlo absolutamente todo de su franquicia favorita justifica que se publique cualquier cosa? Debate apasionante, en el que los dos bandos enfrentados, porque esta es una de esas situaciones en las que hay que elegir sí o sí desde el ámbito del lector, encontrarán argumentos lícitos. Todo esto viene a cuenta de Dragon Ball Z. El más fuerte del mundo, el manga que lleva a las viñetas la segunda película de animación de la era Dragon Ball Z, la quinta en total, estrenad en el ya lejano 1990. Nótese que no hemos utilizado la palabra adaptación porque, en realidad, no lo es. Es, eso sí, el manga de la película. Pero lo es en sentido estricto. No es una reinterpretación en este formato y lenguaje, sino un recorte de fotogramas de la película para construir un manga con la historia de Akira Toriyama, creador de Dragon Ball. Es decir, no vamos a encontrar nada nuevo en este volumen, pero al mismo tiempo es una excusa para que el aficionado se recree en una historia que conoce desde hace casi tres décadas. ¿Lícito? ¿O una manera de conseguir que el aficionado pague una y otra vez por lo mismo? Si se publica, lógicamente es porque se espera que haya un público que lo consuma, y eso es perfectamente respetable, aunque desde el punto de vista narrativo sea complicado encontrarle razones.

Podemos evaluar el manga de El más fuerte del mundo desde dos puntos de vista. El primero, lógicamente, se refiere a su historia. Y ahí, poco nuevo se puede añadir con respecto a lo que ya se dijera en su momento de la película. Es muy Dragon Ball Z, porque asume el combate como la forma esencial de resolver los conflictos, y coge una historia muy clásica de cualquier mitología heroica, más una que esté destinada a un público juvenil o que tenga la inocencia de décadas pasadas. ¿Con cuántos héroes hemos leído alguna historia en la que el villano de turno, un genio criminal sin igual, ha decidido trasladar su cerebro a un cuerpo joven y poderoso, casualmente el de nuestro héroe? Pues eso es lo que nos cuenta El más fuerte del mundo, ni más, ni menos. Esa es la excusa con el que se produce una sucesión de peleas y combates que, efectivamente, sirven para corroborar que esa etiqueta de la que habla el título se puede aplicar al protagonista, en este caso Son Goku. El otro ámbito evaluable es la adaptación, que como ya hemos dicho aquí es algo de lo que se prescinde. Eso desemboca en que algunas secuencias son una sucesión de onomatopeyas. Pocas veces, de hecho, se habrán visto tantas en un único manga. Y eso, para qué negarlo, tiene cierta gracia porque nos lleva a pensar en la película y en sus efectos sonoros, aunque no le diga demasiado al lector ocasional.

Poco se puede evaluar también del dibujo por las razones antes mencionadas. No es casualidad que el manga se venda solo con el nombre de Akira Toriyama como autor de la historia original, sin más menciones, porque al final los méritos proceden de quienes hicieron en su momento la película. Lógicamente, siendo Dragon Ball Z, de lo que sí se puede hablar es de lo agradable que resulta ver a los personajes de siempre en sus encarnaciones más clásicas, pero es imposible obviar que este manga tiene enfoques, encuadres y puntos de vista que están pensados para la pantalla y no para la viñeta, por mucho que se intente componer la página con líneas oblicuas que buscan sustituir el movimiento de la animación. Resulta muy evidente que quien conecte con la estética animada de Dragon Ball también lo hará con la de este manga tan peculiar. El más fuerte del mundo, al final, solo busca contentar a un público ya ganado previamente, o, en todo caso, dar una puerta de entrada muy sencilla al manga para quien provenga del anime o quiera saber algo de Dragon Ball sin demasiadas complicaciones y antes de decidir si se tira de cabeza hacia el resto de la franquicia. Y como rareza tiene su gracia, porque plantea de una manera profesional un ejercicio que cualquier puede hacer delante de su ordenador para crear un cómic a partir de una película.

No tiene contenido extra.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Información

Esta entrada fue publicada en 24 enero, 2019 por en Akira Toriyama, Manga, Planeta DeAgostini y etiquetada con , , .

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 318 seguidores

Archivos

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: