CÓMIC PARA TODOS

Cine – ‘X-Men. Pryde of the X-Men’, de Ray Lee

Título original: X-Men. Pryde of the X-Men.

Director: Ray Lee.

Reparto: Michael Bell, Andi Chapman, Ronald Gans, Alan Oppenheimer, Neil Ross, Kath Soucie, Alexandra Stoddart, Earl Boen, Pat Fraley, Dan Gilvezan, Patrick Pinney, Susan Silo, John Stephenson, Frank Welker.

Guión: Larry Parr.

Música: Robert J. Walsh.

Duración: 21 minutos.

Estreno: 1989 (Estados Unidos, televisión).

Resulta fascinante que un episodio piloto de una serie de dibujos animados que no llegó jamás a producirse tenga tanto que comentar. Pryde of the X-Men es así. Cuando se produjo este episodio, la Patrulla-X había tenido alguna presencia en otras series animadas Marvel, pero era su primera encarnación como protagonista. Su producción, lujosa para la época en cuanto a la animación, se hizo gracias a la financiación que Marvel logró de Toei Animation para su serie de Robocop y la idea, claro está, era que sirviera como presentación a una nueva serie. Pero eran años difíciles para Marvel, su división animada vivía sus últimos coletazos y, de hecho, se puede considerar este episodio como su epitafio. Y hasta hubo polémica por el actor australiano que dio vida a Lobezno. Pero ahí no acabó su historia, y estos poco más de veinte minutos se convirtieron en la base del primer gran videojuego de los X-Men, que vio la luz en 1992. Dicho todo esto, ¿qué nos ofrece Pryde of the X-Men? Una historia que se centra de una manera casi absoluta en la presentación de los personajes y de su universo de una manera sencilla y más propia de otras épocas, que no termina de coger el espíritu de la etapa de Chris Claremont y John Byrne de la que parece beber y que elimina buena parte de los elementos adultos de los personajes que se hicieron con el mando de los cómics ya desde los años 70.

La historia es tremendamente sencilla. Los responsables de este piloto no se rompieron mucho la cabeza, utilizaron como base la presentación de Kitty Pryde, de ahí el título de este episodio piloto, y la aderezaron con la acumulación de personajes que permite la Patrulla-X de aquellos años junto con una Hermandad de Mutantes Diabólicos que supone, en realidad, una aglomeración de villanos de diferente procedencia. De lo que se trata, una vez que cada personaje tiene su momento de presentación individual, los villanos para propiciar la huida de Magneto y los héroes en la Sala de Peligro de la mansión, es de ir buscando pares para que se enfrenten. Con esta presentación, parece lógico pensar que estamos ante una trama sencilla, de esas en las que el megalómano de turno, en este caso Magneto, trata de destruir el mundo, y la joven heroína demuestra su valía impidiéndoselo. No es que presenten grandes fallos, pero lo que queda de este episodio es el tópico continuo que representa a todos los niveles. Es efectivo y funcional, pero resulta escaso para ser una presentación adecuada de cada personaje. Incluso algunos de ellos pueden ser discutibles, como la propia Kitty, si recordamos las encarnaciones originales del cómic. Pero tampoco podemos olvidar que es, por encima de todo, una presentación.

Por eso, y bajo la guía de un Stan Lee que ejerce de narrador, lo que destaca de Pryde of the X-Men es su presentación visual. Si es el epílogo de la Marvel animada de los años 80, también se puede decir que lo es de los dibujos animados que se hacían en aquella época. Su animación, sin tener los lujos del cine, sí que es bastante atractiva para lo que se veía en aquella década. Se pueden apreciar notables diferencias entre su estilo visual y el de la serie de los X-Men que sí pudo triunfar en televisión muy pocos años después y, la verdad, en la comparación sale ganando este pequeño experimento, sobre todo si la nostalgia es un factor poderoso en ese duelo. El diseño de los personajes, con algún detalle discutible, es bastante fiel a los cómics de la época, y casi todos ellos funcionan bastante bien en pantalla. Quizá Tormenta, o incluso el mismo Magneto sean de los menos conseguidos, pero el Profesor Xavier, Coloso, Rondador, Juggernaut y el resto de integrantes de los dos bandos, incluso el Sapo, lucen bastante bien. Su carácter de rareza hace de Pryde of the X-Men una de esas obras a guardar con mimo. Tiene sus elementos criticables, pero también un acabado más que elogiable, por lo que resulta fácil disfrutar de su visionado, incluso conociendo sus flaquezas y su destino de obra de presentación e inacabada.

Image and video hosting by TinyPic

En nuestra galería de Facebook podéis acceder a todas las páginas que mostramos de todos los títulos que comentamos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Información

Esta entrada fue publicada en 11 enero, 2019 por en Cine, Dibujos Animados, X-Men y etiquetada con , .

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 294 seguidores

Archivos

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: